Guía de Chinchilla de Montearagón


Guía turística para visitar Chinchilla de Montearagón

Ubicada en la Comarca de La Mancha de Montearagón, a poco más de 10 kilómetros de la capital, Chinchilla de Montearagón guarda uno de los conjuntos monumentales más importantes de la provincia de Albacete, motivo por el que ha recibido la distinción como Conjunto Histórico Artístico.  

Chinchilla de Montearagón dominando la llanura albaceteña
Chinchilla de Montearagón dominando la llanura albaceteña

Ahorra tiempo y dinero reservando ya tu hotel en Chinchilla de Montearagón con Booking, déjate guiar por la opinión de miles de clientes para encontrar tu alojamiento ideal y recuerda que tienes la opción de cancelar gratuitamente en la mayoría de habitaciones si cambias de idea.

Historia de Chinchilla de Montearagón:

Aunque de indudable antigüedad, los orígenes de la ciudad no quedan totalmente esclarecidos para los arqueólogos e historiadores. Se sabe que la zona ya estaba habitada desde el Neolítico, pero una leyenda cuenta que fue fundada por Hércules en el siglo VII a. C.

Los que sí queda claro es la importancia estratégica del lugar, ocupado por romanos y musulmanes, fueron estos últimos los que convirtieron a la localidad en una de las más destacadas del Reino de Murcia, conocida por aquel entonces como Ghenghalet y más tarde Sintinyala.

La conquista cristiana se produjo en el año 1242, fue necesaria la unión de las tropas de Alfonso X de Castilla, Jaime I de Aragón y la Orden de Calatrava para desalojar a los musulmanes.

Chinchilla de Montearagón a los pies de su castillo de origen musulmán
Chinchilla de Montearagón a los pies de su castillo de origen musulmán

Un año después quedó consolidado el dominio cristiano tras la firma del Tratado de Alcaraz, poco después la localidad se incorporaría al Señorío de Villena y en el siglo XIV al Marquesado de Villena.

A principios del siglo XV pasó a formar parte del Reino de Castilla. Siendo ocupada durante un tiempo por el infante Enrique de Aragón, la fuerte oposición de la población les valió para conseguir el título de ciudad en el año 1422, además de convertirse en la capital de la Mancha de Aragón

Los conflictos se extendieron a lo largo del siglo XV con la Guerra de Sucesión Castellana, siendo protagonista don Diego López de Pacheco, marqués de Villena.

Escudos del marqués de Villena flanqueando la entrada al Castillo de Chinchilla
Escudos del marqués de Villena flanqueando la entrada al Castillo de Chinchilla

Finalmente Chinchilla se incorporaría al Reino de Castilla en el año 1480, obteniendo privilegios de los Reyes Católicos y el reconocimiento como Muy Noble y Muy LealEstos hechos no impidieron la decadencia de la ciudad en favor de Albacete.

No fue hasta después de la Guerra de Independencia cuando recuperaron durante un breve lapso de tiempo su importancia con la declaración como capital de la provincia de Montearagón, sirviendo como precedente para la actual provincia de Albacete.  

A pesar de haber perdido la capitalidad, su importancia histórica queda reflejada hoy en día en el gran número de monumentos que se conservan en la localidad, habiendo recibido la distinción como Conjunto Histórico Artístico.

Qué ver en Chinchilla de Montearagón:

Antes de conocer uno a uno los principales sitios de interés de Chinchilla de Montearagón, aquí tienes un vídeo donde resumimos todo lo que hay que ver en la localidad manchega.

Si te gustó el vídeo, regálanos Me gusta y suscríbete a nuestro canal de Youtube para enterarte antes que nadie de las últimas vídeo-guías que estrenamos.

Castillo de Chinchilla

Ubicado sobre un cerro dominando las vistas panorámicas de la llanura manchega, el Castillo de Chinchilla es el monumento más importante de la localidad, motivo por el que ha sido declarado Bien de Interés de Cultural.

El cerro donde se asienta ha estado habitado desde la prehistoria, pero fueron los musulmanes los que construyeron una primera fortaleza defensiva, formando parte de una red de castillos que se extiende desde el centro peninsular hasta el Levante.

Castillo de Chinchilla de Montearagón sobre un cerro dominando la llanura manchega
Castillo de Chinchilla de Montearagón sobre un cerro dominando la llanura manchega

Con el paso del tiempo sufrió diferentes transformaciones, la más importante en el siglo XV cuando fue restaurado por orden de Juan Pacheco, marqués de Villena, dándole el imponente aspecto que ha llegado hasta nuestros días.

Además de fortaleza defensiva sirvió como prisión, César Borgia fue uno de sus presos más ilustres, permaneciendo aquí encerrado por haber sido acusado del asesinato del duque de Gandía.

La Guerra de Sucesión Española y la Guerra de Independencia causaron graves estragos, en esta última contienda fue destruida la Torre del Homenaje.

Foso del Castillo de Chinchilla de Montearagón
Foso del Castillo de Chinchilla de Montearagón

Todo el conjunto está articulado alrededor de un Patio de Armas y rodeado por un foso excavado en roca caliza, sorprendente por su anchura de casi 10 metros y su profundidad de 6 metros.

El castillo de planta poligonal está rodeado por un muro almenado y torreones cilíndricos hoy en día desmochados. La puerta de entrada también está flanqueada por torreones, decorados con el escudo de armas de Juan Pacheco.

Sólo es posible acceder al exterior.  

Casas-cueva de Chinchilla

Construidas en el siglo XVI por los moriscos expulsados de Guadix, las casas-cueva de Chinchilla son sin duda uno de los lugares más pintorescos y visitados de la localidad.

Desde sus orígenes las cuevas se ubicaron en las afueras de la ciudad, apartadas de las leyes y el control de la autoridad. Esa ubicación es hoy en día uno de sus mayores encantos, ya que se trata de un lugar tranquilo y apartado del trasiego del casco histórico.

Cuevas del Agujero en Chinchilla de Montearagón
Cuevas del Agujero en Chinchilla de Montearagón

La propia roca caliza sobre la que se emplaza la ciudad fue excavada para ubicar las viviendas, eso ofrecía la oportunidad de agrandar las cuevas según las necesidades de la familia, además de ofrecer una temperatura muy agradable y constante a lo largo del año.

Una de las características más destacadas de las casas-cueva de Chinchilla son las chimeneas cónicas de un impoluto color blanco contrastando con el color de la piedra de alrededor, sirven como línea divisoria entre viviendas.

Casas-cueva de Chinchilla de Montearagón
Casas-cueva de Chinchilla de Montearagón

Aunque hay casas-cueva en varios puntos de Chinchilla de Montearagón, hay dos que destacan especialmente por su belleza y su buen estado de conservación, estas son las Cuevas del Agujero y las Cuevas de Patios Altos.

Iglesia de Santa María del Salvador

Dominando la Plaza de la Mancha se encuentra la Iglesia de Santa María del Salvador, el edificio religioso más importante de Chinchilla de Montearagón, donde además está el santuario de la Virgen de las Nieves, patrona de la ciudad.

En su construcción se mezclan diferentes estilos arquitectónicos, desde el gótico-mudéjar hasta el neoclásico, pasando por el barroco y renacentista. Esto es debido al tiempo que se alargó su construcción, desde el siglo XIV hasta la última reforma en el siglo XVIII.

Iglesia de Santa María del Salvador en la Plaza de la Mancha
Iglesia de Santa María del Salvador en la Plaza de la Mancha

Del exterior destaca el ábside plateresco, una de las obras más destacadas de éste estilo en la provincia de Albacete. Así como la portada principal, presidida por la imagen de Santa María del Salvador flanqueada por San Pedro y San Pablo.

Ya en el interior cabe destacar la rejería de la Capilla Mayor, obra gótica original del siglo XVI; la Tabla del Noli Me Tangere, pintura flamenca también del siglo XVI; la Cruz de los Reyes Católicos, sobre la que según cuenta la historia los reyes juraron los fueros de Chinchilla; por último la imagen de la Virgen de las Nieves, realizada en alabastro.

Portada principal de la Iglesia de Santa María del Salvador
Portada principal de la Iglesia de Santa María del Salvador

El horario de visita es el siguiente: de 10:30 a 13:30 y de 18:30 a 20:00 horas. La entrada es gratuita.

Edificios religiosos

Además de la Iglesia de Santa María del Salvador, por las calles de Chinchilla hay otros edificios religiosos que también merecen una visita.

Convento de Santo Domingo

Fundado a finales del siglo XIII por los dominicos, en sus orígenes era conocido como Convento de San Juan.

Del conjunto destaca el claustro gótico-mudéjar estructurado en dos cuerpos, la planta baja fue construida en el siglo XIV con arcos apuntados y la planta superior en el siglo XV con arcos escarzanos. Sirve cada año como escenario del Festival de Teatro Clásico de Chinchilla.

También es de interés la capilla del Rosario, de estilo barroco.

Convento de Santa Ana

Se fundó para acoger a la rama femenina de la Orden de Predicadores, aunque en aquellos primeros años se ubicaron en la Ermita de Santa Catalina.

El edificio actual fue construido entre los siglos XVI y XVIII, siguiendo un estilo neoclásico.

Convento de Santa Ana, uno de los edificios religiosos de Chinchilla de Montearagón
Convento de Santa Ana, uno de los edificios religiosos de Chinchilla de Montearagón

Gran parte del patrimonio artístico se perdió tras la Desamortización de Mendizábal, destacando hoy en día las pinturas murales del camarín del siglo XVIII.

Iglesia de San Julián

Originalmente llamada Iglesia de San Salvador, ésta es la iglesia más antigua de Chinchilla de Montearagón.

Se construyó en el siglo XIV sobre el antiguo alcázar árabe, aunque resultó gravemente dañada durante la Guerra de Sucesión Castellana, por lo que la parroquia se trasladó a la Iglesia de Santa María.

A principios del siglo XVIII comenzó a utilizarse como hospital, el lugar donde pasaban la noche los pobres y peregrinos antes de continuar su viaje.

Ermita de San Antón

Edificio del siglo XVIII de estilo neoclásico, en su interior destaca el Retablo Mayor de estilo barroco.

Edificios civiles

Una visita a Chinchilla de Montearagón no estaría completa sin descubrir sus principales edificios civiles.

Casa Consistorial

Ubicada en la Plaza Mayor, flanqueada por la Iglesia de Santa María del Salvador y la Torre del Reloj, es uno de los mejores ejemplos del barroco civil en la ciudad.

Cuenta con dos fachadas, la fachada principal de estilo barroco se abre hacia la Plaza de la Mancha.

Construida en el siglo XVIII, está dividida en dos cuerpos, en el inferior está la puerta de entrada y un arco que permite el acceso entre calles, en la superior se puede ver un balcón corrido coronado por el escudo real de Carlos III.

Casa Consistorial de Chinchilla de Montearagón en la Plaza de la Mancha
Casa Consistorial de Chinchilla de Montearagón en la Plaza de la Mancha

La fachada secundaria da a la calle Núñez Robres, construida en el siglo XVI, cuenta con decoración escultórica.

El Salón de Plenos se ubica sobre la Puerta Herrada, en lo que antiguamente era una torre defensiva que además servía como lugar de reuniones del concejo de la ciudad, en la conocida como Cámara de Santa María.

Palacios de Chinchilla

Palacio de Núñez Cortés: se construyó entre los siglos XVI y XVII con una mezcla de estilos barroco y plateresco.

Palacio de Núñez Cortés en Chinchilla de Montearagón
Palacio de Núñez Cortés en Chinchilla de Montearagón

Tres escudos decoran la portada, flanqueada por columnas de orden gigante, en el dintel escudo de los Núñez y los Cortes rodeado por amorcillos y dos escudos reales a los lados del arco de entrada.

Destaca además la galería arqueada de la planta superior, de estilo aragonés.

Palacio de Barnuevo: conocido también como Palacio de San Jorge, es un conjunto del siglo XVII donde destaca la portada de piedra adintelada decorada con ménsulas, almohadillados, escudos nobiliarios o pirámides.

Palacio de los Núñez Robres: construcción del siglo XVII mezcla de estilos renacentista y barroco.

Palacio de los Núñez Robres en Chinchilla de Montearagón
Palacio de los Núñez Robres en Chinchilla de Montearagón

Cuenta con una monumental fachada de tres cuerpos, con portada de piedra en el primer cuerpo, escudo nobiliario en el cuerpo central y balcones en el último cuerpo. En el tejado sobresale un cuerpo central con ventanas y dos cubos en las esquinas.

Palacio López de Haro: conjunto renacentista del siglo XVII donde destaca el patio central, cuenta con doble arcada con arcos de medio punto y columnas de orden toscano.

Baños Árabes

Aunque se ubican en los bajos de una casa particular, los Baños Árabes de Chinchilla son el único ejemplo que se conserva de este tipo de edificaciones árabes en la provincia de Albacete.

Construidos entre los siglos XII y XIII, cuentan con tres naves abovedadas, dos paralelas de mayor tamaño y una tercera transversal de menor superficie, aún conservan los lucernarios estrellados del techo.

También se conservan algunas piletas.

Cárcel de Chinchilla

Edificio construido entre los siglos XVI y XVII situado junto a la Casa Consistorial, destaca su fachada de sillería con dos portadas.

Cárcel de Chinchilla de Montearagón
Cárcel de Chinchilla de Montearagón
Silo de los Pacheco

Utilizado en sus orígenes como almacén de grano, este edificio de finales del siglo XV acoge actualmente la Oficina de Turismo.

Casa de la Tercia

Construcción de estilo renacentista del siglo XVI, originalmente se utilizaba para guardar el pago de los diezmos en forma de grano y otros productos.

Museos de Chinchilla de Montearagón:

Museo de Cerámica Nacional

Se fundó en el año 1980 con el objetivo de conservar piezas de alfarería provenientes de toda España, muestras del antiguo oficio de alfarero que va desapareciendo cada día.

Actualmente alberga alrededor de 2.000 piezas, distribuidas alrededor de seis salas dentro de un edificio de nueva construcción que mantiene la estética de la localidad.

Se puede visitar todos los días, pero hay que llamar a la persona encargada de su conservación al número 658 06 70 24 para concertar la visita.

La entrada cuesta 2€.

Iglesia de Santa María del Salvador, en su interior se encuentra el Museo de Arte Sacro
Iglesia de Santa María del Salvador, en su interior se encuentra el Museo de Arte Sacro

Museo de Arte Sacro

Situado en la antigua sacristía de la Iglesia de Santa María del Salvador, su colección incluye valiosas piezas religiosas provenientes de toda la parroquia.

Se puede visitar todos los días, excepto los miércoles, pero llamando con antelación al teléfono 967 26 00 39.

Se pide 1€ de donativo.

Fiestas de Chinchilla de Montearagón:

Una de las fiestas más importantes y populares de la localidad es la Semana Santa, declarada de Interés Turístico Regional. Las procesiones comienzan el Viernes de Dolores y se extienden hasta el Domingo de Resurrección.

De especial interés es la Procesión del Encuentro Doloroso, celebrada el Viernes Santo, cuando se entona la Pasión Cantada de Chinchilla.

El período de Cuaresma empieza con Los Miércoles, se trata de una tradición recuperada a finales del siglo XX donde se llenan las calles y plazas de muñecos que representan escenas de la vida cotidiana de la ciudad.

  • Rincones de Chinchilla
    Rincones de Chinchilla
  • Torre del Reloj
    Torre del Reloj

A partir de ese día, cada sábado a lo largo de la Cuaresma a partir de las once de la noche salen a recorrer el casco histórico las bozainas, instrumentos de viento de tres metros de longitud con un sonido triste y sordo, tradición que se remonta a la Edad Media.

Las fiestas patronales de Chinchilla se celebran alrededor del 5 de agosto, en honor de la Virgen de las Nieves. También en su honor es La Soldadesca, celebrada el tercer domingo de mayo.

Por su parte las Fiestas de San Miguel, patrón de Chinchilla, tienen lugar alrededor del 29 de septiembre.

Finalmente hay que mencionar el Festival de Teatro Clásico de Chinchilla, celebrado a principios de julio en el claustro del Convento de Santo Domingo.

Qué comer en Chinchilla de Montearagón:

La cocina de Chinchilla está basada en la gastronomía tradicional castellana, con platos baratos pero contundentes elaborados con productos de primera calidad de la región.

Productos de la matanza y lomo de orza, productos tradicionales de Chinchilla
Productos de la matanza y lomo de orza, productos tradicionales de Chinchilla

Así entre los platos tradicionales de Chinchilla destaca el azotabarbas, atascaburras, ajo mataero, ajiaceite, lomo de orza, arroz caldoso con pollo o conejo, migas manchegas, olla de pastor o gachas chinchillanas.

Entre los productos típicos es imprescindible hablar de los quesos manchegos y los vinos albaceteños, ambos cuentan con Denominación de Origen Protegida. Entre las bebidas también es interesante probar la cuerva o la zurra.

Queso manchego frito, una de las delicias de la gastronomía de Chinchilla
Queso manchego frito, una de las delicias de la gastronomía de Chinchilla

Para terminar nada mejor que un dulce de elaboración artesana, como las flores manchegas, buñuelos de viento, leche frita o bellotas dulces, estas últimas elaboradas desde hace siglos por las monjas del Convento de Santa Ana.

No te quedes sin plaza y reserva tu restaurante en Chinchilla de Montearagón con El Tenedor, además puedes obtener hasta un 50% de descuento en carta.

Cómo llegar a Chinchilla de Montearagón:

La mejor forma de viajar a Chinchilla en transporte público es en autobús desde Albacete, con varias rutas disponibles a lo largo del día. El billete sencillo cuesta 1,30€.

Rincones de Chinchilla, una de las localidades con más encanto de Albacete
Rincones de Chinchilla, una de las localidades con más encanto de Albacete

Aunque la mayoría de visitantes llegan en transporte particular, gracias a que por la cercanías de la ciudad pasa la autovía A-31 que une Madrid con Albacete y Alicante.

Si necesitas alquilar un coche, con el buscador de Rentalcars encontrarás los precios más baratos entre cientos de webs de reservas.


¿Te ha gustado esta guía?
Compártela para seguir creciendo!! 🙂
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn