Foro Romano

Ubicado junto al Monte Palatino y el Coliseo, el foro era el punto central de la vida pública en la Antigua Roma. Aquí se desarrollaba el comercio, la religión, los negocios, la vida social y era donde se impartía justicia, en fin todo lo relacionado con el funcionamiento diario de la ciudad y sus habitantes.

Foro Romano centro de la vida civil en la Antigua Roma
Foro Romano, centro de la vida civil en la Antigua Roma

Algunas de la ruinas que podemos ver en el Foro Romano son:

Vía Sacra, calle principal de la Antigua Roma.

Arco del Triunfo de Tito y Arco de Septimio Severo, construidos ambos para conmemorar las victorias de esos emperadores. El primero se erigió tras la muerte de Tito en el 81 d. C, para honrar su victoria frente a los judíos en el año 70. El segundo se edificó en el 203 d. C, para glorificar la victoria de Septimio Severo y sus hijos frente a los Partos.

Tribuna de Oradores o Rostra, el último nombre se le dio tras la victoria del cónsul Cayo Menio frente a la flota de los volscos, se trajo los espolones o rostra de los barcos enemigos como trofeo de guerra y los colocó en la Tribuna de los Oradores.

Columna de Focas, fue el último elemento añadido al Foro Romano en el siglo II, aunque el nombre actual se le puso en el 608, en honor al emperador bizantino Focas.

  • Arco de Septimio Severo
    Arco de Septimio Severo
  • Templo de Antonino y Faustina
    Templo de Antonino y Faustina

Curia Hostilia, se construyó en el siglo VII a. C. por orden del tercer rey de Roma, Tulio Hostilio, aunque gobernando Julio César, allá por el siglo I a. C, fue trasladada tras un incendio y reconstruida en su ubicación actual. Era el edificio donde se reunía el Senado para tomar importantes decisiones en la Antigua Roma, actualmente es uno de los mejor conservados, gracias a que durante siglos albergó una iglesia.

Tabulario, fue edificado en el año 78 a. C, para guardar la documentación sobre las leyes y actas oficiales que se escribían en tablas de bronce. Los restos que se pueden ver hoy en día, son los de una fortaleza que se construyó sobre las ruinas del Tabulario en la Edad Media.

Regia, se construyó durante el período monárquico, entre los siglos VII y VI a. C, para ser la residencia del rey de Roma. Durante la República se utilizó como lugar de culto a los dioses romanos y como sede del Colegio de Pontífices.

Casa de las Vírgenes Vestales, era una especie de monasterio en el que vivían las sacerdotisas consagradas a la diosa Vesta. Su ocupación principal era mantener el fuego en honor a la virgen que había en el Templo de Vesta, si éste llegaba a apagarse, tenía que reunirse el Senado con urgencia para encontrar las causas y volver a encenderlo. Otra función que tenían era moler trigo para hacer el “mola salsa”, ofrecido como ritual a la diosa. Hoy en día se conservan estatuas de las vírgenes y una rueda de molino que usaban para moler el trigo.

Tabulario de Roma
Tabulario de Roma

Basílica de Majencio y Constantino, se erigió entre los años 306 y 312 d. C. como lugar donde impartir justicia. En sus ruinas aún se puede ver la majestuosidad que debió tener el edificio durante el Imperio Romano.

Basílicas de Julia y de Emilia, ambas fueron reconstruidas a mediados del siglo I a. C. por orden de Julio César, sobre antiguas edificaciones de finales del siglo II a. C. La primera de ellas se usaba como sede del tribunal de los Centunviros, compuesto por 180 jueces.

Templos de Saturno, Rómulo, Vesta, César, Venus y Roma, los Dióscuros (Cástor y Pólux), Antonino y Faustina, Vespasiano y Tito, de la Concordia y de Jano. De todos ellos destacamos el Templo de Antonino y Faustina, por ser el mejor conservado de todo el Foro Romano, fue edificado en el año 41 d. C. por orden del emperador Antonino Pío, para honrar la muerte de su esposa Faustina la Mayor, es uno de los mejores ejemplo de arquitectura corintia.

Templo de Antonino y Faustina a la izquierda, Templo de Rómulo en el centro y Basílica de Majencio a la derecha de la imagen
Templo de Antonino y Faustina a la izquierda, Templo de Rómulo en el centro y Basílica de Majencio a la derecha de la imagen

El horario del Foro Romano varía en función de la época del año, de mediados de febrero a mediados de marzo de 09:00 a 16:30 horas, desde ahí hasta finales de marzo cierra a las 17:00 horas, de abril a agosto abre de 09:00 a 19:00 horas, en septiembre hasta las 18:30 horas, en octubre hasta las 18:00 horas y de noviembre a mediados de marzo, de 09:00 a 16:00 horas.

La entrada es conjunta con el Coliseo y el Monte Palatino, es válida durante dos días y cuesta 12€ la general, 7,50€ la reducida para europeos de entre 18 y 25 años, la entrada es gratuita para europeos de más de 65 o menos de 18 años y para personas con discapacidad. Para los portadores del Roma Pass es gratis, si es uno de los dos primeros lugares que visitas.

Se accede desde la estación Colosseo de la línea B de metro, con las líneas de autobuses urbanos 60, 75, 84, 85, 87, 117, 175, 186, 271, 571, 810 y 850 o con la línea 3 del tranvía.

¿Te ha gustado esta guía? Compártela para seguir creciendo!! 🙂Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin