Transporte de Salamanca


Medios de transporte para llegar y moverse por Salamanca

Cómo llegar a Salamanca

Siendo una de las ciudades más visitadas de Castilla y León, Salamanca cuenta con conexión a otras grandes ciudades de España mediante tren, autobús o transporte particular.

Los precios aquí mostrados están actualizados a fecha junio del 2017.

Tren a Salamanca:

A pesar de la importancia de la ciudad, hasta Salamanca no llegan actualmente los trenes de Alta Velocidad, aunque está prevista la construcción de una línea que uniría Madrid con Portugal pasando por la capital charra.

Actualmente desde Madrid a Salamanca se tarda poco más de un hora y media con los trenes Alvia, los billetes empiezan en 15,95€ por persona.

También se puede llegar en tren desde grandes ciudades como Barcelona, Zaragoza, Bilbao o Lisboa, pero siempre con conexión a través de otras ciudades. En Renfe.com puedes consultar todos los destinos, horarios y precios.

La Estación de Trenes de Salamanca está ubicada en las afueras de la ciudad, por allí pasan las líneas 1, 1B, 3 y 7 de los autobuses urbanos.

Autobús a Salamanca:

Otra opción muy interesante es viajar en autobús, con muchas más conexiones directas a grandes ciudades del país y pueblos de la la provincia. Por ejemplo desde Madrid, los autobuses express cuestan 23,05€ y la línea regular 13,87€.

También hay conexión en autobús con Segovia, Valladolid o Valencia. En la web de AvanzaBus puedes consultar todos los destinos disponibles y reservar tu asiento.

La Estación de Autobuses de Salamanca se encuentra en pleno centro de la ciudad, a poco más de un kilómetro de la Plaza Mayor.

Autobús urbano de Salamanca, el medio de transporte más utilizado para moverse por la ciudad
Autobús urbano de Salamanca, el medio de transporte más utilizado para moverse por la ciudad

Coche a Salamanca:

Por Salamanca pasan varias autovías que permiten conectar la ciudad con otras grandes capitales de provincia de España.

Es el caso de la A-50 o Autovía de la Cultura con la que se llega cómodamente hasta Ávila, pudiendo conectar desde allí con Madrid también por autovía.

Por su parte la A-65 o Autovía de Castilla conecta Burgos con Salamanca, pasando por Palencia y Valladolid y llegando hasta la frontera con Portugal.

Finalmente la A-66 o Autovía de la Plata, importante eje de comunicaciones al oeste del país con un largo trazado desde el norte al sur. Empieza en Gijón y acaba en Sevilla, pasando por Oviedo, León, Zamora, Plasencia, Cáceres, Mérida o Zafra.

Rodeando la ciudad hay dos carreteras de circunvalación que agilizan el tráfico y el acceso al casco histórico desde diferentes puntos. Se trata de la SA-11 o Acceso Norte de Salamanca y la SA-20 o Ronda Sur de Salamanca.

Si necesitas alquilar un coche, con el buscador de Rentalcars encontrarás los precios más baratos entre diferentes webs de reservas.

Para aparcar en Salamanca lo mejor es salirse a las afueras de la ciudad, ya que la mayoría de calles del casco histórico son peatonales y en las que se puede aparcar son Zonas de Estacionamiento Regulado.

Puedes encontrar aparcamiento gratuito junto a la Estación de Trenes de Salamanca, cruzando el Puente Romano o junto al Pabellón Municipal Würzburg, desde cualquier de estos lugares puedes llegar andando hasta el casco histórico o en autobús urbano.

Cómo moverse por Salamanca

Dentro del casco histórico de Salamanca lo mejor es moverse a pie, ya que la mayoría de calles son peatonales y las distancias entre los principales monumentos no son muy grandes.

Aún así, aquí tienes un resumen de los principales medios de transporte de Salamanca, con los precios actualizados a fecha junio del 2017.

Autobús urbano:

Los autobuses urbanos son la mejor opción para recorrer largas distancias, principalmente fuera del casco histórico.

El billete sencillo cuesta 1,40€, con la tarjeta monedero el billete sale por 1,05€.

Bicicleta:

Para moverse de forma rápida y ecológica por la ciudad están las bicicletas, el propio Ayuntamiento de Salamanca ha puesto en marcha un servicio de alquiler público de bicicletas llamado SalenBici.

Aunque se trata de un servicio pensado principalmente para las personas que viven en la ciudad, ya que hay que darse de alta previamente para poder utilizar las bicicletas, aportando DNI, formulario de alta firmado y justificante de pago de las tasas.

Estación de alquiler de bicicletas en Salamanca
Estación de alquiler de bicicletas en Salamanca

Hay un abono anual que cuesta 13€, un abono mensual por 7,75€ y un abono semanal por 5€. Cualquiera de ellos te da derecho a usar las bicicletas públicas gratuitamente durante un máximo de una hora por cada préstamo, pudiendo realizar todos los préstamos que quieras a lo largo del día.

Otra opción es hacer un tour por Salamanca en bicicleta, de la mano de un guía puedes descubrir en bicicleta los principales sitios de interés de Salamanca, incluyendo las catedrales, la Plaza Mayor o el Puente Romano.

Tren turístico:

No hay forma más pintoresca de conocer Salamanca que a bordo del tren turístico, partiendo desde la Plaza de Anaya se recorren los principales monumentos de la ciudad, descubriendo su historia y curiosidades gracias a la audioguía en español.

El tren turístico de Salamanca está funcionamiento de domingo a viernes, de 11:00 a 14:00 y de 15:00 a 20:00 horas y los sábados de 11:00 a 21:00 horas.

El billete para los adultos cuesta 3,5€ y para los niños 1,8€.


¿Te ha gustado esta guía?
Compártela para seguir creciendo!! 🙂
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn