Catedrales de Salamanca

No hay monumentos más emblemáticos en la capital charra que las Catedrales de Salamanca, la Catedral Vieja de estilo románico y la Catedral Nueva de estilo gótico. Aquí tienes toda la información para visitarlas.

Catedrales de Salamanca, los principales monumentos de la ciudad
Catedrales de Salamanca, los principales monumentos de la ciudad

Catedral Vieja de Salamanca

Oficialmente se denomina Catedral de Santa María, ya que está dedicada a Santa María de la Sede. Por su interés histórico y arquitectónico es Monumento Nacional desde el año 1887, hoy Bien de Interés Cultural.

Su construcción se alargó desde el siglo XII hasta el siglo XIV, por lo que es principalmente de estilo románico, pero con algunos elementos de estilo gótico. A punto estuvo de ser destruida para construir la Catedral Nueva, por suerte ha consigo llegar hasta nuestros días una de las grandes joyas del románico de España.

En el exterior del conjunto el elemento más destacado es el cimborrio, conocido como la Torre del Gallo. Su cúpula cubierta por escamas sigue el ejemplo de la Catedral de Zamora, más tarde trasladado también a la Catedral de Plasencia y la Colegiata de Toro, formando todos parte del singular grupo de cimborrios del Duero.

Ya en el interior cabe destacar el retablo mayor, obra conjunta de los tres hermanos Delli. Son en total 53 tablas que cuentan la vida de la Virgen María y Jesucristo, acabando con la impresionante pintura del Juicio Final que decora el ábside.

Cimborrio románico de la Catedral Vieja de Salamanca
Cimborrio románico de la Catedral Vieja de Salamanca

También son de gran interés:

Capilla de San Martín o Capilla del Aceite, con una importante muestra de pinturas murales.

Capilla del Salvador o Capilla de Talavera, coronado por una cúpula de inspiración musulmana.

Capilla de Santa Bárbara, antiguamente aquí se celebraban los exámenes de la Universidad de Salamanca. Destaca la decoración con cerámica de Talavera de la mesa del altar.

Capilla de San Bartolomé o Capilla de los Anaya, donde se conserva el monumental sepulcro de alabastro del patriarca de la familia Anaya, obispo de Salamanca y fundador del Colegio Mayor de San Bartolomé.

Catedral Nueva de Salamanca

Oficialmente se denomina Catedral de la Asunción de la Virgen, siendo actualmente sede de la Diócesis de Salamanca. Al igual que la Catedral Vieja, fue declarada Monumento Nacional en el año 1887, hoy ambas forman parte del listado de Patrimonio de la Humanidad.

Su construcción se alargó desde comienzos del siglo XVI al XVIII, siendo actualmente una de las catedrales más grandes de España y una de las últimas de estilo gótico, junto con la Catedral de Segovia. Fernando el Católico fue su principal impulsor, trayendo a sus arquitectos de cabecera desde Toledo y Sevilla.

Sin duda el elemento más destacado del exterior es la fachada principal, su profusa iconografía muestra escenas del Nacimiento, la Epifanía y el Calvario.

Catedral Nueva de Salamanca, una joya de estilo gótico
Catedral Nueva de Salamanca, una joya de estilo gótico

También es muy famosa la Portada de Ramos, ubicada en la Plaza de Anaya, debido a la anacrónica figura de un astronauta entremezclada entre su decoración medieval.

A pesar de su recargado estilo tardo gótico, en el exterior hay dos elementos barrocos que sobresalen por encima del resto, hablamos del cimborrio y los últimos cuerpos de la Torre de las Campanas, con sus 93 metros de altura, es una de las más altas de España.

Ya en el interior llama la atención la Capilla Mayor, con su bóveda estrellada policromada; el Coro, uno de los más bellos del barroco español; la Capilla Dorada, 110 estatuas doradas decoran sus muros; por último la Capilla del Cristo de las Batallas, con una singular imagen de Cristo de estilo románico.  

IERONIMUS, las torres medievales de la Catedral de Salamanca

Las torres medievales de la Catedral de Salamanca se han convertido en unas de las imágenes más icónicas de la ciudad, ya que sus altísimas siluetas se pueden ver desde casi cualquier punto de la capital charra.

Actualmente es posible conocer el proceso de construcción de estas imponentes torres, además de subir a lo más alto y asomarse a descubrir las impresionantes vistas que desde allí se obtienen de la ciudad.

  • Torre de las Campanas de la Catedral de Salamanca
    Torre de las Campanas de la Catedral de Salamanca
  • Portada principal de la Catedral de Salamanca
    Portada principal de la Catedral de Salamanca

Todo gracias a la Exposición IERONIMUS, programa que comenzó a funcionar en el año 2002 con motivo de la declaración de Salamanca como Capital Europea de la Cultura.

Entrando por la Torre Mocha se hace un recorrido a través de la Sala de la Mazmorra, la Estancia del Carcelero, la Sala del Alcaide, la Sala de la Bóveda, la terraza de la Torre Mocha, la pasarela junto a la Torre del Gallo, el triforio interior de la Catedral Nueva, la terraza norte, la Sala del Reloj o la Sala de Campanas.

Información para visitar las Catedrales de Salamanca

El horario de las Catedrales de Salamanca es el siguiente: desde abril a septiembre de 10:00 a 20:00 horas y desde octubre a marzo de 10:00 a 18:00 horas.

La entrada general cuesta 4,75€, con ella se puede acceder a la Catedral Vieja, la Catedral Nueva, el Claustro y el Museo Catedralicio. La entrada es gratuita los martes de 10:00 a 12:00 horas.

Puente Romano al pie de la Catedrales de Salamanca, la imagen más icónica de la capital charra
Puente Romano al pie de la Catedrales de Salamanca, la imagen más icónica de la capital charra

Por su parte el horario de la Exposición IERONIMUS es el siguiente: de marzo a diciembre de 10:00 a 20:00 horas y en enero y febrero de 10:00 a 18:00 horas. También hay visitas nocturnas, desde abril a diciembre.

La entrada general cuesta 3,75€, el pase nocturno son 6€.


¿Te ha gustado esta guía?
Compártela para seguir creciendo!! 🙂
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn