Plaza Venecia

Plaza Venecia

Muy cerca del Foro Romano y los Foros Imperiales, se encuentra la Plaza Venecia, famosa por albergar el Monumento a Vittorio Emanuele II. Al otro lado cierran la plaza, el Palacio de Venecia y la Basílica de San Marcos.

Monumento a Vittorio Emanuele II

Es un gran conjunto monumental construido tras la unificación de Italia, en honor de Víctor Manuel II, último rey de Cerdeña y primero de Italia. También es conocido como Altar de la Patria. Los trabajos comenzaron en 1895, pero no fue hasta la década de los 20 que se dieron por finalizados, aunque la inauguración oficial se hizo en 1911.

Monumento a Vittorio Emanuele II en la Plaza Venecia
Monumento a Vittorio Emanuele II en la Plaza Venecia

Es una estructura de 135 metros de ancho por 70 de altura, coronada a ambos lados por sendas esculturas de la diosa Victoria guiando a las cuadrigas. Está presidida por una escultura ecuestre del propio rey Víctor Manuel II, lo rematan decenas de enormes columnas corintias y varias fuentes.

En la actualidad en el interior se encuentra el Museo Central del Resurgimiento y el Instituto para la Historia del Resurgimiento Italiano. Desde que finalizó la Primera Guerra Mundial también se ubica aquí el Monumento al Soldado Desconocido, una llama eterna custodiada por dos soldados. Uno de los mayores atractivos del monumento es subir hasta la terraza a la altura de las cuadrigas, para disfrutar con las vistas panorámicas de Roma desde allí.

Monumento al Soldado Desconocido en la Plaza Venecia
Monumento al Soldado Desconocido en la Plaza Venecia

La entrada al Monumento Vittorio Emanuele II es gratuita, el acceso en ascensor hasta la terraza cuesta 7€, la mitad si la entrada es para menores de 18 o mayores de 65 años.

El horario de los ascensores es, de lunes a jueves de 09:30 a 18:30 horas y de viernes a domingo hasta las 19:30 horas. El museo por su parte abre sus puertas, de 09:30 a 18:30 horas, la entrada es gratuita.

Palacio de Venecia

Al otro lado de la plaza se encuentra el edificio que le da nombre, el Palacio de Venecia. Construido en el siglo XV, fue el primer palacio de estilo renacentista en Roma, utilizando para su edificación piedras sacadas del cercano Coliseo de Roma.

Inicialmente fue residencia del cardenal Pietro Barbo, que más tarde sería el papa Pablo II, pasando el palacio a ser residencia papal. A principios del siglo XVI se transformó en sede de la Embajada de la República de Venecia, tras haber albergado también la Embajada del Imperio Austrohúngaro ante la Santa Sede. En 1917 pasó a manos del Estado Italiano, desde entonces se convirtió en la residencia oficial del dictador Benito Mussolini, desde el balcón que da a la plaza lanzó cientos de discursos a la población romana.

Hoy en día alberga el Museo Nacional del Palacio de Venecia, con pequeñas colecciones que van desde la era cristiana hasta el renacimiento.

El horario de acceso al museo es, de martes a domingos de 08:30 a 19:00 horas. La entrada cuesta 4€ la general y 2€ la reducida.

Basílica de San Marcos

Junto al Palacio de Venecia está la Basílica de San Marcos, fundada en el siglo IV y reformada a lo largo de los siglos, la última por orden del mismo papa que construyó el palacio adyacente, Pablo II. Está considerada la iglesia de los venecianos en Roma.

Se puede visitar, de martes a domingo de 07:30 a 12:30 y de 16:00 a 19:00 horas, los lunes sólo por la mañana.

Hasta la plaza se accede desde la estación Colosseo de la línea B de metro, luego hay que caminar por la Vía de los Foros Imperiales o con los autobuses 40, 63, 70, 75, 81, 87, 95, 160, 170, 204, 628, 630 y 716.

¿Te ha gustado esta guía? Compártela para seguir creciendo!!

Síguenos en

Aún no tienes hotel

Booking.com

Tu vuelo al mejor precio!

Reserva tu coche de alquiler!