Puente de Williamsburg

Puente de Williamsburg

Remontando el río Este desde la Bahía de Nueva York, primero nos encontramos el Puente de Brooklyn, después el Puente de Manhattan y finalmente el Puente de Williamsburg, aunque en realidad es el segundo que se construyó para unir Lower Manhattan con el distrito de Brooklyn. En el año 2009 recibió la distinción como Monumento Histórico Nacional de Ingeniería Civil.

Las obras se iniciaron en 1896 y se alargaron hasta 1903, del diseño se encargó el arquitecto Henry Hornbostel. Se trataba de un concepto moderno para la época, ya que por primera vez se construyeron las torres completamente de acero. En el momento de su inauguración se convirtió en el puente colgante más largo del mundo, aunque éste récord le duró poco más de 20 años.

El Puente de Williamsburg tiene una longitud total de 2.227 metros, la sección principal ocupa 490 metros. Las torres tienen una altura de 94 metros, midiendo desde la superficie del río. También midiendo desde el río, la distancia hasta el centro del puente son 41 metros.

Puentes sobre el Río Este, el Puente de Williamsburg al fondo
Puentes sobre el Río Este, el Puente de Williamsburg al fondo

Actualmente el Puente de Willliamsburg y el Puente de Manhattan, son los únicos dos puentes colgantes de toda la ciudad de Nueva York que tienen tráfico ferroviario y tráfico de coches. Tiene cuatro carriles para el tráfico rodado, cuatro vías de metro, una pasarela para peatones habilitada para personas con discapacidad y un carril bici.

Se puede llegar desde cualquiera de los dos distritos que conecta, Manhattan o Brooklyn. Para llegar desde Manhattan hay que bajarse en la estación de metro Delancey St, por donde pasa la línea F o en Essex St, líneas J y M de metro. Al lado contrario, en Brooklyn, la estación más cercana es Marcy Av, por donde pasan las líneas J y M de metro.

¿Te ha gustado esta guía? Compártela para seguir creciendo!!

Síguenos en

Aún no tienes hotel

Booking.com

Tu vuelo al mejor precio!

Reserva tu coche de alquiler!