Qué comer en Huesca


Qué comer en Huesca, platos, bebidas y dulces típicos

Después de recorrer la ciudad y conocer sus principales museos y monumentos, llega el momento de hacer un alto en el camino para disfrutar de la gastronomía tradicional de Huesca, marcada por su ubicación a los pies del Pirineo Aragonés.

En los platos típicos de Huesca no puede faltar la carne, tanto el ternasco de Aragón, como el pollo, la ternera del Pirineo o la carne de cerdo. Recetas acompañadas siempre con las mejores verduras de la huerta, como la borraja, el cardo o los espárragos.

Sin olvidarnos de los pescados, los frescos proceden de los numerosos ríos que atraviesan la provincia, es el caso por ejemplo de la trucha. Pero sin duda el pescado más consumido es el bacalao, traído en salazón desde las frías aguas donde se pesca al interior del país.

Estos son algunos de los platos típicos de la gastronomía de Huesca:

Ternasco de Aragón, protagonista de la gastronomía de Huesca
Ternasco de Aragón, protagonista de la gastronomía de Huesca

Sopa oscense, guiso de gran contundencia para combatir los fríos días de invierno, entre sus ingredientes cuenta con hígado de ternera, queso rallado y pan frito en manteca de cerdo.

Migas a la pastora, un plato muy sencillo que se elabora en prácticamente todas las regiones de España. Sus ingredientes revelan su origen humilde, ya que tiene como base las migas de pan de duro y un poco de tocino.

Farinetas aragonesas, conocidas en otras regiones del país como gachas, se trata de otro plato de origen humilde pero contundente.

Chiretas, son tripas limpias de cordero rellenas con arroz, pulmón y corazón de ese animal. Su nombre en aragonés viene a traducirse como piel vuelta.

Bacalao, se puede elaborar al ajoarriero, a la baturra o en buñuelos.

Ternasco de Aragón, lo más común es degustarlo asado, pero también se puede encontrar a la pastora o guisado al chilindrón. De esa misma forma se prepara el pollo.

Raciones y tapas, la mejor forma de descubrir la gastronomía tradicional de Huesca
Raciones y tapas, la mejor forma de descubrir la gastronomía tradicional de Huesca

A la hora de elegir una bebida para acompañar esta excelente gastronomía, la mejor opción es sin duda el vino. En la región se produce vino con Denominación de Origen Somontano, con variedades de uvas blancas y tintas que se cultivan a los pies del Pirineo Aragonés.

Si sólo quieres picar algo mientras tomas una bebida refrescante, no hay nada más típico que salir de tapas por Huesca. Aunque durante muchos años se limitaron a elaborar recetas simples y populares como los pinchos de tortilla, la celebración del Concurso de Tapas de Huesca ha impulsado en los últimos tiempos la elaboración de recetas más novedosas.

Comer de menú en la ciudad ronda los 15€, las tapas por su parte cuestan entre 1 y 3€. No te quedes sin plaza y reserva tu restaurante en Huesca con El Tenedor, además puedes obtener hasta un 50% de descuento en carta.

Trenza de Almudévar, uno de los variados y deliciosos dulces tradicionales de Huesca
Trenza de Almudévar, uno de los variados y deliciosos dulces tradicionales de Huesca

Y como dulce broche final los postres tradicionales, entre los que se encuentran los empanadicos, las glorias de Huesca, las castañas de mazapán, la trenza de Almudévar, las campanas de Huesca, la tarta Loreto, el pastel ruso, la leche frita, los suspiros de monja o las cocas de nata.

Como ves hay muchísimas opciones, si quieres probarlas todas debes seguir la Ruta Dulce de Huesca, un recorrido por las principales pastelerías de la ciudad degustando un dulce típico en cada una de ellas.


¿Te ha gustado esta guía?
Compártela para seguir creciendo!! 🙂
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn