Qué comer en Burgos


Qué comer en Burgos, platos, bebidas y dulces típicos

Después de visitar los principales sitios de interés turístico de Burgos, llega el momento de conocer un poco más acerca de su gastronomía. Estos algunos de los platos, bebidas y dulces típicos de la ciudad que fue declarada Capital de la Gastronomía Española en el 2013.

Morcilla de Burgos, uno de los productos más típicos de la gastronomía de Burgos
Morcilla de Burgos, uno de los productos más típicos de la gastronomía de Burgos

Los productos gastronómicos más conocidos son sin duda la morcilla y el queso. La morcilla de Burgos se elabora con sangre de cerdo, arroz y cebolla, es muy consumida en revueltos con piñones o simplemente en rodajas fritas acompañadas con pan.

Por su parte entre los quesos de Burgos hay una gran variedad, desde el famoso queso fresco, pasando por los quesos mantecosos, hasta llegar a los quesos curados elaborados con leche de oveja.

Y si hablamos de los platos típicos, es imprescindible mencionar la olla podrida. A pesar de su nombre, se trata de un delicioso guiso elaborado con alubias rojas y productos cárnicos de cerdo, como chorizo, morcilla, costillas o panceta. Sin duda el mejor remedio para los fríos días de invierno.

También es típica la sopa castellana o la sopa burgalesa como primer plato, para seguir con los asados de lechazo de Castilla y León, los guisos de carne de caza o la trucha y los cangrejos de río, hay opciones para todos los gustos.

Sopa castellana, uno de los platos típicos de la gastronomía de Burgos
Sopa castellana, uno de los platos típicos de la gastronomía de Burgos

Y para acompañar esta excelente gastronomía nada mejor que un buen vino de la región, en la provincia de Burgos se produce vino con Denominación de Origen Ribera del Duero y Ribera de Arlanza, y en menor medida el vino con Denominación de Origen Rioja.

Una bebida muy típica de Burgos es el licor Tizona del Cid, elaborado por los monjes cistercienses del Monasterio de San Pedro de Cardeña siguiendo una receta secreta. Se trata de un licor de hierbas que se puede encontrar en dos versiones, el amarillo, dulce y con 38º, y el verde, semiseco y con 40º.

Burgos también tiene una gran tradición de salir a tapear, siendo la zona alrededor de la Plaza Mayor la más frecuentada de la ciudad. Las tapas hay que pagarlas aparte de las bebidas, los precios empiezan en 1€.

Si optas por esta opción, no olvides pedir una tapa de cojonudos y otra de cojonudas. Ambos tienen como base una rodaja de pan, sobre la que se añade un huevo frito de codorniz y tiras de pimiento picante, pero los cojonudos llevan además chorizo y las cojonudas morcilla. También son muy típicas las patatas bravas y los mejillones tigre.

Yemas de Burgos, uno de los dulces más típicos de Burgos
Yemas de Burgos, uno de los dulces más típicos de Burgos

En los asadores de la ciudad el precio por persona ronda los 25 o 30€, aunque se pueden encontrar menús por unos 15€. No te quedes sin plaza y reserva tu restaurante en Burgos con El Tenedor, además puedes obtener hasta un 50% de descuento en carta.

Y finalmente llegamos al dulce momento del postre. En los restaurantes no hay nada más tradicional que el “postre del abuelo”, se trata de queso de burgos acompañado de miel y nueces, simple pero delicioso. También la leche frita, una masa dulce de harina y leche cortada en porciones, empanada y frita.

En las pastelerías de la ciudad podemos encontrar una gran variedad de dulces tradicionales, algunos son estacionales, ya que sólo se elaboran durante las fiestas populares. Pero hay otros que están presentes todo el año, como las yemas de burgos, las perrunillas o las almendras garrapiñadas.

Descubre la gastronomía de Burgos y todo lo que tiene que ofrecer la ciudad con nuestra vídeo-guía, suscríbete al canal de Youtube si quieres conocer antes que nadie todas las novedades.


¿Te ha gustado esta guía?
Compártela para seguir creciendo!! 🙂
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn