Guía de Friburgo de Brisgovia


Guía turística completa para visitar Friburgo de Brisgovia

Limitando con la Selva Negra, cerca de la frontera con Francia se ubica Friburgo de Brisgovia, la cuarta ciudad más grande del estado de Baden-Wurtemberg y una de las más pintorescas de Alemania.

En alemán su nombre oficial es Freiburg im Breisgau.

Ahorra tiempo y dinero reservando ya tu alojamiento con Booking, hay hoteles, apartamentos, hostales, pensiones o bed & breakfast, con la opción de cancelar gratis en la mayoría de habitaciones si cambias de idea.

Y si necesitas un seguro de viaje, con Iati tienes un 5% de descuento.

Historia de Friburgo de Brisgovia:

Los orígenes de Friburgo son bastante recientes, no es hasta el año 1008 cuando se tiene constancia de asentamientos en la zona.

Oficialmente la ciudad fue fundada en el 1120 por el duque Conrado de Zähringen, 80 años más tarde dieron comienzo las obras de construcción de la Catedral de Friburgo.

Con la muerte del último duque de Zähringen sin descendencia en 1218, la ciudad pasó a manos de su sobrino que pertenecía a la familia Urach.

Desde entonces el título nobiliario se cambió por el de duque de Friburgo.

Catedral de Friburgo de Brisgovia, uno de los monumentos más antiguos de la ciudad
Catedral de Friburgo de Brisgovia, uno de los monumentos más antiguos de la ciudad

En 1368 los ciudadanos compraron su soberanía por 20.000 marcos de plata, pero esa libertad duró poco, porque inmediatamente pasaron a estar bajo el protectorado de la Casa de Habsburgo, proveniente de Austria.

En 1427 se convirtió en Ciudad Imperial, pasando a ser capital de Austria Menor.

En este período de esplendor se fundó la Universidad de Friburgo de Brisgovia, institución que hoy en día aún se mantiene en la ciudad.

Plaza de la Catedral de Friburgo de Frisgovia
Plaza de la Catedral de Friburgo de Frisgovia

En los siglos posteriores se sucedieron varias guerras por el poder que afectaron a gran parte de Europa, como la Guerra de los Campesinos Alemanes o la Guerra de los Treinta Años.

Así como la Guerra Holandesa en la que resultaron ganadores los franceses, haciéndose con la ciudad hasta 1715, cuando volvió a manos de los Habsburgo.

Los franceses siguieron asediando la ciudad durante años, que en 1796 pasó a manos del duque de Módena.

En 1806 fue Napoleón Bonaparte quien integró Friburgo bajó la Confederación del Rin, conjunto de ciudades alemanas conquistadas por el emperador.

Con la caída del Imperio Napoleónico, la ciudad pasó a formar parte del Gran Ducado de Baden en 1815.

Universidad de Friburgo de Brisgovia, fundada en la Edad Media
Universidad de Friburgo de Brisgovia, fundada en la Edad Media

Los bombardeos de las dos guerras mundiales causaron grandes destrozos en la ciudad, especialmente en la Primera Guerra Mundial, cuando resultó ser la ciudad más bombardeada de Alemania.

Los franceses volvieron a hacerse con Friburgo de Brisgovia tras su victoria en la Segunda Guerra Mundial, pasando a ser la capital de Baden del Sur.

En 1952 se formaron los Estados Federados de Alemania, Baden, Wurtemberg-Baden y Wurtemberg-Hohenzollern se juntaron y pasaron a llamarse Baden-Wurtemberg, nombre del estado que se mantiene en la actualidad y cuya capital es Stuttgart.

Qué ver en Friburgo de Brisgovia:

Aquí tienes una guía con todo lo que hay que ver y hacer en Friburgo de Brisgovia.

Catedral de Friburgo de Brisgovia

La Catedral de Friburgo (Freiburger Münster) es el edificio principal de la Plaza de la Catedral, además del más alto e imponente de la ciudad.

Torre de la Catedral de Friburgo
Torre de la Catedral de Friburgo

La construcción comenzó en el 1200, tan sólo 80 años después de la fundación oficial de Friburgo de Brisgovia, pero se alargaron durante más de tres siglos, dándose por finalizadas en 1513.

El estilo comenzó siendo románico, pero pronto se pasó al característico estilo gótico que podemos ver hoy en día.

En el exterior es impresionante su tamaño, sobre todo el de la espigada torre campanario, con sus 116 metros es la más alta de la ciudad. Además está considerada la torre más bella de la cristiandad.

Estilizados pináculos góticos decoran gran parte del exterior del edificio.

Interior de la Catedral de Friburgo de Brisgovia
Interior de la Catedral de Friburgo de Brisgovia

Dentro llaman la atención las vidrieras, además de por su evidente colorido, por ser las originales que se instalaron en el medievo.

También es de interés:

  • Altar Mayor, varía según la época del año.
  • Crucifijo del presbiterio, la obra de arte más antigua del templo, data del siglo XIII.
  • Órganos, uno de ellos está considerado el más grande de Alemania y uno de los más grandes del mundo.
Vidrieras y órgano de la Catedral de Friburgo de Brisgovia
Vidrieras y órgano de la Catedral de Friburgo de Brisgovia

El horario de la Catedral de Friburgo de Brisgovia es el siguiente: de lunes a sábados de 10:00 a 17:00 horas y los domingos y festivos de 13:00 a 19:30 horas.

La torre tiene su propio horario: de lunes a sábados de 09:30 a 16:45 y los domingos y festivos de 13:00 a 17:00 horas.

Durante la misa está prohibido el acceso.

La entrada es gratuita, subir a la torre cuesta 2,60€ para los adultos y la mitad para los niños.

Plaza de la Catedral

La Plaza de la Catedral de Friburgo de Brisgovia (Münsterplatz) es la más importante y visitada de la ciudad.

En principio la zona estuvo ocupada por el cementerio de la Capilla de San Andrés, pero en el siglo XVI se instaló el mercado semanal y desde entonces se convirtió en el centro religioso y cultural.

Plaza de la Catedral de Friburgo de Brisgovia (Münsterplatz)
Plaza de la Catedral de Friburgo de Brisgovia (Münsterplatz)

El edificio principal es la Catedral de Friburgo, pero hay otros que por su colorido y arquitectura también llaman la atención.

Es el caso del Almacén Histórico (Historisches Kaufhaus), un imponente edificio rojo ubicado en un lateral de la plaza.

El inmueble albergó desde el siglo XVI una tienda de departamentos.

Almacén Histórico de Friburgo de Brisgovia (Historisches Kaufhaus)
Almacén Histórico de Friburgo de Brisgovia (Historisches Kaufhaus)

Lo más destacable del Almacén Histórico es su característica fachada roja.

A los lados hay dos estilizadas cúpulas y en el centro hay cinco ventanas entre las que se encuentran las estatuas del emperador Maximiliano I, el rey Felipe el Hermoso, el emperador Carlos V y su hermano Fernando I.

Detalle de las estatuas del Almacén Histórico de Friburgo de Brisgovia
Detalle de las estatuas del Almacén Histórico de Friburgo de Brisgovia

Otras construcciones emblemáticas de la plaza son:

  • Wentzingerhaus, edificio barroco que fue residencia del pintor, escultor y arquitecto alemán Johann Christian Wentzinger.
  • Biblioteca Municipal.
  • Granero (Kornhaus), construido por el emperador Maximiliano I como salón de baile, lleva ese nombre porque más adelante aquí se instaló el mercado de granos.
Plaza de la Catedral de Friburgo de Brisgovia, en primer lugar el edificio Kornhaus
Plaza de la Catedral de Friburgo de Brisgovia, en primer lugar el edificio Kornhaus

La Plaza de la Catedral sirve además como epicentro de las principales celebraciones de la ciudad, por aquí pasan los desfiles del Carnaval y se instalan las Ferias del Vino y el Mercado de Navidad.

Una vez por semana acoge un mercado popular.

Ayuntamiento de Friburgo de Brisgovia

En la Plaza del Ayuntamiento (Rathausplatz) se encuentran los dos principales edificios gubernamentales de la ciudad, el Antiguo y el Nuevo Ayuntamiento de Friburgo de Brisgovia.

Ambos datan del siglo XVI y ambos fueron declarados Monumento Nacional.

Antiguo y Nuevo Ayuntamiento de Friburgo de Brisgovia
Antiguo y Nuevo Ayuntamiento de Friburgo de Brisgovia

Los edificios fueron construidos en el mismo siglo, pero el Antiguo Ayuntamiento desde un principio tuvo esa función, mientras que el Nuevo Ayuntamiento fue durante 300 años una de las sedes de la Universidad de Friburgo, hasta que en 1901 se instaló la Casa Consistorial.

En el edificio del Antiguo Ayuntamiento lo más llamativo es su característico color rojo, destaca la torre con un portal renacentista que sirve de entrada y en la parte superior un reloj coronado por un águila bicéfala del Sacro Imperio Romano Germánico.

Originalmente el exterior estaba decorado con pinturas renacentistas, pero tras los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial se llevó a cabo una reconstrucción con un estilo más moderno.

Plaza del Ayuntamiento (Rathausplatz) de Friburgo de Brisgovia
Plaza del Ayuntamiento (Rathausplatz) de Friburgo de Brisgovia

Por su parte el Nuevo Ayuntamiento está formado por tres cuerpos, uno central con tres arcos coronado por un reloj y dos torres laterales.

Cada día a las 12 suena una melodía diferente del carillón del reloj del Nuevo Ayuntamiento, el repertorio de 50 melodías abarca desde canciones populares hasta himnos.

Puertas de la muralla

Dos son las puertas de la muralla de Friburgo de Brisgovia que aún se conservan en la actualidad, Martinstor y Schwabentor.

Construidas ambas durante la Edad Media, hoy son uno de los principales atractivos de la moderna ciudad.

Puerta de San Martín (Martinstor)

De la Puerta de San Martín se tiene constancia desde el siglo XIII, aunque con el paso de los siglos ha cambiado totalmente su arquitectura.

La mayor reforma se llevó a cabo a principios del siglo XX, cuando la torre se había quedado pequeña en comparación con los edificios del alrededor.

Por aquel entonces se decidió elevar su altura desde los 22 metros, hasta los 60 que tiene en la actualidad.

Puerta de San Martín (Martinstor) en Friburgo de Brisgovia
Puerta de San Martín (Martinstor) en Friburgo de Brisgovia

Puerta de los Suabos (Schwabentor)

Por su parte la Puerta de los Suabos es la más moderna de las puertas, fue construida en el siglo XVI. También fue transformada en el siglo XX, cuando se hizo un concurso público para reformar ambas torres.

En la actualidad Schwabentor se encuentra en un profundo proceso de reconstrucción, para evitar que algunos daños estructurales que han surgido terminen por derribar la emblemática puerta.

Canales de Friburgo de Brisgovia

Los pequeños canales de agua (Freiburg Bächle) que recorren gran parte del casco histórico de Friburgo de Brisgovia, se han convertido en uno de los principales atractivos de la ciudad.

Plazoleta rodeada por uno de los pequeños canales de Friburgo
Plazoleta rodeada por uno de los pequeños canales de Friburgo

Desde el año 1220 se tienen constancia de la existencia de estos arroyos, aunque algunos arqueólogos han descubierto que ya estaban desde 100 años antes, coincidiendo con la fecha de fundación oficial de la ciudad.

En principio estaban pensados como canales de irrigación para llevar el agua a la zona de siembra y pasto, aunque actualmente su utilidad se reduce a la estética y a refrescar la ciudad en las calurosas tardes de verano.

Canales de Friburgo de Brisgovia, uno de los grandes atractivos de la ciudad
Canales de Friburgo de Brisgovia, uno de los grandes atractivos de la ciudad

En total los canales se extienden por más de 15,5 kilómetros, 9 de ellos por la superficie y el resto bajo tierra.

La anchura varía en sus distintos tramos, en algunos miden solo 15 cm, pero pueden llegar a los 75 cm, como en el caso del arroyo que corre bajo la puerta Schwabentor.

Canales de Friburgo de Brisgovia, sirven para refrescar los calurosos días de verano
Canales de Friburgo de Brisgovia, sirven para refrescar los calurosos días de verano

Hay una leyenda urbana que dice que quien meta el pie por accidente en alguno de estos canales, tiene asegurado el regreso a esta bella ciudad.

Museos de Friburgo de Brisgovia:

  • Museo Agustiniano (Augustinermuseum), ubicado en un antiguo monasterio de agustinos, es uno de los espacios expositivos más grandes de Baden-Wurtemberg.
  • Museo de Historia Natural, en su interior se hace un repaso por los ecosistemas que componen la región de la Selva Negra.
Canales de Friburgo de Brisgovia
Canales de Friburgo de Brisgovia
  • Museo Arqueológico Colombischlössle, exposición permanente que abarca desde el Paleolítico hasta la Edad Media.
  • Museo de las Minas Schauinsland, para descubrir las antiguas minas de plata, plomo y zinc que dieron riqueza a la ciudad.

Atracciones de Friburgo de Brisgovia:

En la propia ciudad hay tres grandes atracciones donde llevar a los niños y pasar un agradable día en familia:

  • Planetario (Planetarium Freiburg), ubicado muy cerca de la estación de trenes.
  • Zoológico Mundenhof, el parque zoológico más grande de Baden-Wurtemberg.
  • Jardín Botánico, una institución perteneciente la Universidad de Friburgo fundada en el año 1620.
Tienda de relojes de cuco en Triberg, en el corazón de la Selva Negra
Tienda de relojes de cuco en Triberg, en el corazón de la Selva Negra

Saliendo de la ciudad hay dos parques que harán las delicias de los más pequeños:

  • Europa Park, ubicado en Rust, es el parque de atracciones más grande y visitado de Europa.
  • Steinwasen Park, en pleno corazón de la Selva Negra, es un espacio pensado para que disfrute toda la familia, con zoológico, tirolinas, montañas rusas y trineos.

Si buscamos atracciones naturales nada mejor que dedicar tiempo a recorrer la Selva Negra, sus encantadores pueblecitos parecen sacados de un cuento de fantasía.

Para llegar a las montañas que rodean la ciudad lo mejor es subir al Teleférico de Schauinsland, considerado el más largo de Alemania y el primer teleférico suspendido del mundo con varias cabinas en funcionamiento a la vez.

Fiestas de Friburgo de Brisgovia:

Uno de los eventos más multitudinarios es el Carnaval de Friburgo, como peculiaridad, las máscaras con la que se disfrazan los participantes del desfile están hechas de madera.

En general el colorido vestuario es totalmente artesanal, es por eso que los disfraces del Carnaval son los mismos cada año y se van traspasando como herencia de familia.

Mercado de Navidad frente a la Catedral de Friburgo de Brisgovia
Mercado de Navidad frente a la Catedral de Friburgo de Brisgovia

En mayo y octubre es la Feria de Friburgo, el momento de celebrar la llegada de la primavera y el otoño con cervezas, comida, dulces típicos y ferias con atracciones para los más pequeños.

En julio es la Feria del Vino, esos días la Plaza de la Catedral se llena de puestecitos donde disfrutar de los mejores caldos de la región de Baden-Wurtemberg.

Belén en la Catedral de Friburgo de Brisgovia
Belén en la Catedral de Friburgo de Brisgovia

A finales de noviembre se instala el mercado navideño de Friburgo de Brisgovia, las principales calles y plazas del casco histórico se llenan de luz y color para celebrar la llegada de la Navidad y el Año Nuevo.

Si estás interesado en visitar otros mercados navideños, echa una vistazo nuestra guía con los mejores mercados navideños de Europa organizados por países.

Gastronomía de Friburgo de Brisgovia:

La gastronomía tradicional es compartida con toda la región de la Selva Negra, pero además, gracias a su cercanía con Francia y Suiza, también tiene influencias de estas cocinas.

Entre los platos típicos encontramos el chucrut, que suele servirse acompañando al famoso tocino de la Selva Negra, los ñoquis con queso (Kässpätzel) o en primavera el famoso espárrago de Tuniberg.

Comer en Friburgo sale por unos 20€ por persona.

Tocino de la Selva Negra con chucrut, uno de los platos típicos de la gastronomía de Friburgo de Brisgovia
Tocino de la Selva Negra con chucrut, uno de los platos típicos de la gastronomía de Friburgo

Entre los productos tradicionales de la zona está el Jamón de la Selva Negra, bastante parecido al jamón serrano español.

Tiene como toque característico el sabor ahumado del paso final de su preparación.

También hay que mencionar los vinos con Denominación de Origen de la Región de Baden-Wurtemberg, uno de los más famosos de Alemania gracias a las buenas temperaturas de la región.

Tarta Selva Negra, típico postre de la región de la Selva Negra
Tarta Selva Negra, típico postre de la región de la Selva Negra

El postre más típico es la tarta Selva Negra (Schwarzwälder Kirschtorte), una delicia en la que se mezcla el chocolate de la cobertura y el bizcocho con un interior de crema y mermelada de cerezas.

Transporte:

Cómo llegar a Friburgo de Brisgovia

Avión:

La mejor forma de llegar es en avión, el Euroaeropuerto de Basel – Mulhouse – Friburgo se encuentra a tan sólo 70 kilómetros de la ciudad.

Desde allí se puede optar por viajar en tren o autobús, en ambos casos el trayecto dura cerca de una hora.

Puedes reservar tus billetes de avión a Friburgo de Brisgovia con el buscador de vuelos de Skyscanner, encuentra las mejores ofertas entre cientos de webs de viajes.

Tren:

Viajar en tren es una muy buena opción, a la Estación Central de Ferrocarriles arriban trenes desde otras regiones de Alemania, así como desde otros países cercanos, como Francia, Italia, Austria y Suiza.

Se pueden comprobar los recorridos y horarios de los trenes en Voyages-SNCF, la agencia líder en venta de billetes de tren por Europa.

Coche:

Por último está la posibilidad de viajar en coche, las carreteras alemanas son gratuitas y están en perfecto estado de conservación.

Por Friburgo pasa la autopista A5, con esta carretera se puede recorrer todo el corazón de la Selva Negra.

Además, si vamos en coche podemos optar por cruzar a Francia y recorrer los pintorescos pueblos de la Alsacia, como Colmar, Mulhouse o Estrasburgo.

Con el buscador de Rentalcars encontrarás los precios más baratos entre cientos de webs de reservas, para alquilar un coche en Friburgo de Brisgovia o cualquier otra ciudad del mundo.

El centro de la ciudad es Zona Medioambiental restringida, para circular es necesario llevar una placa verde que identifique el coche como bajo emisor de gases tóxicos.

Puede adquirirse en gasolineras, en empresas de revisión de vehículos como TÜV o DEKRA, en algunos talleres autorizados o por internet, en la web Distintivo Ecológico.

El tranvía es el principal medio de transporte público de Friburgo de Brisgovia
El tranvía es el principal medio de transporte público de Friburgo de Brisgovia

Cómo moverse por Friburgo de Brisgovia

Dentro de la ciudad lo mejor es moverse andando, ya que no son muy grandes las distancias entre los principales puntos de interés.

Pero si optáis por el transporte público hay dos opciones, el tranvía y el autobús urbano.

Aunque hay menos líneas en funcionamiento del tranvía, es la mejor opción para recorrer el centro histórico, porque es el único medio de transporte que tiene permitido el acceso.

Funciona todos los días entre las 05:30 y las 00:30 horas, con el mismo horario que los autobuses urbanos, con los que también comparte el precio de los billetes.

El billete sencillo cuesta 2,20€, también hay billetes individuales para un día entero por 5,50€ y billetes para cinco personas durante un día por 10,50€.

Es posible adquirir la tarjeta Welcome Card pensada especialmente para los turistas, cuesta 24€ y es válida durante tres días en toda la red de transporte.

¿Te ha gustado esta guía? Compártela para seguir creciendo!! 🙂Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin