Guía de Jaca


Guía turística para visitar Jaca

Ubicada a poco más de 70 kilómetros de Huesca y 30 de Francia, Jaca es capital de la comarca de La Jacetania y una de las localidades con más encanto de la provincia de Huesca. Además es el nexo de unión entre el Camino de Arlés o Vía Tolosana y el Camino Aragonés, variantes ambas del Camino de Santiago Francés.

Si estás buscando hotel en Jaca compara todas las ofertas con Booking, además de ofrecerte los mejores precios, puedes buscar tu alojamiento ideal guiándote por las opiniones de miles de clientes. También puedes encontrar apartamentos, hostales, pensiones o bed & breakfast.

Historia de Jaca:

Se tiene constancia de asentamientos humanos desde la prehistoria, cuando la tribu de los iacetanos ocupaba la zona que por aquel entonces se conocía como Iaca o Iacca. Después de atravesar el paso de Somport, los romanos ocuparon la ciudad en el año 195 a. C. De la campaña de conquista se encargó el cónsul romano Marco Poncio Catón, a partir de entonces Jaca se convirtió en un punto estratégico para la defensa de los caminos que cruzaban el Pirineo.

Los carolingios fueron los siguientes habitantes de la zona, que quedó bajo el protectorado de Carlomagno, incluyendo a la ciudad dentro de la Marca Hispánica, justo en la frontera de la Marca Superior de Al-Andalus. A pesar de las numerosas incursiones llevadas a cabo por los musulmanes en la montañas pirenaicas, nunca llegaron a ocupar Jaca.

Monte Oroel, un símbolo de Jaca
Monte Oroel, un símbolo de Jaca

La ciudad comenzó a ganar importancia con el establecimiento de una residencia regia de Ramiro I de Aragón, afianzando su crecimiento cuando Sancho Ramírez le concedió los fueros en el año 1077, convirtiéndose además en la primera capital del Reino de Aragón. En ese período comenzó la construcción de la Catedral de San Pedro, una de las primeras de estilo románico que se erigieron en la península ibérica.  

El traslado de la capitalidad a Huesca en el año 1096, no acabó con la relevancia de Jaca para el Reino de Aragón, ya que seguía siendo un importante paso del Camino de Santiago y un valioso punto comercial junto a la frontera de Francia. Felipe II quiso proteger esa posición estratégica con la construcción de la Castillo de San Pedro, una monumental fortaleza con forma de estrella que hoy es uno de los símbolos de la ciudad.

Escultura del rey Ramiro I de Aragón en Jaca
Escultura del rey Ramiro I de Aragón en Jaca

Las epidemias y enfermedades golpearon a los habitantes de Jaca en varias ocasiones. En primer lugar a finales de la Edad Media, cuando la peste hundió a la ciudad en una profunda crisis. Otra vez la peste golpeó duramente a mediados del siglo XVII, menguando en un 42% la población.

Las guerras acontecidas en la Edad Moderna fueron otro de los escollos para el crecimiento de Jaca, por ejemplo la Guerra de Sucesión, en la que se posicionaron a favor de los Borbones y tras la que ganaron los títulos de “muy noble, muy leal y muy vencedora”. También marcaron la historia de la ciudad la Guerra del Rosellón y la Guerra de Independencia, en ambas sufrieron la invasión de las tropas francesas.

Muralla de Jaca, uno de los pocos tramos que se conservan junto a Las Benitas
Muralla de Jaca, uno de los pocos tramos que se conservan junto a Las Benitas

El 12 de diciembre de 1930 se produce la Sublevación de Jaca, un pronunciamiento militar contra Alfonso XIII que aunque acabó con el fusilamiento de sus promotores, sentó las bases para la proclamación de la Segunda República Española. Durante la Guerra Civil fue bastión de los republicanos, siendo bombardeada por la aviación golpista en otoño de 1937.

Hoy en día Jaca sigue siendo un punto estratégico en la frontera entre España y Francia, acogiendo a los turistas que llegan para conocer los encantos de la ciudad, los peregrinos que siguen el Camino de Santiago, los patinadores que vienen a probar una de las pistas de hielo más antiguas del país o los montañeros y esquiadores que se quieren adentrar en el corazón de los Pirineos.

Qué ver en Jaca:

El principal monumento de la ciudad es la Catedral de San Pedro, una de las primeras obras de estilo románico que se construyeron en España, sirvió de base para la mayoría de iglesias de ese estilo que se edificaron a continuación. Además en su interior se encuentra el Museo Diocesano, con una extensa muestra del arte románico y gótico proveniente de toda la Diócesis de Jaca.

Lonja Chica de la Catedral de San Pedro en Jaca
Lonja Chica de la Catedral de San Pedro en Jaca

Otra construcción destacada es la Ciudadela de Jaca, también conocida como Castillo de San Pedro. Se trata de la única fortaleza del mundo con planta pentagonal, construida en el siglo XVI, que se conserva intacta. Además alberga el Museo de Miniaturas Militares.

Castillo de San Pedro o Ciudadela de Jaca, uno de los principales monumentos de la ciudad
Castillo de San Pedro o Ciudadela de Jaca, uno de los principales monumentos de la ciudad

Además de la Catedral de San Pedro, hay varios edificios religiosos de interés. Es el caso del Real Monasterio de las Benedictinas, donde se conserva el sarcófago románico de la Infanta Doña Sancha, así como la Iglesia del Carmen y la Iglesia de Santiago. Entre las construcciones civiles destaca la Torre del Reloj, el Ayuntamiento de Jaca, el Palacio Episcopal o el Puente de San Miguel.

Sitios de interés:

Catedral de Jaca

Construida a finales del siglo XI, la Catedral de San Pedro es una de las primeras muestras del románico de España. Por su importancia histórica y artística, desde 1931 ostenta la distinción de Monumento Nacional, figura que hoy en día corresponde a un Bien de Interés Cultural.

La construcción de la Catedral de Jaca comenzó inmediatamente después de la concesión de los fueros en el año 1077, fecha en la que también el rey Sancho Ramírez convirtió la ciudad en la primera capital del Reino de Aragón. Las obras se alargaron hasta el año 1139, reinando ya Alfonso I. Con el tiempo se le fueron añadiendo elementos de diferentes estilos arquitectónicos, como el gótico, el renacentista o el barroco.

  • Entrada a la Catedral de Jaca
    Entrada a la Catedral de Jaca
  • Torre campanario de la Catedral de Jaca
    Torre campanario de la Catedral de Jaca

Del exterior cabe destacar la portada principal, ubicada en lo que se conoce como Lonja Mayor. El crismón trinitario del tímpano es un símbolo del Reino de Aragón, se encuentra flanqueado por dos leones.

Adosada a la fachada sur hay otra portada románica, en su tímpano está tallada la tiara papal y las llaves del obispado. Está cobijada por la Lonja Chica, cuya columnas y capiteles fueron traídos desde el claustro. Entre los seis capiteles destaca especialmente uno, donde está representado el rey David y los músicos, aunque el original se guarda en el Museo Diocesano de Jaca.

  • Portada principal de la Catedral de Jaca
    Portada principal de la Catedral de Jaca
  • Portada sur de la Catedral de Jaca
    Portada sur de la Catedral de Jaca

El interior ha sido bastante reformado con el paso del tiempo, especialmente después del incendio ocurrido en el año 1440. Por ejemplo se puede ver la capilla de San Sebastián, Santa Ana y La Anunciación de estilo tardogótico o la capilla de San Miguel y de la Trinidad de estilo renacentista. Una de las últimas incorporaciones fue la capilla de Santa Orosia, de estilo barroco, está dedicada a la patrona de Jaca.

Desde el claustro se puede acceder el Museo Diocesano, donde se conservan magníficas pinturas del románico que se han ido recopilando por toda la zona de influencia de la Diócesis de Jaca. Entre sus muchas joyas destacan los murales traídos de la iglesia de los Santos Julián y Basilisa de Bagüés, es conocido como la Capilla Sixtina del Románico.

Capitel del rey David y los músicos en la Catedral de Jaca
Capitel del rey David y los músicos en la Catedral de Jaca

El horario de la Catedral de Jaca y el Museo Diocesano es el siguiente: desde enero al 14 de junio y desde el 14 de septiembre a diciembre, de lunes a viernes de 10:00 a 13:30 y de 16:00 a 19:00 horas, los sábados de 10:00 a 13:30 y de 16:00 a 20:00 horas y los domingos sólo en horario de mañana; desde el 15 al 30 de junio y desde el 1 al 13 de septiembre, de lunes a sábados de 10:00 a 13:30 y de 16:00 a 20:00 horas y los domingos sólo en horario de mañana; por último en julio y agosto, todos los días de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:30 horas.

El acceso a la Catedral de San Pedro es gratuito, la entrada al Museo Diocesano cuesta 6€ el pase normal, 4,5€ el reducido y 3€ para los niños. Se puede adquirir en conjunto con una visita guiada a la Catedral de Jaca por 7,5€ el pase general, 6€ el reducido y 4,5€. También es posible adquirir un paso conjunto con el Sarcófago de Doña Sancha, la Torre del Reloj y el Ayuntamiento, cuesta 8,50€ el pase general, 7€ el reducido y 5€ para los niños.

Ciudadela de Jaca

Uno de los monumentos más emblemáticos es la Ciudadela de Jaca, también llamada Castillo de San Pedro. Desde 1951 ostenta la distinción como Monumento Histórico Artístico.

Fue construida en el siglo XVII por orden de Felipe II, como parte de un plan para reforzar las defensas de la frontera con Francia. Del diseño se encargó el italiano Tiburcio Spannocchi, Ingeniero Mayor de los Reinos de España, fue el artífice de la construcción de un buen número de fortificaciones a lo largo de todo el país.

Entrada a la Ciudadela de Jaca o Castillo de San Pedro
Entrada a la Ciudadela de Jaca o Castillo de San Pedro

El conjunto fortificado es de planta pentagonal, distribuida alrededor de un gran patio de armas. Un camino de ronda cubierto recorre todo el perímetro amurallado, delimitado por baluartes en cada uno de sus ángulos. Al interior se accede a través de una portada barroca, coronada por el escudo de la Casa de Austria, pasando ante por un puente levadizo.  

En el interior se puede visitar la Iglesia de San Pedro, aunque es de estilo barroco, conserva una pila bautismal románica. También se puede visitar el Museo de Miniaturas Militares, a través de más de 32.000 figuras de plomo se cuenta la historia y evolución del armamento militar, los uniformes o las tácticas de combate, además de recrear las principales contiendas mundiales.  

Baluarte y foso de la Ciudadela de Jaca
Baluarte y foso de la Ciudadela de Jaca

El horario de la Ciudadela de Jaca es el siguiente: desde enero a mediados de marzo, de 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00 horas y el resto del año, de 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00 horas. En todos los casos los lunes permanece cerrado.

La entrada sólo al Castillo de San Pedro o sólo al Museo de Miniaturas Militares cuesta 6€ el pase general, 5€ el reducido y 4€ el mínimo, también se puede adquirir un pase conjunto por 10€ el general, 8€ el reducido y 5€ el mínimo.

Iglesias y monasterios

Real Monasterio de las Benedictinas, se le conoce popularmente como Las Benitas. El edificio construido a mediados del siglo XVI es de estilo renacentista, se encuentra anexo a la muralla de Jaca.

Real Monasterio de las Benedictinas en Jaca, más conocido como Las Benitas
Real Monasterio de las Benedictinas en Jaca, más conocido como Las Benitas

En su interior se conserva el sarcófago de la Infanta Doña Sancha, hija de Ramiro I y hermana de Sancho Ramírez, reyes de Aragón. El sarcófago de estilo románico fue traído desde el Panteón Real de Santa Cruz de la Serós, por sí solo ha sido declarado Bien de Interés Cultural.  

Entrada al Real Monasterio de las Benedictinas de Jaca
Entrada al Real Monasterio de las Benedictinas de Jaca

Iglesia del Carmen, es el único elemento que se conserva del antiguo Convento de Nuestra Señora del Carmen, fundado por los Carmelitas Descalzos en el año 1614. Cabe destacar desde su portada barroca, hasta el altar mayor y las capillas también barrocas.

  • Iglesia del Carmen en Jaca
    Iglesia del Carmen en Jaca
  • Portada de la Iglesia del Carmen en Jaca
    Portada de la Iglesia del Carmen

Iglesia de Santiago, también es conocida como Iglesia de Santo Domingo, por haber sido el santuario del antiguo convento de la Orden de los Dominicos. En su interior destaca el capitel románico atribuido al Maestro Esteban, procedente de la Catedral de Jaca, y la pila bautismal hispano árabe del siglo X.

Construcciones civiles

Torre del Reloj, también conocida como Torre de la Cárcel, es una edificación gótica que cumplía la doble función de albergar el reloj que marcaba la vida de Jaca y además funcionó como cárcel de la ciudad. También fue conocida como Torre del Merino, ya que durante un tiempo fue la residencia del merino, la persona encargada de llevar las cuentas de la ciudad y recaudar los impuestos.

  • Torre del Reloj de Jaca
    Torre del Reloj de Jaca
  • Torre de la Cárcel de Jaca
    Torre de la Cárcel de Jaca

Ayuntamiento de Jaca, con su portada de estilo plateresco, es uno de los edificios civiles más bellos de la ciudad. En su interior se conserva el tímpano románico de la Ermita de Sarsa, el Libro de la Cadena del siglo XIII o las campanas de la Torre del Reloj.

Palacio Episcopal, monumental edificio de estilo renacentista. Construido a comienzo del siglo XVII, hoy en día alberga los alberga los fondos documentales Diocesano, Catedralicio y Parroquiales de la Diócesis de Jaca.

Palacio Episcopal de Jaca
Palacio Episcopal de Jaca

Puente de San Miguel, se calcula que fue construido en el siglo XV, siendo uno de los puentes medievales mejor conservados del Pirineo Aragonés. Por su importancia histórica ha sido declarado Bien de Interés Cultural.  

Museos de Jaca:

Museo Diocesano de Jaca, ubicado en el claustro de la Catedral de San Pedro, es un espacio donde se han reunido las principales obras de arte de la Diócesis de Jaca, todo un referente artístico y cultural del Alto Aragón.

Réplica de las pinturas románicas que se pueden ver en el Museo Diocesano de Jaca
Réplica de las pinturas románicas que se pueden ver en el Museo Diocesano de Jaca

Su principal atractivo son los murales provenientes de la iglesia de los Santos Julián y Basilisa de Bagüés, considerados una de las mejores muestra de la pintura románica en Aragón. Aunque también cabe destacar la talla románica de la Virgen de Iguácel, el capitel original del rey David y los músicos o las pinturas góticas de la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario de Osia, entre muchos otros.

Museo de Miniaturas Militares, exposición situada en la Castillo de San Pedro, donde se muestran más de 32.000 figuras de plomo recreando famosas batallas o instantes que han marcado la historia del mundo.

Ciudadela de Jaca,en su interior se encuentra el Museo de Miniaturas Militares
Ciudadela de Jaca,en su interior se encuentra el Museo de Miniaturas Militares

Ecomuseo de los Pirineos, a través de Rutas, Viajes y Vivencias se da a conocer al visitante la estrecha relación entre Jaca y el maravilloso entorno donde está ubicada la ciudad. Repasando desde la flora y fauna autóctona de los Pirineos, hasta llegar a la cultura, costumbres y creencias populares de la región.

Fiestas de Jaca:

Las fiestas tradicionales tienen su máximo esplendor en la Semana Santa de Jaca, declarada Fiesta de Interés Turístico de Aragón. Un total de nueve cofradías, algunas de ellas con más de dos siglos de antigüedad, procesionan 14 pasos por las calles de la ciudad entre el Domingo de Ramos y el Domingo de Resurrección.

Por su parte la Fiesta del Primer Viernes de Mayo conmemora la Batalla de los Llanos de la Victoria, donde se cuenta que el conde Aznar Galíndez consiguió derrotar a las tropas musulmanas, ayudado por las mujeres del pueblo. El momento álgido de la celebración es el Desfile de la Victoria, donde más de 2.000 jacetanos se visten con trajes de época para recrear uno de los hechos más importantes de su historia.

Por último las fiestas patronales son en honor de Santa Orosia. Comienzan la noche de San Juan y terminan la noche de San Pedro, el día más importante es el 25 de junio, cuando todos los pueblos del Campo de Jaca salen con sus cruces parroquiales en una gran procesión en honor de Santa Orosia.

Qué comer en Jaca:

La gastronomía de Jaca está marcada por la cocina de tradicional de Aragón y por su ubicación como puerta de acceso a los Pirineos. El producto estrella es el ternasco de Aragón, que se prepara casi siempre asado, aunque también se puede encontrar en chilindrón. También del cordero se obtienen las chiretas, se trata de tripas rellenas de arroz y entrañas del animal.

Ternasco de Aragón, uno de los platos típicos de la gastronomía de Jaca
Ternasco de Aragón, uno de los platos típicos de la gastronomía de Jaca

A principios de año es cuando se realiza la matanza del cerdo, en esa época es común encontrar chorizos, morcillas, tortetas, etc. La carne de vacuno pirenaico es otro de los manjares que se pueden degustar en Jaca, así como el jabalí o el ciervo cuando es temporada de caza. Y entre las recetas de pescado, reina sin duda el bacalao al ajoarriero.

La tradición del salir de tapas está más que asentada en la ciudad, incluso cuentan con un popular concurso de tapas y cazoletas que se celebra en octubre, llamado “Este finde tapas”. Otro evento destacado son las Jornadas Gastronómicas Camino de Santiago, los productos tradicional de la región sirven de base para preparar los más variados platos.

Trenza de Huesca, dulce típico de Jaca y toda la provincia
Trenza de Huesca, dulce típico de Jaca y toda la provincia

Por último es imprescindible hablar de la repostería tradicional de Jaca, donde destacan las coronitas de Santa Orosia, los pasteles jaqueses, las teclas, las pastillas ansotanas, los condes, los corazones, las rocas, los lazos, los dobladillos o por su puesto la trenza de Huesca, dulce tradicional de la provincia. 

No te quedes sin plaza y reserva tu restaurante en Jaca con El Tenedor, además puedes obtener hasta un 50% de descuento en carta.

Cómo llegar a Jaca:

Gracias a su estratégica ubicación como puerta de entrada a los Pirineos, Jaca cuenta con una buena conexión con otras ciudades a través de transporte ferroviario, autobús y carretera.

En tren se puede llegar directamente desde Huesca y Zaragoza, si queremos viajar desde ciudades como Madrid o Barcelona, habría que hacer un primer trayecto en AVE a alguna de esas dos ciudades, para luego enlazar con el tren regional.

Desde Zaragoza por ejemplo son poco más de tres horas de viaje, los billetes empiezan en 14,85€. Por su parte desde Huesca son alrededor de dos horas de viaje, en éste caso los billetes empiezan en 8,25€.

Otra opción muy recomendada es viajar en autobús a la ciudad, pudiendo enlazar directamente con Huesca, Zaragoza y Pamplona. Desde Huesca es poco más de una hora viaje, el billete sencillo cuesta 8,80€; desde Zaragoza son algo más de dos horas, el billete cuesta 16,90€; por último desde Pamplona son casi dos horas de trayecto, el billete sale por 9,10€.

En la web de Alosa puedes ver todos los trayectos, comprobar precios y reservar los billetes, es una compañía de autobuses gestionada por el grupo AvanzaBus.

Estación de Autobuses de Jaca
Estación de Autobuses de Jaca

Los horarios y precios para viajar a las principales localidades del Alto Valle de Aragón se pueden comprobar en la siguiente web, pudiendo enlazar por ejemplo con Astún, Candanchú, Somport o Canfranc. También hay una línea regular que lleva hasta Asieso, Sinues o Aisa y otra que enlaza con los Valles de Hecho y Ansó.

Por último está la alternativa de viajar en transporte particular, la más recomendada si vamos a visitar también otras localidades de la zona. Si necesitas alquilar un coche para viajar a Jaca, con el buscador de Rentalcars encontrarás los precios más baratos entre cientos de webs de reservas.

Aunque de momento están en construcción, está previsto que se pueda llegar a Jaca desde Pamplona a través de la autovía A-21, actual N-240, o desde Zaragoza y Huesca con la autovía A-23, actual N-330, por último hasta Lérida se podrá llegar con la autovía A-22. La N-330 lleva hasta el túnel del Somport, a través del cual se cruza a Francia.


¿Te ha gustado esta guía?
Compártela para seguir creciendo!! 🙂
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn