Catedral de Santa María de Burgos

Ubicada en el corazón del casco histórico, la Catedral de Burgos es la única de España declarada por sí misma Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, además de ser Monumento Nacional desde 1885.

Fachada principal de la Catedral de Burgos
Fachada principal de la Catedral de Burgos

Su origen se remonta al siglo XI, tras la declaración de Burgos como sede episcopal, el rey Alfonso VI donó los terrenos necesarios para la construcción de una catedral en la ciudad.

Pronto el templo románico no pudo albergar a la creciente población de la capital del reino de Castilla, fue entonces cuando se decidió erigir un nuevo santuario más amplio y majestuoso.

Las obras comienzan el 20 de julio de 1221, siguiendo el estilo gótico que imperaba en Francia, teniendo como inspiración la Catedral de Notre Dame, en París, o la Catedral de Reims.

La construcción avanzó muy rápidamente, celebrándose un primer oficio ya en el año 1230 y siendo consagrada oficialmente en 1260.

Puerta de la Coronería de la Catedral de Burgos junto a la calle de Fernán González
Puerta de la Coronería de la Catedral de Burgos junto a la calle de Fernán González

Con el paso del tiempo se fueron añadiendo nuevos elementos. La ampliación más importante se llevó a cabo en el siglo XV, incluyendo las agujas que culminan las torres de la fachada principal, la Capilla de los Condestables y el cimborrio sobre el crucero, aunque éste último fue sustituido en el siglo XVI.  

La última gran ampliación tuvo lugar en el siglo XVIII, cuando finalizó la construcción de la Sacristía Mayor, la Capilla de las Reliquias y la Capilla de Santa Tecla, todos elementos ya del barroco.   

Del exterior destaca la fachada principal, ubicada frente a la Plaza de Santa María. En el primer cuerpo hay tres portadas, con la Puerta del Perdón en el centro. En el segundo cuerpo el protagonista es un gran rosetón, su trazado gótico tiene como centro una estrella de David.

El tercer cuerpo está dominado por la Galería de los Reyes, incluyendo las imágenes de los ocho primero reyes de Castilla. Flanqueando el conjunto dos torres góticas rematadas por estilizadas agujas.

Catedral de Burgos, declarada por sí misma Patrimonio de la Humanidad
Catedral de Burgos, declarada por sí misma Patrimonio de la Humanidad

A pesar de la belleza del conjunto, la portada principal es realmente austera. En este apartado destaca la Portada del Sarmental, uno de los primeros y más bellos ejemplos de la escultura gótica, y la Portada de la Coronería, también conocida como Puerta de los Apóstoles.

Ya en el interior de la Catedral de Burgos hay tres elementos que llaman la atención por encima del resto:

Capilla de los Condestables, joya del gótico tardío donde se ubica el sepulcro de Pedro Fernández de Velasco y Mencía de Mendoza, Condestables de Castilla.

Escalera dorada, imponente obra de Diego de Siloé que salva el desnivel hasta la Puerta de la Coronería.

Cimborrio, considerado uno de los más bellos del Renacimiento español, a sus pies se encuentra el sepulcro del Cid Campeador y su esposa Doña Jimena.

  • Capilla de los Condestables en la Catedral de Burgos
    Capilla de los Condestables en la Catedral de Burgos
  • Escalera dorada de la Catedral de Burgos
    Escalera dorada de la Catedral de Burgos

El horario de la Catedral de Burgos es el siguiente: del 19 de marzo al 4 de noviembre, de 09:30 a 19:30 horas y del 5 de noviembre al 18 de marzo, de 10:00 a 19:00 horas.

La entrada general cuesta 7€, hay descuentos para niños, familias numerosas, estudiantes, jubilados, desempleados, peregrinos y personas con discapacidad. Los martes por la tarde el acceso es gratuito para todo el público.


¿Te ha gustado esta guía?
Compártela para seguir creciendo!! 🙂
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn