Kinkakuji

También conocido como Pabellón Dorado, su recubrimiento de pan de oro y su ubicación en pleno centro de un lago que refleja como el mejor espejo la belleza del templo, hacen del Kinkakuji uno de los santuarios más espectaculares de Kioto. En 1994 la UNESCO lo declaró Patrimonio de la Humanidad.

Kinkakuji o Pabellón Dorado en el estanque Espejo de Agua
Kinkakuji o Pabellón Dorado en el estanque Espejo de Agua

Se construyó a finales del siglo XIV como lugar de descanso del shogun Ashikaga Yoshimitsu, más tarde, su hijo lo transformó en un templo budista de la secta zen Rinzai. Ha tenido que ser reconstruido varias veces a los largo de su historia, debido a las guerras, incendios y al propio deterioro de la capa dorada que lo cubre.

Kinkakuji o Pabellón Dorado de Kioto
Kinkakuji o Pabellón Dorado de Kioto

El edificio está formado por tres plantas, las dos superiores recubiertas de pan de oro y la planta baja hecha de madera. El techo está rematado por un fenghuang, un ave fénix de origen chino, también recubierto de oro. En el interior se conserva una imagen de la diosa Kannon, tres imágenes de Buda y 25 Bodhisattvas.

Estanque Kyoko-chi o Espejo de Agua en el Kinkakuji
Estanque Kyoko-chi o Espejo de Agua en el Kinkakuji

Los jardines que rodean el Pabellón Dorado también son impresionantes, el estanque ubicado justo enfrente es conocido con el nombre de Kyoko-chi, significa literalmente “Espejo de Agua”, desde luego descubriréis como no hay mejor nombre para ese remanso de agua.

  • Jardines del Pabellón Dorado
    Jardines del Pabellón Dorado
  • Jardines del Kinkakuji
    Jardines del Kinkakuji

El horario del Kinkakuji es el siguiente, todos los días entre las 09:00 y las 17:00 horas.

La entrada general son 400¥, los niños pagan 300¥.

Desde la Estación de Kioto se pueden utilizar los autobuses 101 o 205 para llegar al Pabellón Dorado.


¿Te ha gustado esta guía?
Compártela para seguir creciendo!! 🙂
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn