Ryogoku

Ryogoku es el barrio donde encontrarás todo lo relacionado con el mundo del sumo, el estadio donde se celebran los torneos, las escuelas (heya) donde entrenan y viven los sumotoris y los restaurantes de chanko-nabe, comida que ingieren para ganar peso.

Shin Kokugikan en Ryogoku, el estadio de sumo de Tokio
Shin Kokugikan en Ryogoku, el estadio de sumo de Tokio

En la zona también sería interesante visitar el Museo Edo, donde se cuenta la historia de la ciudad desde su fundación o el Tokyo Memorial Hall, dedicado a las víctimas del gran terremoto de Kanto, ubicado en el interior del Parque Yokoamicho.

Hasta Ryogoku se puede llegar en transporte público con la Chuo Line Local de JR (la amarilla), son dos paradas desde Akihabara, o en el metro con la Oedo Line (E).

Shin Kokugikan:

Es el estadio donde se celebran 3 de los 6 torneos anuales de sumo de Japón, en enero, mayo y septiembre. Con una capacidad para aproximadamente 13.000 personas, también acoge conciertos de música y otras competiciones deportivas.

Las competiciones oficiales se extienden durante 15 días, a las 09:30 de la mañana empiezan las categorías inferiores y a partir de las 15:00 horas llegan los combates de las categorías superiores. Las entradas sin reserva previa comienzan en 2.100¥, hasta los 8.200¥ por los asientos más cercanos a la arena.

  • Cuadro de un sumotori en Ryogoku
    Cuadro de un sumotori en Ryogoku
  • Escultura de una pelea de sumo
    Escultura de una pelea de sumo

En la primera planta alberga además el Museo del Sumo, un pequeño espacio donde conocer un poco más sobre la lucha libre japonesa. El museo está abierto de 10:00 a 16:30 horas, la entrada es gratuita.

Los alrededores del estadio está llenos de pequeños restaurantes especializados en chanko-nabe, la comida consumida por los sumotori para engordar. Como puedes imaginar es un plato muy contundente, se trata de una sopa con carne, verduras, setas y tofu, los propios comensales son los que terminan de cocinarlo en la mesa.

Chanko-nabe en un restaurante de Ryogoku
Chanko-nabe en un restaurante de Ryogoku

Museo Edo-Tokyo:

Desde el exterior ya destaca el Museo Edo-Tokyo por su arquitectura futurista, su altura de 62,2 metros es exactamente lo que medía de alto la torre del antiguo Castillo de Edo.

Museo Edo-Tokyo en Ryogoku
Museo Edo-Tokyo en Ryogoku

Nada más entrar nos encontraremos con un réplica a tamaño real del puente Nihombashi, durante muchos siglos el principal acceso a Edo. También a tamaño real hay una reproducción del teatro kabuki Nakaramuza.

Réplica del puente Nihombashi en el Museo Edo-Tokyo
Réplica del puente Nihombashi en el Museo Edo-Tokyo

En el museo se puede conocer la historia de Tokio desde sus inicios, cuando fue fundada por Ieyasu Tokugawa, hasta la tecnología que marcó la Revolución Industrial en la década de los 60 y 70 del siglo XX, todo esto de un manera interactiva, autodidacta y divertida.

Réplica de una casa japonesa tradicional en el Museo Edo-Tokyo
Réplica de una casa japonesa tradicional en el Museo Edo-Tokyo

El horario del Museo Edo-Tokyo es el siguiente: de 09:30 a 17:30 horas, excepto los sábados que abren hasta las 19:30 horas. Los lunes permanece cerrado.

El precio de la entrada para los adultos son 600¥, para mayores de 65 años o estudiantes hasta secundaria son 300¥.

Tokyo Memorial Hall y Tokio Reconstruction Memorial Museum:

Ambos memoriales se construyeron en 1930 en memoria de las víctimas del gran terremoto de Kanto, ocurrido en 1923,  fenómeno que acabó con la vida de más de 140.000 personas.

Después del terremoto muchas personas se refugiaron en el actual Parque Yokoamicho, pero los fuegos que siguieron al terremoto, activos durante cerca de 30 horas, acabaron con la vida de 38.000 personas. Justo en ese punto se construyó el museo memorial.

Durante la Segunda Guerra Mundial fueron destruidos por los bombardeos, por lo que tuvieron que ser reconstruidos en 1951. Desde ese momento en el memorial se recuerda a las víctimas de estos dos trágicos sucesos, el terremoto y los bombardeos de la guerra.

El memorial y el museo permanecen abiertos desde las 09:00 hasta las 16:30 horas, excepto los lunes que no abre.

La entrada es gratuita.


¿Te ha gustado esta guía?
Compártela para seguir creciendo!! 🙂
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn