Guía de las Cataratas del Niágara


Guía turística para visitar las Cataratas del Niágara

Las Cataratas del Niágara están ubicadas en la frontera entre Estados Unidos y Canadá, concretamente en el estado de Nueva York y la provincia canadiense de Ontario. Están consideradas las cascadas más caudalosas de América del Norte, ya que descargan toda el agua que baja por el río Niágara desde los Grandes Lagos.

Cataratas del Niágara, guía para visitar este paraje natural en la frontera entre Estados Unidos y Canadá
Cataratas del Niágara, guía para visitar este paraje compartido por Canadá y Estados Unidos.

Las Cataratas del Niágara están formadas por tres saltos de agua. La cascada del lado estadounidense forma una línea bastante recta, tienen una caída que varía entre los 20 y los 30 metros de altura.

Por su parte la cascada del lado canadiense tiene forma de medialuna, de ahí su nombre Horseshoe Falls, en español Herradura de Caballo. La caída de agua llega hasta los 50 metros de altura, siendo la más caudalosa de las dos.

Entre medias de las cascadas estadounidense y canadiense se encuentra la Isla de la Cabra, en inglés Goat Island. Hay una tercera cascada mucho más pequeña, también está en los Estados Unidos, ha sido denominada Velo de Novia. Está separada de la otra catarata estadounidense por la Isla de Luna.

Vista panorámica de las Cataratas del Niágara o Niagara Falls
Vista panorámica de las Cataratas del Niágara o Niagara Falls

Si estás buscando hotel en las Cataratas del Niágara compara todas las ofertas con Booking, además de ofrecerte los mejores precios, puedes buscar tu alojamiento ideal guiándote por las opiniones de miles de clientes. También puedes encontrar apartamentos, hostales, pensiones o bed & breakfast.

Cómo se formó:

Las Cataratas del Niágara se formaron hace más de 10.000 años, la última glaciación fue la encargada de dar forma a las cascadas, el río Niágara y los Grandes Lagos.

Cuando el hielo se derritió quedaron diferentes tipos de piedra, la capa superior de piedra dura forma el lecho del río, por debajo de ella una capa de piedra caliza se erosionó rápidamente, provocando los socavones donde hoy se pueden ver las cataratas.

La ubicación original de las cascadas estaba a más de 10 kilómetros de la actual, la erosión causada durante los últimos 10.000 años provocó el lento desplazamiento del terreno.

Catarata Herradura en el lado canadiense de las Cataratas del Niágara
Catarata Herradura en el lado canadiense de las Cataratas del Niágara

No se sabe con exactitud quién fue el descubridor de las Cataratas del Niágara. En 1604 el explorador francés Samuel de Champlain nombra en su diario unas impresionantes cataratas que habían visto algunos miembros de su grupo, aunque él nunca llegó a verlas en persona.

La primera descripción oficial que se tiene de las cascadas fue del naturalista sueco-finlandés Pehr Kalm en el siglo XVIII. La denominación Niágara es la original que le dio la tribu iroquesa que habitaba la zona, significa literalmente “trueno de agua”.

Qué ver en las Cataratas del Niágara:

Las mejores vistas de las Cataratas del Niágara se obtienen desde el lado canadiense, una espectacular panorámica del río Niágara cayendo por las tres cascadas. Otra opción para obtener unas buenas vistas es subir a la torre Skylon Tower, unos ascensores panorámicos llevan en menos de un minuto hasta el observatorio ubicado a 236 metros de altura.

Además de disfrutar con las vistas, una de las mejores formas de visitar las Cataratas del Niágara es acercándose lo máximo posible a ellas. Hay excursiones en barco que llevan justo donde se precipita el agua en la cascada canadiense, una experiencia única para escuchar el estruendoso sonido del agua y sentir como cae en nuestro rostro.

Cataratas del Niágara vistas desde Skylon Tower
Cataratas del Niágara vistas desde Skylon Tower

Algunos de los barcos que llevan a los pies de la catarata de la Herradura parten desde Estados Unidos y otros desde Canadá. El tour que sale desde el lado estadounidense se llama Maid of the Mist, se trata de una empresa que lleva navegando las aguas del río Niágara desde la segunda mitad del siglo XIX. Por su parte el tour que parte desde el lado canadiense se llama Hornblower Cataratas Cruises, son catamaranes que se acercan lo máximo posible a las cascadas.

Otra opción para ver de cerca las cataratas es seguir las pasarelas que llevan justo detrás de la impresionante caída de agua. Las pasarelas del lado estadounidense están gestionadas por Niagara Falls State Park, un histórico parque estatal considerado el más antiguo de los Estados Unidos.

El conjunto de senderos lleva hasta la Cueva de los Vientos, el lugar más cercano donde sentir las cataratas. Además en el parque está el Acuario del Niágara y un restaurante panorámico ubicado muy cerca de la cascada estadounidense.

Barco Maid of the Mist junto a las Cataratas del Niágara
Barco Maid of the Mist junto a las Cataratas del Niágara

En Canadá también hay un sendero que lleva muy cerca de las cataratas, pero en éste caso a la espectacular cascada de la Herradura, permite ver de cerca como cae el agua desde una altura equivalente a trece pisos.

Junto al Centro de Visitantes Table Rock parte un ascensor que se adentra 45 metros en la roca, para llegar hasta la plataforma más cercana a las cataratas más caudalosas de América del Norte.

La empresa que lleva esta atracción cuenta con otras muchas actividades, entre ellas el ferrocarril Falls Incline Railway, un conservatorio de mariposas o el cablecarril Whirlpool Aero Car.

Información para visitar las Cataratas del Niágara:

Los barcos de las Cataratas del Niágara y las pasarelas de observación sólo funcionan en temporada de verano, desde mayo hasta octubre.

Los cruceros Maid of the Mist cuestan $17 para los adultos y $9,90 para los niños. Si además queremos visitar la Cueva de los Vientos, hay un pase conjunto que incluye hasta cinco atracciones, cuesta $59,50 para los adultos y $39,65 para los niños. Comprando en la página de Niagara Falls State Park se obtiene un gran descuento, el pase de adultos se queda en $38 y el de los niños en $31.

Barco Hornblower Cataratas Cruises acercándose a las Cataratas del Niágara
Barco Hornblower Cataratas Cruises acercándose a las Cataratas del Niágara

El viaje en barco con Hornblower Cataratas Cruises cuesta $19,95 para los adultos y $12,25 para los niños. El acceso a la pasarela de observación en el lado canadiense cuesta $16,75 para los adultos y $10,95 para los niños.

Hay pases conjuntos para disfrutar de las Cataratas del Niágara desde distintos puntos de vistas, además de otras atracciones por la zona. El más barato cuesta $72,78 para los adultos y $47,23 para los niños, el pase más completo cuesta $118,06 para los adultos y $81,51. Comprando en la web de Niagara Parks se obtienen importantes descuentos.

Skylon Tower en Canadá, ofrece las mejores vistas de las Cataratas del Niágara
Skylon Tower en Canadá, ofrece las mejores vistas de las Cataratas del Niágara

Subir al observatorio de Skylon Tower cuesta $13,91 el pase general y $8,11 para los niños entre 2 y 12 años. Comprando online se obtiene un pequeño descuento, saldría por $10,79 para los adultos y $6,47 los niños. Además del mirador panorámico, en la torre hay un restaurante giratorio donde degustar una exquisita comida mientras se disfruta con las vistas de las Cataratas del Niágara y de Ontario.

Cómo llegar a las Cataratas del Niágara:

Debido a las grandes distancias que separan las principales ciudades de Estados Unidos y Canadá de las Cataratas del Niágara, la mejor forma de llegar es en avión. Hay aeropuerto en ambos países. Puedes reservar tus billetes de avión con el buscador de vuelos de Skyscanner, encuentra las mejores ofertas entre cientos de webs de viajes.

En Estados Unidos el aeropuerto está en la ciudad de Buffalo, tiene conexión directa con más de 20 ciudades del país. Por su parte en Canadá el aeropuerto está en Niagara Falls, al ser más pequeño tiene muchas menos conexiones. Desde ambos aeródromos hay servicios de autobuses hasta el centro de las ciudades más cercanas y hasta las Cataratas del Niágara. Otra opción es viajar al aeropuerto de Toronto, desde allí se tarda unos 90 minutos en llegar al Niágara.

Otra de las alternativas más utilizadas es llegar en tren, especialmente útil para viajar de Nueva York a las Cataratas del Niágara. La compañía de trenes Amtrak ofrece un servicio que parte desde la ciudad de Nueva York, pasando por Niagara Falls, para llegar hasta Toronto, en Canadá. Durante la temporada de verano hay un tren turístico que sale desde Union Station, en Toronto, y llega hasta las Cataratas del Niágara.

Cataratas del Niágara o Niagara Falls, espacio natural compartido por Estados Unidos y Canadá
Cataratas del Niágara o Niagara Falls, espacio natural compartido por Estados Unidos y Canadá

Hay algunas agencias de viaje que venden el tour completo desde Nueva York a las Cataratas del Niágara, incluyendo entre otras cosas el trayecto en avión o autobús, los paseos en barcos por las cascadas y las entradas a las principales atracciones. Los precios rondan entre 300 y 500€, dependiendo del medio de transporte elegido y el tiempo de duración de la excursión.

Por último, siempre está la opción de alquilar un coche en alguna de las grandes ciudades cercanas, como Toronto, Nueva York, Filadelfia o Washington. Con el buscador de Rentalcars encontrarás los precios más baratos entre cientos de webs de reservas.

Para cruzar entre ambos lados de las Cataratas del Niágara hay que tener todos los papeles en regla, es obligatorio llevar el pasaporte con los visados reglamentarios si queremos visitar el lado estadounidense y canadiense. Aunque en principio los ciudadanos europeos no necesitan visado para visitar ninguno de los dos países, si que es necesario contar con la autorización ESTA para poder ingresar en los Estados Unidos.


¿Te ha gustado esta guía?
Compártela para seguir creciendo!! :)
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn