Guía del Lago de Como


Guía turística para visitar el Lago de Como

Ubicado al norte de Milán, muy cerca ya de la frontera con Suiza, el Lago de Como es el tercer lago más grande de Italia y el quinto más profundo de Europa. Además del lago en sí, su gran atractivo son los pintorescos pueblecitos que se agolpan en sus orillas.

Considerado como uno de los paisajes más bellos de Europa, no es de extrañar que las familias adineradas durante siglos hayan establecido su residencia de verano en alguna de las villas que rodean el lago. En el 2014 el periódico The Huffington Post lo clasificó como el lago más bello del mundo.

Si estás buscando hotel en el Lago de Como compara todas las ofertas con Booking, además de ofrecerte los mejores precios, puedes buscar tu alojamiento ideal guiándote por las opiniones de miles de clientes. También puedes encontrar apartamentos, hostales, pensiones o bed & breakfast.

Cómo se formó:

El Lago de Como tiene su origen en las glaciaciones del Pleistoceno, la acción del hielo excavó la frágil roca durante milenios. Cuando acabó la era glaciar el hielo se derritió, dejando en su lugar una profunda cuenca que es regada por las aguas del río Adda.

Pueblo a orillas del Lago de Como, el tercero más grande de Italia
Pueblo a orillas del Lago de Como, el tercero más grande de Italia

Situado a casi 200 metros de altitud, el Lago de Como tiene una profundidad máxima de 410 metros, lo que lo convierte en el quinto lago más profundo de Europa, sólo por detrás de cuatro lagos noruegos.

Con una superficie de 146 kilómetros cuadrados, es también el tercer lago más grande Italia, sólo superado por el Lago Garda, también en la región de Lombardía, y el Lago Maggiore, al oeste del Lago de Como.

Lago de Como, el tercero más grande de Italia
Lago de Como, el tercero más grande de Italia

La tranquilidad de sus aguas contrastan con lo abrupto del paisaje que lo rodea, llegando hasta los 2.609 metros de altura en el Monte Legnone, el pico más alto de toda la provincia de Lecco.

Qué ver en el Lago de Como:

El nombre del lago en latín es Larius Lacus, por lo que también se le conoce como el Lago de Lario. Tiene forma de Y invertida, el brazo norte es el de Colico, el oeste el de Como y el este de Lecco, estos dos últimos forman el llamado Triángulo Lariano.

Un paseo en coche, moto o bicicleta por las sinuosas carreteras que rodean el lago te permitirá descubrir todos sus encantos. Por supuesto combinando los trayectos terrestres con alguna de las rutas en barco turístico que cruzan el lago.

Los barcos y transbordadoress son la forma más pintoresca de recorrer el Lago de Como
Los barcos y transbordadores son la forma más pintoresca de recorrer el Lago de Como

Uno de los mayores atractivos de la zona son los pintorescos pueblecitos que salpican las colinas alrededor del lago:

Bellagio

Es famoso por estar ubicado justamente en la intersección de las tres patas que forman el lago, ofreciendo una de las mejores vistas panorámicas de este paraje natural.

No hay mejor plan que simplemente pasear por sus estrechas y empinadas callejuelas, deteniéndose por el camino para visitar algunos de sus monumentos.

Bellagio, uno de los pueblos más bonitos del Lago de Como
Bellagio, uno de los pueblos más bonitos del Lago de Como

Entre las edificaciones religiosas destacan la Basílica de San Giacomo o la Iglesia de San Giorgio, construidas ambas entre los siglos XI y XII.

Por su parte de la arquitectura civil cabe destacar la Villa Serbelloni, construida en el  siglo XV, hoy en día es propiedad de la Fundación Rockefeller. También la Villa Melzi, en sus imponentes jardines se conservan obras de arte etruscas, egipcias o renacentistas.

Menaggio y Varenna

Forman junto con Bellagio un triángulo en la zona central del lago.

Entre los monumentos de Menaggio destaca la Iglesia de San Esteban, se dice que aquí se puede disfrutar de uno de los conciertos de campana más bellos del Lago de Como.

Por su parte en Varenna se puede visitar el Castello di Vezio, en muy buen estado de conservación; la Villa Monastero, antiguo monasterio cisterciense reconvertido en Casa Museo con impresionantes jardines; la Villa Cipressi, la Iglesia de San Giorgio o la Fuente del Fiumelatte, siguiendo el curso de uno de los ríos más cortos de Italia.

Como

Es la ciudad que le da nombre al lago y una de las más visitadas durante el verano. Entre otros sitios de interés aquí se puede visitar el Templo Voltiano, dedicado al científico italiano Alejandro Volta, inventor de la pila voltaica.

Como curiosidad, el Templo Voltiano se podía ver en los billetes de 10.000 liras, en la cara contraria estaba la imagen del propio científico.

Uno de los mayores atractivos del Lago de Como son los pueblecitos que salpican sus orillas
Uno de los mayores atractivos del Lago de Como son los pueblecitos que salpican sus orillas

Otros monumentos destacados de Como pueden ser: el Broletto, edificio de principios del siglo XIII utilizado originalmente como ayuntamiento; la Villa Olmo, imponente construcción de estilo neoclásico; la Casa del Fascismo, singular joya del racionalismo italiano; el Conservatorio Giusseppe Verdi, antiguo Hospital de Santa Ana o la Muralla de Como.

Por su parte de la arquitectura religiosa cabe destacar la Catedral de Como, una de las más grandes al norte de Italia; la Basílica de San Carpoforo, el santuario más antiguo de la ciudad o la Basílica de San Fedele, de estilo románico

Brunate

Localidad vecina a Como, cuenta con un funicular que permite disfrutar de unas espectaculares vistas, por ese motivo es conocida como “El Balcón de los Alpes”.

Pero además, no te puedes ir de Brunate si visitar el Faro Voltiano, torre octogonal de 29 metros de altura construida sobre el Monte Tre Croci; la Iglesia de San Andrés Apóstol, edificio del siglo XIV que cuenta con un órgano de tubos que data del 1827; o algunas de las muchas villas de estilo ecléctico, como la Villa Duca, la Villa Calderini, la Villa Marchelo o la Villa Dolara.

Tremezzo

Aquí se encuentra una de las villas más famosas del Lago de Como, se trata de Villa Carlota, con unos preciosos jardines y unos espectaculares salones repletos de arte.

Fue construida por encargo del Marqués Giorgio Clerici en el año 1600, pasando a principios del siglo XIX a manos del político Gian Battista Sommariva. Fue él quien dotó a la villa de las obras de arte que se pueden disfrutar hoy en día.

Villa Carlota en Tremezzo, una de las más famosas del Lago de Como
Villa Carlota en Tremezzo, una de las más famosas del Lago de Como

Por su parte los jardines son obra del Duque de Sajonia-Meiningen, un apasionado de la botánica. Precisamente la villa le debe el nombre a su esposa Carlotta.

Lenno

Localidad donde se ubica la Villa del Balbianello, casona señorial famosa por servir de escenario de lujo en películas como Star Wars Episodio 2, El Ataque de los Clones o Casino Royale, de la saga James Bond.

Concretamente la villa sirvió como escenario de Naboo, planeta de origen de Padmé Amidala, donde tiene lugar la boda secreta de los protagonistas.

Lierna

Conocida como “la pequeña perla del Lago de Como” en Lierna se encuentra la Riva Blanca, la playa más grande y famosa de todo el lugar.

También es imprescindible visitar el Castillo de Lierna, sus ruinas se encuentran en una península que se adentra en el Lago de Como; la Iglesia de San Ambrosio, cuyo campanario románico es uno de los más antiguos de la región de Lombardía; por último no te pierdas el viejo molino del siglo XVIII que todavía permanece en funcionamiento.

Isla Comacina

Se trata de la única isla del Lago de Como. A pesar de su pequeño tamaño, aquí hay antiguas ruinas romanas, los restos de una iglesia románica, la Iglesia de San Giovanni de estilo barroco, bares, restaurantes y algunas casas.

Isla Comacina, la única isla del Lago de Como
Isla Comacina, la única isla del Lago de Como

Además sirve como escenario de la fiesta más importante del Lago de Como, desde aquí parte una solemne procesión de barcos por el Día de San Juan. Al caer la noche las aguas del lago se iluminan con un espectacular castillo de fuegos artificiales.

Cólico

Es el último pueblo en la orilla este del Lago de Como. Uno de sus principales atractivos es el Fuerte Montecchio Norte, considerada la fortaleza mejor conservada de la Primera Guerra Mundial.

También en Cólico se conserva el Fuerte Fuentes, construido por orden del español Pedro Enríquez de Acevedo, conde de Fuentes; una serie de torres de vigilancia de la Edad Media; la Abadía de Piona, de estilo románico lombardo o la Villa Malpensata y la Villa Osio.

Restaurante a orillas del Lago de Como
Restaurante a orillas del Lago de Como

Los hoteles y restaurantes de la zona suelen tener pintorescas terrazas con vistas al lago, una refrescante bebida con el marco de incomparable belleza del lago, pondrán el broche de oro a tu visita.

Información para visitar el Lago de Como:

El acceso al entorno natural es libre y gratuito. Lo que sí tiene un coste son los barcos, transbordares y otros transportes que llevan entre los diferentes pueblecitos ubicados a orillas del lago.

Los billetes varían en función de la distancia recorrida, el más barato cuesta 2,50€ y el más caro 12,60€, también está la opción de adquirir billetes para todo un día o para seis días.

Otra alternativa son los recorridos circulares, se puede bajar y subir en cualquiera de los pueblos intermedios del trayecto. El billete de Como a Urio cuesta 8,90€, el de Como a Nesso cuesta 14,70€ y el de Lecco a Onno son 9,20€.

Barco turístico para recorrer los pueblos del Lago de Como
Barco turístico para recorrer los pueblos del Lago de Como

Otro de los medios de transporte más utilizados es el Funicular Como-Brunate, un viaje de unos siete minutos entre las dos localidades, ofrece además unas espectaculares vistas panorámicas del entorno. El viaje de ida cuesta 2,90€, el de ida y vuelta son 5,25€.

También se puede disfrutar de las vistas en los teleféricos y telecabinas, como por ejemplo el teleférico de Lecco-Piani d’Erna, el telecabina de Barzio-Piani di Bobbio, el teleférico de Bushel-Planes Artavaggio, el teleférico de Margno-Pian de Abedules o el teleférico de Argegno-Pigra.

Funicular Como-Brunate desde el puerto de Como
Funicular Como-Brunate desde el puerto de Como

La mejor época para visitar el Lago de Como es el verano, aunque también es muy pintoresco en primavera y otoño. Lo que sí es recomendable evitar el invierno, ya que la zona se queda prácticamente vacía y hasta las ciudades más grandes parecen pueblos fantasmas.

Cómo llegar al Lago de Como:

Lo más común para llegar hasta el Lago de Como es alquilar un coche en Milán, se tarda alrededor de una hora en llegar a Como. El trayecto es mayormente por autovía.

Una vez en la punta de la rama oeste del lago, el resto del camino son pequeñas carreteras que recorren las colinas y valles que llevan hasta los atractivos pueblecitos a orillas del lago.

Terraza con vistas al Lago de Como, una de la regiones que más turismo atrae del norte de Italia
Terraza con vistas al Lago de Como, una de la regiones que más turismo atrae del norte de Italia

Si piensas alquilar un coche para moverte por la zona, con el buscador de Rentalcars encontrarás los precios más baratos entre cientos de webs de reservas.

Otra forma de llegar es en tren, los cercanías que recorren la región de Lombardía hacen el trayecto Milán-Como. El viaje dura aproximadamente una hora y media, el billete cuesta 4,80€, sólo ida. Los billetes se pueden reservar en la web de Trenord.

Por último tienes la opción de contratar una visita guiada desde Milán, incluye el transporte en autobús, un paseo en barco por el lago y un guía de habla hispana que te guiará a través de los pueblos con más encanto del lugar.


¿Te ha gustado esta guía?
Compártela para seguir creciendo!! 🙂
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn