Arashiyama

Ubicado en las afueras de Kioto, Arashiyama es uno de los distritos más desconocidos de la ciudad, pero esconde algunos secretos que hacen que su visita sea imprescindible.

Bosque de Bambú de Arashiyama en Kioto
Bosque de Bambú de Arashiyama. Foto de Casey Yee.

Hay muchísimos templos para visitar en Arashiyama, dos de los más importantes son: Daikakuji, un antiguo palacio imperial convertido en templo y Tenryuji, un enorme complejo de templos e impresionantes jardines. En la zona hay además multitud de tiendas de recuerdos y artesanía, se pueden encontrar objetos distintos de los que se venden en la mayoría de santuarios.

Pero además de templos, hay muchas maravillas naturales que ver en Arashiyama, está el Bosque de Bambú, con ejemplares de ésta planta que pueden superar los 20 metros de altura o el Parque de Monos de Iwatayama, con más de 200 monos en estado de semilibertad.

Macaco en el Parque de Iwatayama en Kioto
Macaco en el Parque de Iwatayama. Foto de Richard Fisher.

Durante las épocas de sakura o momiji, ésta zona se convierte en una de las favoritas de los japoneses para venir a disfrutar de la naturaleza. Durante el verano se pone en marcha el Sagan Romantic Train, un recorrido en tren por los principales lugares de interés de la zona, todo eso rodeados de frondosos árboles y pasando junto al margen del río Oi.

Para llegar hasta Arashiyama desde la Estación de Kioto, hay que subir a la línea Sanin de JR y bajarse en la estación Saga-Arashiyama.


¿Te ha gustado esta guía?
Compártela para seguir creciendo!! 🙂
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn