Historia de Teruel


Breve resumen para conocer la historia de Teruel

Los primeros indicios de asentamientos humanos se remontan a los íberos, teoría que queda demostrada tras el hallazgo en los alrededores de la ciudad del yacimiento del Alto Chacón. Este primer asentamiento era conocido como Turboleta.

Mosaico romano en el Museo Provincial de Teruel
Mosaico romano en el Museo Provincial de Teruel

Pocos restos se conservan de los siguientes moradores, en primer lugar los romanos y más tarde los musulmanes. Del dominio árabe únicamente se conoce que existió una fortaleza llamada Tirwal, ocupada por las tropas cristianas del rey Alfonso II el 1 de octubre del año 1171.

De aquella época ha llegado hasta nuestros días una leyenda, según la cual la ciudad fue fundada en un alto donde un toro mugía bajo la luz de una estrella. Realidad o no, desde entonces el símbolo de Teruel ha sido un toro y su centro neurálgico la Plaza del Torico.

Pronto la monarquía aragonesa dotó a la localidad de fueros y privilegios alentando el asentamiento de nuevos pobladores, tarea difícil por aquel entonces debido a la frágil situación de la región que hacía de frontera con el reino taifa de Valencia.

Plaza del Torico, la más emblemática de Teruel
Plaza del Torico, la más emblemática de Teruel

Ya en el año 1347 Pedro IV de Aragón le concedió el título de ciudad, como reconocimiento por su ayuda en la Guerra de los Dos Pedros, enmarcada dentro de la Guerra de los Cien Años.

La llegada al poder de los Reyes Católicos supuso el establecimiento del Tribunal de la Inquisición, institución que recortaba los fueros y privilegios de Teruel. En el siglo XVI sus ciudadanos decidieron rebelarse, tras la última modificación del fuero decretada por el rey Felipe II, pero la rebelión fue sofocada y desde entonces se rigieron por los Fueros de Aragón.  

La ciudad permaneció ocupada por las tropas francesas durante la Guerra de Independencia, desde 1808 hasta 1813. Por su parte en las Guerras Carlistas permanecieron en el bando liberalista, no llegando nunca a ser ocupada por los opositores carlistas.

Catedral de Teruel, una de las joyas de la arquitectura mudéjar de Aragón
Catedral de Teruel, una de las joyas de la arquitectura mudéjar de Aragón

El siglo XX trajo el estallido de la Guerra Civil, escribiendo en la ciudad el triste episodio de la Batalla de Teruel. Las operaciones militares se extendieron desde el 15 de diciembre de 1937 hasta el 22 de febrero de 1938, tras una férrea defensa el bando republicano consiguió conquistar la ciudad, para finalmente perderla a manos de las tropas franquistas.

Los trabajos de reconstrucción comenzaron inmediatamente después de finalizar la guerra, dotando a la ciudad del aspecto y distribución urbanista que podemos ver hoy en día. Desde entonces no se ha detenido el proceso de modernización, pero aún así, Teruel se ha convertido en la capital de provincia menos poblada de España.


¿Te ha gustado esta guía?
Compártela para seguir creciendo!! 🙂
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn