Basílica de San Clemente

Basílica de San Clemente de Letrán

Muy cerca del Coliseo de Roma se encuentra la Basílica de San Clemente, una de las más fascinantes de toda Roma. Adentrarse en su interior es hacer un viaje al pasado, desde la época romana con sus templos paganos, pasando por la primitiva basílica del siglo IV, hasta llegar a la construcción actual que data del siglo XII.

El primer nivel es la basílica del siglo XII, está regentada por dominicos irlandeses, llegaron a Roma después de haber sido expulsados de su país tras la Reforma Protestante. Destaca su decoración medieval, en especial los mosaicos del ábside, el atrio considerado uno de los mejor conservados de la Edad Media en Roma o los frescos de la Capilla de Santa Catalina.

Basílica de San Clemente de Letrán. Foto de Allie_Caulfield.
Basílica de San Clemente de Letrán. Foto de Allie_Caulfield.

Al segundo nivel se accede a través de la sacristía, bajando unas escaleras retrocedemos hasta el siglo IV, momento en el que fue construida la primitiva basílica, tras convertirse el cristianismo en la religión oficial de Roma. Estaba dedicada al papa Clemente I, considerado el cuarto papa de la Iglesia Católica. En el interior del templo se conserva una de las mejores colecciones de pinturas murales medievales del mundo. La más antigua es «La Virgen Reina», data del siglo VIII, el resto de las pinturas son del siglo XI.

Las siguientes escaleras llevan hasta el tercer nivel, un viaje en el tiempo hasta el siglo I, en pleno apogeo del Imperio Romano. Aquí se puede ver un altar en honor al dios Mitra del siglo II, así como varias edificaciones civiles que servían de viviendas a los romanos de la época.

El horario de la Basílica de San Clemente y los niveles inferiores es el siguiente, de lunes a sábados de 09:00 a 12:30 y de 15:00 a 18:00 horas.

A la basílica se puede entrar gratis, para bajar a la zona de excavaciones hay que abonar 5€ los adultos o 3,5€ los estudiantes de menos de 26 años.

Se puede llegar desde la estación Colosseo de la línea B de metro, desde la parada Labicana de las líneas 3 y 8 de tranvía o las líneas 53, 75, 85, 87, 117, 186, 810 y 850 de los autobuses urbanos.

¿Te ha gustado esta guía? Compártela para seguir creciendo!!

Síguenos en

Aún no tienes hotel

Booking.com

Tu vuelo al mejor precio!

Reserva tu coche de alquiler!