Todo sobre Trujillo – qué ver, historia, fiestas y gastronomía


Guía de turismo completa para visitar Trujillo

Ubicada en la provincia de Cáceres, Trujillo es una de las localidades más turísticas de Extremadura, no es de extrañar siendo Conjunto Histórico Artístico y uno de los pueblos más bonitos de España.

Plaza Mayor de Trujillo, una de las más bonitas de España
Plaza Mayor de Trujillo, una de las más bonitas de España

Conocida como la Cuna de los Descubridores, aquí nacieron personajes que han marcado la historia de América, como Francisco Pizarro, Francisco de Orellana o Francisco de las Casas.

Pero últimamente se conoce más a Trujillo por ser uno de los escenarios de Juego de Tronos, otro aliciente para visitar la localidad si quieres seguir la huella de la serie en Extremadura.

Panorámica de Trujillo desde el castillo
Panorámica de Trujillo desde el castillo

Ahorra tiempo y dinero reservando ya tu hotel en Trujillo con Booking, déjate guiar por la opinión de miles de clientes para encontrar tu alojamiento ideal y recuerda que tienes la opción de cancelar gratuitamente en la mayoría de habitaciones si cambias de idea.

Qué ver:

Antes de descubrir uno a uno los principales sitios de interés, aquí tienes un vídeo donde resumimos todo lo que hay que ver en Trujillo. Pero si lo prefieres, también tienes la opción de apuntarte a una visita guiada gratuita, un tour medieval, un tour de misterios y leyendas o un tour al atardecer.

Si te gustó el vídeo regálanos un Me Gusta y suscríbete a nuestro canal de Youtube para enterarte antes que nadie de las últimas novedades.

Plaza Mayor

Un visita turística por Trujillo empieza inevitablemente en la Plaza Mayor, monumental espacio de estilo renacentista rodeado por algunos de los edificios civiles y religiosos más importantes de la ciudad.

Domina el conjunto la estatua ecuestre de Francisco Pizarro, conquistador del Perú y fundador de la ciudad de Lima.

Estatua ecuestre de Francisco Pizarro a los pies de la Iglesia de San Martín
Estatua ecuestre de Francisco Pizarro a los pies de la Iglesia de San Martín

A su lado se alza la Iglesia de San Martín, una de las tres iglesias parroquiales de la localidad.

También cabe destacar la Casa de las Cadenas, llamada así por la cadena que decora su portada como símbolo de la visita del rey Felipe II; la Casa del Peso Real o las Casas Consistoriales.

Casa de las Cadenas en la Plaza Mayor de Trujillo
Casa de las Cadenas en la Plaza Mayor de Trujillo

Además hay varios palacetes que simbolizan el glorioso pasado de Trujillo, es el caso del Palacio de los Marqueses de la Conquista, el Palacio de los Marqueses de Piedras Albas y el Palacio de los Duques de San Carlos.

Castillo de Trujillo

Se ubica en el punto más alto de la ciudad, sobre el cerro llamado Cabeza del Zorro, dominando las vistas panorámicas de Trujillo y la dehesa extremeña a su alrededor.

Construido por los musulmanes entre los siglos IX y XI, en el siglo XV se añadió una segunda edificación defensiva conocida como Albacara.

Castillo de Trujillo dominando la dehesa extremeña
Castillo de Trujillo dominando la dehesa extremeña

La parte musulmana está articulada alrededor de un Patio de Armas, donde se conservan dos aljibes. Altos muros de sillería rodean el conjunto, reforzados con torres defensivas de planta cuadrada.

Estos muros han servido recientemente como escenario de la serie Juego de Tronos, concretamente aquí se grabaron los primeros minutos del último capítulo de la temporada 7 de la mítica serie de HBO.

Alcázar de Trujillo, uno de los escenarios de la serie Juego de Tronos
Alcázar de Trujillo, uno de los escenarios de la serie Juego de Tronos

Al recinto se accede a través de un arco de herradura flanqueado por dos torres, en el interior se encuentra la Capilla de la Virgen de la Victoria, patrona de Trujillo.

A su alrededor se extienden los lienzos de la muralla, de la que hoy en día se conservan 17 torres defensivas y 4 puertas de acceso, la Puerta del Triunfo, de La Coria, Santiago y San Andrés, también llamada Puerta de la Vera Cruz.

Puerta de Santiago junto a la iglesia del mismo nombre
Puerta de Santiago junto a la iglesia del mismo nombre

El horario de visita es: en invierno de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00 horas y en verano de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 horas.

La entrada cuesta 1,50€.

Iglesias de Trujillo

Iglesia de Santa María la Mayor

Situada en la parte alta de la ciudad, es la más importante de las tres iglesias parroquiales que se conservan en Trujillo.

Construida en el siglo XIII siguiendo un estilo románico, recibió una importante ampliación de estilo gótico entre los siglos XV y XVI.

Llaman la atención sus dos torres campanarios, la Torre Julia y la Torre Nueva, la primera aunque es de estilo románico no es la torre original, sino una fiel reconstrucción llevada a cabo en el siglo XX.

Torres de la Iglesia de Santa María la Mayor
Torres de la Iglesia de Santa María la Mayor

Como curiosidad, en uno de sus capiteles el cantero encargado de su reconstrucción grabó el escudo del Athletic Club de Bilbao, un anacronismo similar a los encontrados en la Catedral de Salamanca.

Ya en el interior destaca el Retablo Mayor, compuesto por 25 tablas pintadas al óleo por los maestros Fernando Gallego y Bartolomé; así como las capillas funerarias de los Pizarro, Orellana o Altamirano.

Abre sus puertas de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00 horas en invierno y de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 horas en verano. La entrada cuesta 1,50€.

Iglesia de San Martín de Tours

Domina la imagen panorámica de la Plaza Mayor, con su imponente edificio gótico de principios del siglo XVI con añadidos renacentistas.

Del exterior destaca la Puerta de las Limas de estilo gótico, llamada así por las frutas que la decoran. Junto a ella se reunía en la Edad Media el Concejo de Trujillo.

Por el contrario la portada principal es renacentista, está flanqueada por una sobria torre campanario de planta cuadrada y una torrecilla poligonal con reloj.

Puerta de las Limas de la Iglesia de San Martín de Tours
Puerta de las Limas de la Iglesia de San Martín de Tours

Entre las obras de arte del interior destaca la talla de Nuestra Señora de la Coronada y la pila bautismal, ambas del siglo XIII; así como el retablo del Cristo de la Agonía, el órgano barroco o las capillas funerarias que rodean la nave única.

El horario de invierno es de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00 horas y el de verano de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:30 horas. La entrada cuesta 1,50€.

Iglesia de Santiago

Se trata de una de las iglesias más antiguas de Trujillo, ubicada junto a la Puerta de Santiago.

Construida a finales del siglo XII, con el paso de los años se le fueron añadiendo nuevos elementos constructivos, especialmente en la reforma llevada a cabo en el siglo XVII.

Uno de los elementos románicos que más destaca es la torre campanario, adosada a la muralla defensiva, así como el ábside semicircular.

Iglesia de Santiago, una de las más antiguas de Trujillo
Iglesia de Santiago, una de las más antiguas de Trujillo

Ya en el interior cabe resaltar la Capilla de los Loaisa, la bóveda de crucería estrellada de la cabecera o la talla del Cristo de las Aguas, del siglo XIV.

El horario es el siguiente: en invierno de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00 horas y en verano de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:30 horas. 

La entrada cuesta 1,50€.

Palacios de Trujillo

Palacio de los Marqueses de la Conquista

También es conocido como Palacio de los Pizarro, ya que fue construido por orden de Hernando Pizarro y su esposa Francisca Pizarro Yupanqui, hermano e hija del conquistador Francisco Pizarro respectivamente.

Se trata de un edificio del siglo XVI, destaca su balcón en esquina coronado por un gran escudo de piedra donde se cuentan algunos episodios de la conquista de América, motivo por el que también se le conoce como Palacio del Escudo.

Palacio de los Marqueses de la Conquista en la Plaza Mayor de Trujillo
Palacio de los Marqueses de la Conquista en la Plaza Mayor de Trujillo

Palacio de los Duques de San Carlos

También recibe el nombre de Palacio de los Carvajal Vargas, debido a su más ilustre morador, don Diego de Vargas y Carvajal, señor del Puerto de Santa Cruz.

Del conjunto destaca el balcón esquinado, sobre el que se puede ver el escudo familiar sujeto por un águila bicéfala, símbolo del rey Carlos I. La portada principal es de estilo plateresco.

Palacio de los Duques de San Carlos, uno de los más bellos de Trujillo
Palacio de los Duques de San Carlos, uno de los más bellos de Trujillo

Palacio de los Marqueses de Piedras Albas

Es el tercero de los grandes palacios de la Plaza Mayor, también conocido como Palacio de los Orellana Toledo. Se trata de un edificio de estilo renacentista construido en el siglo XVI.

Los soportales de la planta baja servían de protección para los comerciantes, por su parte la logia superior es de influencia florentina. Remata el conjunto una crestería gótica.

Palacio de los Marqueses de Piedras Albas en la Plaza Mayor de Trujillo
Palacio de los Marqueses de Piedras Albas en la Plaza Mayor de Trujillo

Palacio de Juan Pizarro Orellana

Ubicado a medio camino entre la Puerta de San Andrés y la Plaza Mayor, fue construido originalmente por la familia Vargas pero totalmente reconstruido por Juan PizarroLlama la atención la logia superior enclavada entre dos torres de planta cuadrada, aportando al conjunto un monumental aspecto defensivo.  

Durante un tiempo sirvió como Casa de Contratación, lugar donde se inscribían las personas que querían embarcarse hacia el Nuevo Mundo. También acogió a Miguel de Cervantes durante su visita a Trujillo.

Alcázares de Trujillo

Alcázar de Luis Chaves “El Viejo”

Se encuentra adosado en uno de los lienzos de la muralla junto a la Puerta de Santiago, formando parte del sistema defensivo de la villa.

En esta casa-fuerte se alojaron en dos ocasiones los Reyes Católicos.

Alcázar de Luis Chaves “El Viejo” en Trujillo
Alcázar de Luis Chaves “El Viejo” en Trujillo

Alcázar de los Altamiranos

Se ubica muy cerca del Alcázar de Trujillo, por lo que también es conocido como Alcazarejo.

Igualmente se construyó adosado al lienzo de la muralla, aunque sus dos torres defensivas hoy se encuentran desmochadas.

Alcázar de los Bejarano, una de las casas-fuerte de Trujillo
Alcázar de los Bejarano, una de las casas-fuerte de Trujillo

Alcázar de los Bejarano

Situado junto a la Puerta del Triunfo, lleva formando parte fundamental de las defensas de la villa desde el siglo XIII. De esa época se conserva una torre mudéjar, aunque no en perfecto estado de conservación.

Más moderna es la segunda torre defensiva, de estilo renacentista. La puerta principal cuenta con arco escarzano, sobre él se puede ver el escudo de los Bejarano.

Otros monumentos

Torre del Alfiler

Es sin duda la más bella de las torres defensivas de la muralla, hoy en día forma parte de la Casa de las Cadenas y es utilizada como Centro de Interpretación de la Historia de Trujillo.

Aunque fue desmochada en la Edad Media, actualmente se puede ver rematada por un cimborrio decorado con azulejos talaveranos y rodeado por una crestería gótica.

Se puede visitar de 10:00 a 14:00 y de 16:30 a 19:30 horas. La entrada cuesta 1,50€.

Torre del Alfiler, la más bella de las torres defensivas de la muralla de Trujillo
Torre del Alfiler, la más bella de las torres defensivas de la muralla de Trujillo

La Alberca

Se trata de una cisterna de 14 metros de profundidad excavada en la propia roca, en sus orígenes sirvió para abastecer de agua un baño público romano.  

Aljibe Altamirano

Llamado así por su ubicación en la Plaza de los Altamiranos, se trata de un aljibe de origen musulmán construido en el siglo X.

El espacio interior está compuesto por tres naves, cubiertas con bóveda de cañón apuntado y sujetas mediante arcos peraltados.

Torre del Alfiler vista desde el Castillo de Trujillo
Torre del Alfiler vista desde el Castillo de Trujillo

Rollo o Picota

Ubicado en la Plaza del Campillo, el Rollo de Trujillo o Picota es de estilo tardogótico y cuenta con el escudo de los Reyes Católicos como decoración.

Museos:

Museo de La Coria

El antiguo Convento de San Francisco el Real ha sido reutilizado por la Fundación Xavier de Salas para mostrar al público de una forma didáctica la relación histórica entre Extremadura y América.

Antiguo Convento de San Francisco el Real, hoy parte del Museo de La Coria
Antiguo Convento de San Francisco el Real, hoy parte del Museo de La Coria

Museo del Traje

Ubicado en una sala del Convento de San Francisco, esta exposición del modisto Enrique Elías muestra la historia y evolución del traje, incluye reproducciones históricas y piezas originales de modistos de Alta Costura.

Casa-Museo de Pizarro

En la casa familiar de los Pizarro se ha ubicado este museo dedicado al conquistador del Perú y fundador de la ciudad de Lima.

En la planta inferior se ha recreado una vivienda tradicional de la Edad Media, la planta superior se ha dedicado a la vida y obra de Francisco Pizarro.

Casa-Museo de Pizarro en Trujillo
Casa-Museo de Pizarro en Trujillo

Museo Rural Etnográfico

Ubicado en la Huerta de Ánimas, a través de su exposición permanente se hace un repaso por la vida rural de Extremadura.

Museo del Queso y el Vino

Exposición ubicada en la desacralizada Iglesia de la Merced con el queso y el vino extremeños como protagonistas. Se puede conocer su historia, evolución y proceso de elaboración, para finalizar con una cata de productos tradicionales.

Historia:

Aunque existen indicios de asentamientos humanos en la prehistoria, oficialmente la historia de Trujillo comienza con la llegada de los romanos, cuando recibió el nombre de Turgalium.

Posteriormente ocupada por los visigodos, fue a partir del dominio musulmán cuando empieza a ganar importancia como enclave estratégico defensivo. De esa época data la fortaleza que ha llegado hasta nuestros días.

Plaza Mayor de Trujillo, conocida por los romanos como Turgalium
Plaza Mayor de Trujillo, conocida por los romanos como Turgalium

La conquista cristiana se produjo definitivamente en el año 1232, pasando a formar parte de la Corona de Castilla. Aunque con anterioridad ya había estado gobernada por nobles cristianos durante breves lapsos de tiempo.

A partir de entonces comenzó un período de prosperidad, Trujillo era una villa de realengo que estaba a cargo de numerosos territorios a su alrededor, recibió fuero en el año 1256 y el título de ciudad en 1430.

Aunque el descubrimiento de América provocó un notable éxodo de población, pronto las ganancias obtenidas en el Nuevo Mundo se vieron reflejadas en el gran número de casas señoriales y palacetes que se construyeron en la localidad.

Estatua de Francisco Pizarro ocupando un lugar privilegiado en la Plaza Mayor de Trujillo
Estatua de Francisco Pizarro ocupando un lugar privilegiado en la Plaza Mayor de Trujillo

Conocida como Cuna de los Descubridores, de Trujillo era Francisco Pizarro, conquistador del Perú; Francisco de Orellana, descubridor del río Amazonas o Diego García de Paredes, fundador de la ciudad de Trujillo en Venezuela.

En el año 1528 se creó la provincia de Trujillo, en vigor hasta la creación de la provincia de Extremadura en 1653. A pesar de los numerosos territorios que englobaba, no llegó a contar con derecho a voto en las Cortes de Castilla.

Muchos de los territorios pertenecientes a Trujillo fueron puestos en venta por la Corona para pagar sus deudas, esto provocó un declive económico que se vio empeorado por conflictos armados como la Guerra de Sucesión o la Guerra de Independencia.

Casas Consistoriales y Casa del Peso Real en la Plaza Mayor de Trujillo
Casas Consistoriales y Casa del Peso Real en la Plaza Mayor de Trujillo

Varias veces a lo largo de los siglos XIX y XX se intentó que el ferrocarril llegara a Trujillo, pero finalmente ese objetivo nunca se consiguió y la ciudad quedó aislada de los nuevos ejes de comunicaciones.

Con la mejora del transporte por carretera ha recibido un nuevo impulso económico, ahora más centrado en el turismo y el sector servicios, miles son los visitantes que llegan cada año a conocer uno de los pueblos más bonitos de España.

Fiestas:

Uno de los festejos más tradicionales es la Semana Santa, de hecho se tiene constancia de su celebración desde el período de dominación visigoda.

Aunque durante un tiempo la tradición se fue perdiendo, en los últimos años se ha recuperado y ha llegado a ser reconocida como Fiesta de Interés Turístico Regional.

Después de una semana de procesiones, el Domingo de Pascua tiene lugar la Fiesta del Chíviri, también declarada de Interés Turístico Regional.

La Plaza Mayor de Trujillo es el centro de las fiestas y celebraciones populares
La Plaza Mayor de Trujillo es el centro de las fiestas y celebraciones populares

Miles de personas se reúnen en la Plaza Mayor para cantar y bailar al ritmo de la música tradicional, teniendo la ocasión además de degustar los productos gastronómicos locales.

La primera semana de mayo tiene lugar la Feria Nacional del Queso, productores de todo el país vienen a mostrar sus mejores productos a todos los visitantes que se acercan esa semana a Trujillo.

Por su parte las Fiestas Patronales tienen lugar los últimos días de agosto, en honor a la Virgen de la Victoria. Los eventos acaban con los trujillanos cantando La Salve totalmente a oscuras en la Plaza Mayor, la única que permanece iluminada es la imagen de la patrona.

Gastronomía:

Uno de los grandes atractivos de Trujillo es su gastronomía, basada en la cocina tradicional extremeña, cuenta con platos elaborados con ingredientes naturales de la mejor calidad.

Para empezar a abrir boca nada mejor que un revuelto de criadillas de la tierra, unos espárragos trigueros a la parrilla, unas migas extremeñas o una sopa de ajo, de tomate o del obispo.

Como plato principal está la caldereta de cordero, chuletillas de cordero a la parilla, moraga extremeña, prueba de cerdo o algún plato elaborado con pescado de río o carne de caza.

Torta del Casar, uno de los productos típicos de la gastronomía cacereña
Torta del Casar, uno de los productos típicos de la gastronomía cacereña

El rey de la gastronomía extremeña es sin duda el cerdo ibérico, con el que se elaboran embutidos como chorizo, morcilla patatera, lomo, morcón, salchichón y por supuesto jamón ibérico.

Entre los productos gastronómicos tradicionales no puede faltar el queso, en Trujillo concretamente se elabora el Queso Ibores con DOP. Aunque también se puede encontrar la Torta del Casar, otro queso extremeño que cuenta con Denominación de Origen Protegida.

Para acompañar esta excelente gastronomía nada mejor que un Vino de la Tierra de Extremadura, caldos que cuentan con Indicación Geográfica Protegida, pero también puedes aprovechar para degustar algún vino de pitarra de la zona.

No te quedes sin plaza y reserva tu restaurante en Trujillo con El Tenedor, además puedes obtener hasta un 50% de descuento en carta.

Transporte:

El autobús es el único medio de transporte público disponible para llegar a Trujillo, la compañía AvanzaBus se encarga de los trayectos desde Madrid, Barcelona o Lisboa.

Por su parte Alsa cubre los trayectos desde Salamanca, Bilbao o Valladolid, y finalmente Mirat se encarga de las rutas dentro de Extremadura, como por ejemplo desde Cáceres o Guadalupe.

Carretera de acceso a Trujillo
Carretera de acceso a Trujillo

Otro opción es viajar en transporte particular, por los alrededores de la ciudad pasa la autovía A-5 y la autovía A-58 que enlaza con Cáceres.

Si necesitas alquilar un coche, con el buscador de Rentalcars encontrarás los precios más baratos entre cientos de webs de reservas.


¿Te ha gustado esta guía?
Compártela para seguir creciendo!! 🙂
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn