Edificios civiles de Huesca


Principales edificios civiles de Huesca

Además de todas las muestras de la arquitectura religiosa que salpican las calles de Huesca, también hay un buen número de edificios civiles que han marcado la historia y el desarrollo de la ciudad.

Ayuntamiento de Huesca, el edificio civil más importante de la ciudad
Ayuntamiento de Huesca, el edificio civil más importante de la ciudad

Ayuntamiento de Huesca

Ubicado en la Plaza de la Catedral, justo enfrente de la Catedral de Santa María, el edificio del Ayuntamiento de Huesca está considerado una joya del Renacimiento aragonés.

El conjunto está formado en realidad por dos antiguos edificios, las Casas de la Ciudad y el Colegio de Santiago. A principios del siglo XVII se añadió la monumental fachada renacentista que podemos ver hoy en día aportando uniformidad al conjunto.

En el interior destaca la Sala de la Justicia, donde se expone el óleo “La Campana de Huesca”, pintado por Casado del Alisal. En él se representa la leyenda más famosa y sangrienta de la historia de la ciudad.

  • Colegio de Santiago junto al Ayuntamiento de Huesca
    Colegio de Santiago junto al Ayuntamiento de Huesca
  • Gigantes y cabezudos en el interior del Ayuntamiento de Huesca
    Gigantes y cabezudos en el interior del Ayuntamiento de Huesca

También destaca el patio, con su techumbre de madera y su escalera monumental. Aquí era donde originalmente se celebraban las reuniones del gobierno de la ciudad.

Adosado a la fachada principal se encuentra el Colegio de Santiago, durante cientos de años fue el más prestigioso de la Universidad de Huesca.

Palacio de Villahermosa

Ubicado a medio camino entre la Plaza de López Allué y la Plaza de Navarra, el Palacio de Villahermosa también es conocido como Casa de los Condes de Guara.

Originalmente fue la residencia de la familia Azlor, reconocidos con el título de Condes de Guara en el siglo XVII y en el siglo XIX como Duques de Villahermosa.

El edificio que podemos ver hoy en día fue construido en el siglo XVII, a pesar de encontrarse encajonado entre las calles del casco histórico, su amplia fachada de estilo renacentista aragonés se abre hacia la calle Duquesa de Villahermosa.

En el año 1999 el edificio fue adquirido por Ibercaja, cuya fundación se encargó de rescatarlo de un preocupante estado ruinoso. Hoy en día funciona como Centro Cultural y de Estudios.

Círculo Oscense

Dominando la céntrica Plaza de Navarra se encuentra el Círculo Oscense o Casino de Huesca, el mejor ejemplo del modernismo en la ciudad, por ese motivo fue designado Bien de Interés Cultural en el año 2007.

Del proyecto se encargó Ildefonso Bonells, erigiendo el edificio en los primeros años del siglo XX. El arquitecto catalán jugó para su diseño con la geometría, los volúmenes y su característico aspecto de fortaleza medieval.

Del conjunto destaca la portada modernista, tallada en madera de nogal. Así como el vestíbulo, la escalera y los salones de recreo.

Teatro Olimpia

En la calle Coso Alto se ubica el Teatro Olimpia, construido a principios del siglo XX por el empresario oscense Antonio Pié Lacruz, con el objetivo de dotar a la ciudad de un espacio donde disfrutar del cine y el teatro.

El exterior de estilo clásico recuerda a un antiguo templo griego, con seis columnas jónicas sujetando el frontón con el escudo de la ciudad flanqueado por la Gloria y la Fortuna.

Durante la Guerra Civil Española resultó gravemente dañado, pero tras una exhaustiva restauración, fue inaugurado en el año 2008 con un aforo total de 776 localidades.

Ultramarinos La Confianza

Ubicada en la céntrica Plaza de López Allué, la tienda de Ultramarinos La Confianza ha sido reconocida como la más antigua de España aún en funcionamiento.

Ultramarinos La Confianza en los bajos de uno de los pintorescos edificios de la Plaza de López Allué
Ultramarinos La Confianza en los bajos de uno de los edificios de la Plaza de López Allué

Fundada en el año 1871 por el comerciante francés Hilario Vallier, en sus orígenes era una mercería y sedería. La familia Villacampa-Sanvicente la adquirió tras la Guerra Civil, siendo hoy una tienda de productos tradicionales de la región.

Entrar a la tienda de Ultramarinos La Confianza es como hacer un viaje al pasado, con sus paredes cubiertas de antiguas estanterías de madera y el techo decorado por el pintor León Abadías y Santolaria con alegorías al comercio.


¿Te ha gustado esta guía?
Compártela para seguir creciendo!! 🙂
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn