Guía de Pekín


Guía turística de Pekín

Al noreste de la República Popular China se encuentra Pekín, cuyo nombre en chino (Beijing) significa literalmente su función, Capital del Norte, hoy en día capital de todo el país.

Guía turística de Pekín
Guía turística de Pekín

Es una megaurbe superpoblada, caótica y contaminada, pero también con un gran encanto. En Pekín se disfruta sobre todo con sus contrastes, sus tradiciones milenarias con la modernidad que cada día se abre paso, la riqueza y extravagancia de los barrios más chic con la pobreza de los asentamientos donde se hacinan los trabajadores más explotados, la locura de sus calles con la tranquilidad de sus parques y así muchos ejemplos por toda la ciudad.

Todo en China llama la atención de los visitantes occidentales, acostumbrados a otro tipo de vida y tradiciones. Si quieres sentir lo que es pasear por una de las metrópolis más pobladas y variopintas del mundo, no te pierdas nuestra guía, donde descubrirás los mejores consejos y toda la información necesaria para planificar tu viaje a Pekín.

Guía turística de Pekín
Guía turística de Pekín

Si estás buscando hotel en Pekín compara todas las ofertas con Booking, además de ofrecerte los mejores precios, puedes buscar tu alojamiento ideal guiándote por las opiniones de miles de clientes. También puedes encontrar apartamentos, hostales, pensiones o bed & breakfast.

 Tiempo en Pekín:

El clima en Pekín es bastante extremo. Durante el invierno, entre noviembre y marzo, se llega a bajar fácilmente de los cero grados. En cambio durante el verano, entre mayo y septiembre, las temperaturas superan tranquilamente los 30°C, llegando a resultar bastante agobiante.

En resumen, si se puede elegir, los meses ideales para viajar son abril y octubre, con temperaturas suaves durante el día y la noche, además con poca probabilidad de precipitaciones.

 Idioma de China:

El idioma que se habla en Pekín es el chino mandarín, a diferencia de las regiones del sur, donde se habla el chino cantonés.

Es bastante difícil encontrar a alguien que hable otro idioma, ni siquiera inglés. Si necesitas indicar una dirección o el nombre de un lugar de interés, puedes llevarlo escrito en un papelito en pinyin, el sistema de transcripción fonética de sus monogramas al alfabeto occidental.

 Moneda oficial de China:

La moneda que utilizan es el yuan chino, se representa como RMB o ¥, cada yuan se divide en 10 mao y estos en 10 fen, aunque éste último, debido a su escaso valor casi no se utiliza. En la actualidad por cada euro recibirás algo menos de 7 yuanes, sólo es posible cambiar moneda dentro de China.

Las tarjetas de crédito occidentales no están aceptadas en la mayoría de comercios. Lo mejor es calcular aproximadamente el dinero que necesitarás durante tu viaje y llevarlo en euros o la moneda de tu país, una vez allí, ir cambiando según lo necesites.

Hay que tener cuidado con el cambio que recibes cuando pagues, ya que pueden colarte algún billete falso. La manera de comprobar la validez es tocando el hombro de Mao, en esa zona la tinta tiene relieve. Se puede regatear en prácticamente cualquier lugar, de hecho es casi imprescindible.

Corriente eléctrica de Berlín

 Corriente eléctrica de China:

La corriente eléctrica funciona a 220V como en Europa, pero el tipo de enchufe es diferente, allí son de dos o tres patillas planas.

Si ya tienes un adaptador para ese enchufe o tienes un adaptador universal, puedes llevarlo por comodidad, pero la verdad es que no suele haber ningún problema con éste tema, ya que los propios hoteles facilitan adaptadores o ya tienen algún enchufe de patillas redondas instalado en las habitaciones.

 Asistencia sanitaria en China:

Para viajar a China es necesario contratar un seguro médico, debe incluir la repatriación en caso de enfermedad o accidente grave. Si necesitas asistencia médica, en Pekín hay sitios especializados para extranjeros en los que por lo menos se habla inglés.

Antes de contratar un seguro revisa todos los que ya tengas contratados, por si ya te viene incluida la asistencia médica en alguno de ellos. Otra opción es pagar el viaje con tarjeta de crédito, en la mayoría incluyen varios seguros, como el de asistencia sanitaria o pérdida de equipaje.

Pero si realmente quieres viajar tranquilo lo mejor es contratar un seguro especializado, como por el ejemplo el seguro de viajes que ofrece Iati, incluye la anulación del propio viaje, la asistencia sanitaria, repatriación, pérdida de equipaje, robo de objetos personales y otras garantías, además contratando a través de nuestra web puedes obtener un 5% de descuento.

Aunque ha habido problemas con la gripe aviar en los últimos años, la recomendación de la OMS es simplemente no acercarse a mercados o granjas donde se pueda estar en contacto con éste tipo de animales. Por regla general no es necesario vacunarse de nada para viajar a China.

Para prevenir problemas estomacales, los más frecuentes en los turistas, hay que evitar beber agua del grifo o consumir alimentos crudos o poco cocinados. También hay que ser bastante selectivos con los locales donde comemos, ya que no se caracterizan precisamente por su limpieza.

 Documentación para viajar a China:

La mayoría de personas que quieran visitar China deberán obtener un visado, es un proceso bastante caro y un poco lento. Si lleváis el viaje contratado con una agencia, ya se encargan ellos, si no estos son los pasos a seguir.

Primero comprobar que al pasaporte le queden por los menos seis meses de vigencia, después rellenar la planilla de solicitud que se puede obtener en su página web, incluyendo una foto tamaño carnet. Para la entrega hay dos opciones, una en el propio Centro de Servicio para Solicitud de Visado Chino (CSSVC) o por correo.

El CSSVC está ubicado en Madrid, en la calle Agustín de Foxá 29, 4A. El horario de atención es, de lunes a viernes de 09:00 a 15:00 horas, aunque se puede solicitar cita previa por internet. Una vez allí se entregan los papeles y en una semana hay que ir a recoger el visado y abonar las tasas.

La otra opción es mediante la compañía de mensajería Seur, dentro de la península son 13€ por trayecto. Cuando se envíe el pasaporte, también hay que incluir un sobre con franqueo pagado y el comprobante de reenvío ya rellenado. Una vez concedida la visa, el centro le llamará para facilitarle un número de cuenta donde hacer la transferencia bancaria por el importe de la visa y las tasas de gestión. Cuando reciban el pago devolverán el pasaporte con el visado, también por Seur.

Las visas y las tasas de gestión para los ciudadanos españoles son:

-Visado de una entrada: 30€

-Visado de dos entradas: 45€

-Visado de múltiples entradas en 6 meses: 60€

-Tramitación urgente (3 días): 30€ más

-Tramitación muy urgente (2 días): 40€ más

-Tasa del servicio normal: 30€ + IVA

-Tasa del servicio urgente: 50€ + IVA

-Tasa del servicio muy urgente: 60€ + IVA

-Tasa del servicio por mensajería (Seur no incluido): 60€ + IVA

Resumiendo, el visado más barato, válido para una sola entrada, sale por 66,3€. Si tenéis pensado por ejemplo visitar Pekín, desde allí ir unos días a Hong Kong y después regresar a Pekín, tenéis que sacar el visado de dos entradas. Para más información podéis visitar la web Visados para China.


¿Te ha gustado esta guía?
Compártela para seguir creciendo!! 🙂
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn