Planes gratis en Tokio


Muchas veces habrás oído decir que Tokio es una ciudad muy cara, y en algunos aspectos es así, pero aquí tienes algunos ejemplos de que también se pueden hacer muchos cosas gratis en Tokio. Tienes opciones para todos los gustos, desde miradores, templos, museos, parques y hasta una visita guiada gratuita por la ciudad.

Miradores del Ayuntamiento de Tokio

Aunque hay un buen número de observatorios donde maravillarse con las vistas panorámicas y la inmensidad de la ciudad, como la Tokyo Skytree, Tokyo Tower o Mori Tower, ninguno es gratis como los miradores del Ayuntamiento de Tokio.

Ubicado en el corazón de Shinjuku y con una altura de 243 metros, las vistas desde el Tochō no te decepcionarán.

Edificio del Ayuntamiento de Tokio, un mirador gratuito en pleno centro de Shinjuku
Edificio del Ayuntamiento de Tokio, un mirador gratuito en pleno centro de Shinjuku

Los miradores se encuentran en el piso 45, a una altura de 202 metros. Su mayor atractivo es que son completamente gratis, pero además tienen un horario bastante amplio, por lo que puedes disfrutar de la panorámica diurna y nocturna de la ciudad.

Vistas de Shinjuku desde los miradores del Ayuntamiento de Tokio
Vistas de Shinjuku desde los miradores del Ayuntamiento de Tokio

El observatorio de la torre norte abre de 09:30 a 23:00 horas, el de la torre sur tiene un horario un poco más restringido, desde las 09:30 hasta las 17:30 horas.

Templo Sensoji

Y como Tokio es una ciudad llena de contrastes, pasamos directamente de la modernidad de sus rascacielos a la tradición de sus templos. En el barrio Asakusa se encuentra el Templo Sensoji, el más antiguo de Tokio y una de sus visitas imprescindibles.

Este es un buen lugar para empaparte de las tradiciones japonesas, desde la arquitectura y rituales de los templos budistas, hasta la gastronomía y los souvenirs que encontrarás en la calle Nakamise Dori.

Templo Sensoji en Asakusa, el más antiguo de Tokio
Templo Sensoji en Asakusa, el más antiguo de Tokio

Pero además en esta zona hay otras visitas gratuitas que también pueden ser muy interesantes:

Asakusa Jinja, santuario sintoísta ubicado junto al Templo Sensoji.

Calle Kappabashi, donde se elaboran las platos de cera que verás a la entrada de muchos restaurantes japoneses.

Paseo junto al río Sumida, con sus puentes, cafés al aire libre, actuaciones callejeras y rascacielos a orillas del río.

Torre Tokyo Skytree, por acceder a los miradores hay que pagar, pero siempre puedes dar una paseo por el centro comercial de la planta baja.

Harajuku

Este es un plan gratuito ideal para una mañana de domingo. Puedes empezar visitando el Templo Meiji Jinju, donde si tienes suerte incluso podrás ver una boda tradicional japonesa. El santuario está dedicado al emperador Meiji, quien acabó con el régimen de los shogun y reunificó Japón.

Boda tradicional japonesa en el Templo Meiji Jingu de Tokio
Boda tradicional japonesa en el Templo Meiji Jingu de Tokio

Y desde el Templo Meiji Jinju a la calle Takeshita Dori, una de las más animadas y concurridas de Tokio, especialmente los fines de semana. Aquí puedes encontrar tiendas de “Todo a 100”, de souvenirs y merchandising, pero sobre todo tiendas de cosplay, donde venden disfraces de personajes de anime.

Pero si lo que quieres es ver a los cosplayers, el lugar ideal es el puente que da acceso al Templo Meiji Jinju. Los domingos se reúnen allí varias tribus urbanas que llenan de colorido los alrededores de la Estación de Harajuku.

Puedes terminar la visita en el Parque Yoyogi, uno de los parques urbanos más grandes de la ciudad. El domingo es también el mejor día para visitar Yoyogi Koen, es cuando los tokiotas llenan el parque para hacer picnics, deporte, actividades culturales o simplemente disfrutar de un rato de relax sentados en el césped.

Takeshita Dori, la calle comercial más pintoresca de Harajuku
Takeshita Dori, la calle comercial más pintoresca de Harajuku

Una de las mayores atracciones del Parque Yoyogi  son los rockabillies, un grupo de japoneses enamorados de la época dorada del rock and roll. Se reúnen a la entrada del parque con sus coches antiguos, su vestimenta, sus peinados de época y su música que anima a bailar a todo el que se acerque por allí.

Odaiba

Una visita obligatoria para los que buscan planes gratuitos en Tokio es sin duda Odaiba, una isla artificial en la bahía de Tokio que ofrece las mejores vistas del skyline de la ciudad. No hay mejor plan que simplemente sentarse a disfrutar de la vista, dominada por el Rainbow Bridge y con los rascacielos de fondo, es especialmente bella al caer la tarde.

Vista nocturna de la Bahía de Tokio desde Odaiba
Vista nocturna de la Bahía de Tokio desde Odaiba

Pero hay otras muchas actividades gratuitas en Odaiba, como visitar Little Hong Kong en el centro comercial Decks Tokyo Beach; ver la réplica de la Estatua de la Libertad junto al Aqua City Odaiba; ver el gran robot Gundam que se ha instalado en el Divercity Tokyo Plaza; maravillarse con la arquitectura futurista del Fuji TV, el Museo Miraikan o el Telecom Center; visitar Mega Web, el parque temático de Toyota o conocer las últimas novedades tecnológicas en el Panasonic Center.

Templo Zojoji

Otro de los santuarios de acceso gratuito que se pueden visitar en Tokio es el Templo Zojoji, de especial belleza por el contraste que forma su tradicional imagen con la modernidad de la Tokyo Tower al fondo.

Ubicado en el barrio Minato, en el corazón de la ciudad, el Templo Zojoji es el santuario familiar de los Tokugawa, de hecho 6 de los 15 shogun de esta familia se encuentran aquí enterrados.

Templo Zojoji y Tokyo Tower, los dos principales atractivos turísticos del barrio Minato
Templo Zojoji y Tokyo Tower, los dos principales atractivos turísticos del barrio Minato

Además del santuario en sí, no puedes dejar de visitar sus jardines, a los que se accede a través de la monumental puerta Sangedatsumon. Declarada Monumento Nacional de Japón, es uno de los pocos elementos que se conservan de la construcción original del siglo XVII.

En los jardines del Templo Zojoji podrás ver cientos de Warabe Jizo, pequeñas estatuas de la deidad protectora de los niños que son decoradas con pañuelos y gorros rojos, flores o molinillos de viento. También hay pequeños santuarios repartidos por los amplios jardines, una reminiscencia de los casi 50 templos que llegó a albergar el complejo.

Estatuas Warabe Jizo en el Templo Zojoji de Tokio
Estatuas Warabe Jizo en el Templo Zojoji de Tokio

Desde aquí puedes aprovechar para visitar la Tokyo Tower, con sus 333 metros de altura es el segundo edificio más alto de Tokio. Aunque el acceso a sus miradores es de pago, siempre puedes dar una vuelta por los comercios de la planta baja.

También puedes acercarte a Roppongi, donde se encuentran los complejos comerciales Roppongi Hills y Tokyo Midtown, incluyendo la Torre Mori con su mirador al aire libre.

Shibuya

Sin duda una de las imágenes más famosas de Tokio está formada por los luminosos carteles publicitarios de Shibuya rodeando el cruce más concurrido del mundo. Y encima es un plan que puedes disfrutar de forma completamente gratuita, simplemente saliendo desde la Estación de Shibuya por la salida Hachiko te encontrarás con el bullicio y el animado ambiente típico de este barrio.

Carteles luminosos de Shibuya, una de las imágenes nocturnas más famosas de Tokio
Carteles luminosos de Shibuya, una de las imágenes nocturnas más famosas de Tokio

En esa misma salida de la estación no olvides visitar la estatua de Hachiko, perro de la raza Akita Inu que se hizo famoso por esperar durante años el regreso de su dueño fallecido. Su historia se recuerda en la película japonesa Hachiko Monogatari y en la película estadounidense Hachiko, siempre a tu lado, protagonizada por Richard Gere.

La estatua de Hachiko es además un importante punto de encuentro de los tokiotas, siempre verás a su alrededor a decenas de personas esperando a alguien o haciéndose una foto junto al perro más famoso de Japón.

Estatua de Hachiko, un símbolo de Shibuya
Estatua de Hachiko, un símbolo de Shibuya

Y llega el momento de cruzar el Scramble Kousaten, utilizado por más de un millón de personas cada día, es el cruce más transitado del mundo. Su peculiaridad reside en que aquí confluyen cuatro calles con todos sus semáforos sincronizados, lo que significa que cuando se pone la luz roja para los vehículos, una marea humana abarrota los pasos de peatones desde todas direcciones.

Atravesar el famoso cruce de Shibuya es una experiencia única que no te puedes perder si visitas Tokio, pero también verlo desde las alturas. La opción más conocida para disfrutar de las vistas es desde la cafetería Starbucks que hay en el edificio Tsutaya, aunque tendrías que pagar la consumición. También hay buenas vistas desde la propia Estación de Shibuya, concretamente desde la pasarela que conecta la estación de JR con el metro, y esa sí que cuenta con la ventaja de ser completamente gratuita.

Cruce de Shibuya, el más transitado del mundo
Cruce de Shibuya, el más transitado del mundo

Después de cruzar el Scramble Kousaten y ver la estatua de Hachiko sólo te queda recorrer la abarrotadas calles comerciales de Shibuya, una zona llena de tiendas de moda, karaokes, izakayas y love hotels. Entre todos los centros comerciales cabe destacar el Shibuya 109, un edificio de 10 plantas con más de 100 tiendas enteramente dedicadas a la moda joven.

Parque Ueno

Cuando quieras desconectar un poco del bullicio y el trasiego de la ciudad el mejor plan es recorrer sin prisas el Parque Ueno, de acceso completamente gratuito, en su interior puedes ver templos, museos y hasta un parque zoológico. El parque urbano más grande de Tokio está especialmente concurrido durante el hanami, cuando se reúnen miles de japoneses bajo la sombra de las flores de los cerezos para hacer picnics con su familiares, amigos o compañeros de trabajo.

Santuario Toshogu en el Parque Ueno
Santuario Toshogu en el Parque Ueno

Estos son algunos de los santuarios que se pueden visitar en el Parque Ueno, el Templo Kiyomizu Kanon-do, inspirado en el Templo Kiyomizudera de Kioto; el Templo Betendo, ubicado en una isla en medio del estanque Shinobazu; el Templo Kaneiji, con su altísima pagoda de madera o el Santuario Toshogu, declarado Tesoro Nacional por haber sobrevivido al terremoto de Kanto y los bombardeos de la II Guerra Mundial.

Pero además en el Parque Ueno se ubica el Zoológico de Ueno, el parque zoológico más antiguo de Japón; el Museo Nacional de Tokio, el museo de arte más antiguo del país; el Museo Nacional de Ciencias Naturales, incluyendo entre su colección el cuerpo disecado del perro Hachiko; el Museo Nacional de Arte Occidental, centrado en los artistas europeos y americanos; y por último el Museo Metropolitano de Arte de Tokio. Aunque todas estas atracciones son de pago.

Mercado de Ameyoko cerca del Parque Ueno
Mercado de Ameyoko cerca del Parque Ueno

Además puedes aprovechar para visitar desde aquí el Mercado de Ameyoko, una animada calle repleta de puestecitos de comida y dulces tradicionales, ropa y calzado o droguerías. Si estás atento puedes encontrar el Templo Marishiten Tokudaiji, un pequeño remanso de paz entre el bullicio de Ameyoko.

Mercado Tsukiji

Sin duda uno de los planes más populares entre los turistas que visitan Tokio es el Mercado Tsukiji, la lonja de pescado más grande del mundo con más de 700.000 toneladas comercializadas al año. De acceso gratuito, es el lugar ideal para conocer las distintas especies que conforman el ecosistema marino de Japón, pero también para degustar el sushi más fresco del mundo.

Mercado Tsukiji en Tokio, la mayor lonja de pescado del mundo
Mercado Tsukiji en Tokio, la mayor lonja de pescado del mundo

Aunque la subasta diaria del atún es el plan estrella en el Mercado Tsukiji, cada mañana entre las 05:00 y las 07:00 horas se venden los mejores ejemplares entre los mayoristas autorizados. Se ha hecho tan popular la subasta del atún del Mercado Tsukiji que el acceso se ha organizado en dos turnos, uno entre las 05:25 y las 05:50 horas y el segundo de 05:50 a 06:15 horas. Los pases se solicitan a partir de las 5 de la mañana en el Centro de Información (Osakana Fukyu).

Palacio Imperial

El Palacio Imperial de Tokio es la residencia oficial del Emperador de Japón, ubicado en los terrenos que antiguamente ocupaba el Castillo de Edo, es además el lugar alrededor del cual se fundó la ciudad.

Entrada al Palacio Imperial de Tokio
Entrada al Palacio Imperial de Tokio

El acceso siempre ha estado bastante restringido, abriendo únicamente sus puertas el 23 de diciembre, con motivo del cumpleaños del emperador, y el 2 de enero, por el Año Nuevo.

Pero en los últimos tiempos se han empezado a organizar visitas guiadas gratuitas al Palacio Imperial de Tokio, aunque sólo disponibles en japonés. En el enlace tienes toda la información oficial y el formulario de reserva.

Foso rodeando el Palacio Imperial de Tokio
Foso rodeando el Palacio Imperial de Tokio

Lo que sí se ha podido hacer siempre de forma libre y gratuita es visitar los Jardines Exteriores (Kokyo Gyoen), cuya imagen más famosa es la del puente Megane Bashi; los Jardines del Este (Kokyo Higashi Gyoen), donde todavía se conservan algunas de las antiguas defensas del Castillo de Edo o el Parque Kitanomaru, donde se ubica el Museo Nacional de Arte Moderno, el Museo de las Ciencias y el Nippon Budokan Hall.

Museos de Tokio

La oferta cultural de Tokio es muy variada, pero si buscamos museos de acceso gratuito, entonces las opciones se reducen considerablemente. Estos son algunos de los museos gratuitos de Tokio:

Museo del Sumo, ubicado dentro del estadio Shin Kokugikan, en el barrio Ryogoku, es un espacio donde conocer más acerca de la lucha libre japonesa.

Museo de la Publicidad, situado en el edificio Caretta Shiodome, es el primer museo interactivo de Japón dedicado al mundo de la publicidad.

Museo Mint, localizado en Saitama, se trata de una Casa de la Moneda donde se muestran por ejemplo las últimas monedas de oro emitidas en el año 1932.

Shin Kokugikan en Ryogoku, en su interior se encuentra el Museo de Sumo
Shin Kokugikan en Ryogoku, en su interior se encuentra el Museo de Sumo

Museo de las Colecciones Imperiales (Sannomaru Shozokan), es una de las atracciones de los Jardines del Este del Palacio Imperial, en su interior se muestra una colección de obras de arte que han permanecido a lo largo de los siglos en manos de la Familia Imperial.

Museo del Origami (Origami Kaikan), un edificio entero en Ochanomizu dedicado al arte de la papiroflexia.

Museo de Animación Suginami, situado en Ogikubo, es ideal para los que quieran conocer más acerca de la historia y el desarrollo del anime japonés.

Museo Memorial del Gran Terremoto de Kanto, se encuentra en el Parque Yokoamicho, es junto con el Tokyo Memorial Hall un lugar donde recordar a las víctimas del Gran Terremoto de Kanto.

Festivales

Si quieres empaparte de la cultura tradicional japonesa, lo mejor es asistir a alguno de los numerosos festivales que se celebran a lo largo del año en Tokio. Estos son algunos de los más importantes:

Shogatsu, son las celebraciones por el Año Nuevo que se llevan a cabo en todos los templos de Japón.

Dezomeshiki, multitudinario desfile de bomberos por las calles de Odaiba.

Setsubun, celebrado en todo el país para dar la bienvenida a la primavera.

Hanami en el Parque Ueno, uno de los más multitudinarios de Tokio
Hanami en el Parque Ueno, uno de los más multitudinarios de Tokio

Hanami, los principales parques de la ciudad son ocupados por miles de personas que hacen picnics bajo la sombra de las flores de los cerezos.

Hana Matsuri, los templos budistas de la ciudad son el escenario de este homenaje a Buda.

Golden Week, comienza con el Día del Emperador Showa y termina el Día de los Niños, es una época aprovechada por los tokiotas para salir de vacaciones fuera de la ciudad. Esos días se celebra el Festival de Primavera del Meiji Jinju.

Kanda Matsuri, Sanno Matsuri y Fukagawa Matsuri, los tres principales festivales shinto de Tokio.

Sanja Matsuri, multitudinario desfile por las calles de Asakusa.

Puesto de comida tradicional en un matsuri de Tokio
Puesto de comida tradicional en un matsuri de Tokio

Sumida Matsuri, un festival de fuegos artificiales con el incomparable marco del río Sumida.

Tokyo Natsu Matsuri, todo un mes para disfrutar del Festival de Verano de Tokio.

Harajuku Super Yosakoi y Festival DREAM Yosakoi, dos multitudinarios festivales de danzas tradicionales yosakoi.

Momiji, en otoño llega el momento de observar los coloridos tonos rojos, ocres y amarillos de las hojas de arce.

Visita guiada por Tokio

¿Sabías que incluso tienes la oportunidad de hacer una visita guiada gratuita por Tokio? Están gestionadas por Tokyo Free Guide, una organización del Gobierno de Tokio con más de 350 voluntarios que ofrecen visitas guiadas gratuitas por los principales sitios de interés de la ciudad en ocho idiomas, inglés, español, italiano, francés, alemán, coreano, chino y ruso.

Descubre los mejores planes gratis en Tokio
Descubre los mejores planes gratis en Tokio

En su página web puedes reservar con antelación el tour, hasta un mes antes de tu visita, pudiendo escoger entre 10 itinerarios diferentes, todos con punto de partida en la Oficina de Turismo del Edificio del Gobierno Metropolitano de Tokio, ubicado en Shinjuku.

Las visitas guiadas no incluyen el transporte ni la entrada a los monumentos y atracciones, además entre todos los participantes se pagará la entrada y el transporte de los voluntarios.

Estas son las 10 rutas disponibles:

-Paseo por jardines y ceremonia del té

-Centro de Shinjuku y Depa-chika

-Claro, Asakusa!

-Ryougoku, un barrio de sumo con atmósfera de Edo

-Jardín Imperial Este y Externo

-Historia y naturaleza a 30 minutos de Shinjuku

-Área de Rinkai: paseo por un jardín con historia y viaje en tren sin conductor

-Paseo por Harajuku y Santuario Meiji Jinju

-Calles japonesas y oasis en el centro urbano

-Tour por la arquitectura de Japón y Palacio de la Dieta

Templo Sensoji, uno de los planes gratis en Tokio
Templo Sensoji, uno de los planes gratis en Tokio

Como ves hay muchísimas actividades gratuitas que hacer en Tokio. Y tú, ¿conoces alguna más que nos recomendarías? ¿has visitado alguno de estos sitios? cuéntanos tu experiencia.


¿Te ha gustado esta guía?
Compártela para seguir creciendo!! 🙂
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Dejar un comentario

  • Demuéstrame que no eres un robot! *