Qué ver y hacer en Huesca


Guía con todo lo que hay que ver y hacer en Huesca

Aunque para muchos es una gran desconocida, hay mucho que ver y hacer en Huesca. Con una larguísima historia a sus espaldas, en la ciudad se conservan monumentos de diferentes períodos históricos y estilo arquitectónicos.

El principal monumento de la ciudad es la Catedral de Huesca, una obra maestra de estilo gótico en el corazón de una provincia plagada de monumentos románicos. A su lado se ubica el Museo Diocesano de Huesca, con una importante muestra de arte sacro traída de iglesias y monasterios de toda la provincia.

Otro edificio religioso de gran interés es el Monasterio de San Pedro el Viejo, considerado uno de los mejores ejemplos del románico aragonés. Además en su interior se encuentra el Panteón Real de los monarcas del Reino de Aragón.

Monasterio de San Pedro el Viejo, uno de los principales edificios religiosos de Huesca
Monasterio de San Pedro el Viejo, uno de los principales edificios religiosos de Huesca

Y para terminar con la arquitectura religiosa, hay otros tres edificios que merece la pena destacar, se trata del Convento de San Miguel, conocido popularmente como Las Miguelas; la Basílica de San Lorenzo, donde se guarda la imagen del patrón de Huesca; por último la Iglesia de San Vicente, dedicada al copatrono de la ciudad.

Por su parte la arquitectura civil está representada por el edificio del Ayuntamiento de Huesca, una joya del Renacimiento aragonés; el edificio de la antigua Universidad Sertoriana, hoy en día ocupado por el Museo de Huesca; el Círculo Oscense o Casino de Huesca, todo un símbolo del modernismo en la ciudad o la tienda de Ultramarinos La Confianza, la más antigua de España.

Ayuntamiento de Huesca, el edificio civil más importante de la ciudad
Ayuntamiento de Huesca, el edificio civil más importante de la ciudad

Terminamos esta guía turística con la Muralla de Huesca, declarada Bien de Interés Cultural de Aragón. Se trata de complejo sistema defensivo construido por los musulmanes allá por el siglo IX, con la intención de proteger la frontera norte del Califato de Córdoba. Aunque no ha llegado hasta nuestros días en excelente estado de conservación, bien merece la pena seguir su trazado y rememorar su historia.

Ya en las afueras de la ciudad se puede visitar el Castillo de Montearagón, de vital importancia para historia de Huesca; así como Jaca, Aínsa o Torla-Ordesa, tres de las localidades con más encanto de toda la provincia.

Muralla de Huesca rodeando el casco histórico de la ciudad
Muralla de Huesca rodeando el casco histórico de la ciudad

Ahorra tiempo y dinero reservando ya tu hotel en Huesca con Booking, déjate guiar por la opinión de miles de clientes para encontrar tu alojamiento ideal y recuerda que tienes la opción de cancelar gratuitamente en la mayoría de habitaciones si cambias de idea.

También hay apartamentos, hostales, pensiones o bed & breakfast.


¿Te ha gustado esta guía?
Compártela para seguir creciendo!! 🙂
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn