Castillos y fortalezas de La Habana


Castillos y fortalezas de La Habana

Durante la ocupación española se construyeron en La Habana una serie de castillos y fortalezas para la defensa estratégica de la ciudad.

Antigua entrada a la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña
Antigua entrada a la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña

En primer lugar se construyó el Castillo de la Real Fuerza, el más antiguo de todos. Tras él se edificaron a la vez el Castillo del Morro y el Castillo de la Punta, para finalmente añadir la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña.

Fortaleza de San Carlos de la Cabaña

Ubicada en lo alto de una colina, junto a la Bahía de La Habana, esta inexpugnable fortaleza se construyó en el siglo XVIII para cubrir las deficiencias defensivas del cercano Castillo de los Tres Reyes del Morro.

Después de que los ingleses tomaran La Habana en 1762, sitiando el Castillo del Morro desde la colina donde hoy se alza la Fortaleza San Carlos de la Cabaña, los españoles se dieron cuenta de que necesitaban construir un nuevo fuerte que complementara las defensas de la ciudad.

Fortaleza de San Carlos de la Cabaña en La Habana
Fortaleza de San Carlos de la Cabaña en La Habana

Cuando recuperaron la villa en 1763, comenzaron las obras de construcción de la fortaleza. Fue la edificación más cara que financió España fuera de la península, siendo además aún hoy en día la fortaleza más grande de toda América.

Además de como punto estratégico defensivo, durante muchos años se utilizó como prisión, varios personajes históricos de la Guerra de Independencia de España estuvieron encerrados en estas dependencias. Unos cuantos de ellos incluso fueron aquí fusilados.

Entrada a la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña
Entrada a la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña

Con el triunfo de la Revolución Cubana en 1959, el Che Guevara instaló en San Carlos de la Cabaña su centro de mando. En esta época también se llevaron a cabo numerosos fusilamientos, principalmente de los partidarios del depuesto presidente Batista.

Hoy en día la Fortaleza San Carlos de la Cabaña funciona como Parque Histórico, junto con el cercano Castillo del Morro. Además en su interior se encuentra el Museo de Fortificaciones y Armas y el Centro Cultural del Che Guevara, así como restaurantes y tiendas.

Ceremonia del Cañonazo en la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña
Ceremonia del Cañonazo en la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña

Pero la atracción más famosa es el Cañonazo de las Nueve, recreado por militares vestidos con uniformes del siglo XVIII. Se trata de una reminiscencia de la época en que La Habana estaba rodeada por murallas, cuyas puertas eran cerradas cada día a las 21:00 horas.

El horario de la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña es el siguiente: todos los días de 08:00 a 23:00 horas. La entrada cuesta 6 CUC.

Se puede llegar en taxi, a través del Túnel de La Habana, o bien cruzando la bahía con la Lanchita de Casablanca, deja en un muelle cerca de la estatua del Cristo de La Habana, desde allí hay que continuar el camino a pie.

Castillo de los Tres Reyes del Morro

Situado a la entrada de la Bahía de La Habana, junto a la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, el Castillo de los Tres Reyes del Morro fue uno de los puntos estratégicos de la defensa de la ciudad durante la ocupación española.

Castillo de los Tres Reyes Magos del Morro desde el Malecón de La Habana
Castillo de los Tres Reyes Magos del Morro desde el Malecón de La Habana

La construcción del castillo se llevó a cabo entre los años 1589 y 1630, a la misma vez que el Castillo San Salvador de la Punta, siendo desde entonces uno de los edificios más reconocidos de La Habana y actualmente uno de sus símbolos.

Fue una fortaleza inexpugnable hasta 1762, cuando las tropas inglesas tras un asedio de alrededor de dos meses, consiguieron hacerse con el Castillo de los Tres Reyes del Morro y por tanto con la ciudad.

Castillo de los Tres Reyes del Morro en La Habana
Castillo de los Tres Reyes del Morro en La Habana

El diseño de sus muros exteriores se ciñe exactamente al terreno donde se asienta, creando un polígono irregular que está formado por enormes muros de 3 metros de altura rodeados por un profundo foso.

El punto más emblemático del castillo es el Faro del Morro, lleva alumbrando la entrada de los barcos a la bahía desde 1844. Con una altura de 30 metros, es el lugar ideal para disfrutar con las vista panorámicas del Malecón de La Habana, especialmente al atardecer.

Por ser el faro más antiguo de América y el más emblemático de Cuba, desde el 25 de septiembre del año 2008 se hermanó con la Torre de Hércules de La Coruña, el faro en funcionamiento más antiguo del mundo.

Baterías del Castillo de los Tres Reyes del Morro de La Habana
Baterías del Castillo de los Tres Reyes del Morro de La Habana

Actualmente forma parte del Parque Histórico Militar Morro-Cabaña, junto con la cercana Fortaleza de San Carlos de la Cabaña,  además en su interior se encuentra el Museo Marítimo.

El horario del Castillo de los Tres Reyes del Morro es el siguiente: de lunes a viernes de 09:00 a 17:00 horas y los sábados y domingos de 08:00 a 16:00 horas.

Atardecer en La Habana visto desde el Castillo de los Tres Reyes del Morro
Atardecer en La Habana visto desde el Castillo de los Tres Reyes del Morro

La entrada general cuesta 6 CUC, a lo que habría que añadir 2 CUC si queremos subir al faro.

Hasta el Castillo de los Tres Reyes del Morro se puede llegar, bien en taxi a través del túnel o bien cruzando la bahía con la Lanchita de Casablanca, deja en un muelle cerca de la estatua del Cristo de La Habana y desde ahí atravesar a pie la Fortaleza de la Cabaña.

Castillo de la Real Fuerza

Situado junto a la Plaza de Armas, en el corazón de la Habana Vieja, el Castillo de la Real Fuerza forma parte del conjunto defensivo que tenía la ciudad durante la época colonial, junto al Castillo San Salvador de la Punta y el Parque Histórico Militar Morro-Cabaña.

Castillo de la Real Fuerza, la fortaleza más antigua de La Habana
Castillo de la Real Fuerza, la fortaleza más antigua de La Habana

Esta fortaleza fue la primera que se construyó en La Habana, de hecho está considerada la fortaleza de piedra más antigua de América. Las obras comenzaron en 1558 y se dieron por terminadas en 1577, aunque pronto perdió su función defensiva debido a su lejanía de la bahía.

En 1588 pasó a ser la residencia del Gobernador de La Habana, más tarde funcionó como Archivo Nacional, Cuartel del Ejército o Biblioteca Nacional. Hoy en día el Castillo de la Real Fuerza alberga el Museo de la Real Fuerza y en su impresionante foso el Museo Marítimomás importante de Cuba.

Entrada mediante un puente levadizo al Castillo de la Real Fuerza de La Habana
Entrada mediante un puente levadizo al Castillo de la Real Fuerza de La Habana

El elemento más llamativo del conjunto es la torre que alberga La Giraldilla, fue añadida en 1634. Se trata de una veleta con forma de mujer que es uno de los símbolos de la ciudad, además de ser la escultura fundida en bronce más antigua de Cuba.

La veleta que se puede ver hoy en día sobre la Torre de la Espera es una copia, la original se guarda en el Museo de la Ciudad.

La Giraldilla sobre la Torre de la Espera en el Castillo de la Real Fuerza de La Habana
La Giraldilla sobre la Torre de la Espera en el Castillo de la Real Fuerza de La Habana

El horario del Castillo de la Real Fuerza es el siguiente: todos los días de 09:00 a 18:30 horas.

La entrada es gratuita.

Castillo de San Salvador de la Punta

Ubicado a la entrada de la Bahía de La Habana, el Castillo San Salvador de la Punta formaba junto con el Castillo de los Tres Reyes Magos del Morro, la principal línea de defensa de la ciudad durante la ocupación española.

Las obras de construcción comenzaron en el año 1590, paralelamente a los trabajos en el cercano Castillo del Morro. Debido a esa cercanía, desde 1630 cuando sonaba el Cañonazo de las Nueve y se cerraban las puertas de la muralla, se extendía un pesada cadena de cobre entre las dos fortalezas para dejar cerrado el acceso a la bahía.

Castillo San Salvador de la Punta a la entrada de la Bahía de La Habana
Castillo San Salvador de la Punta a la entrada de la Bahía de La Habana

El Castillo de San Salvador de la Punta continuó teniendo funciones militares hasta que tomó el poder Fidel Castro en 1959, desde entonces varios han sido sus usos, hasta que en 1997 se llevó a cabo una profunda remodelación para instalar en éste histórico edificio el Museo del Castillo.

Actualmente se puede ver en el Castillo de la Punta una sala que cuenta la historia de la fortaleza, así como una exposición de naves construidas en la isla y una sala del tesoro con objetos que se han encontrado en las profundidades marinas.

Castillo San Salvador de la Punta, antigua defensa estratégica de La Habana
Castillo San Salvador de la Punta, antigua defensa estratégica de La Habana

El horario del Castillo San Salvador de la Punta es el siguente: de miércoles a domingos desde las 10:00 hasta las 18:00 horas.

La entrada general cuesta 6 CUC.


¿Te ha gustado esta guía?
Compártela para seguir creciendo!! 🙂
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn