Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Camping de lujo o glamping

Camping de lujo: prepare sus vacaciones ideales

En los últimos veranos estamos asistiendo a un fenómeno muy interesante. Hablamos, cómo no, del “glamping” o camping de lujo. De hecho, según la Federación Española de Campings (FEEC), este tipo de alojamientos ya supone un 5 % del total de la oferta disponible. Es más, desde 2019, su índice de ocupación supera el 90 % durante los meses de julio y agosto.

Camping de lujo o glamping
Camping de lujo o glamping

Pero ¿qué es exactamente un gampling y qué ventajas ofrece a la hora de buscar alojamiento? Sin duda, dos preguntas muy interesantes que aquí se van a resolver. ¿El objetivo? Facilitar la búsqueda de un camping de lujo con Homair y ayudar a acertar con la elección.

¿Qué es un camping de lujo?

En primer lugar, tenemos que definir el concepto de “glamping”, como también es conocida esta modalidad de alojamiento. En concreto, se trata de un concepto que nace de la combinación de los términos “glamour” (lujo, exclusividad) y “camping” (acampada). Es decir, que significa algo así como “acampada de lujo”.

El glamping combina lo mejor de la naturaleza con los servicios exclusivos de un hotel de lujo. En este sentido, cuentan con ubicaciones privilegiadas en mitad de la naturaleza. Los hay en la montaña, en mitad de bosques o al lado de ríos y lagos, pero también junto a playas de ensueño.

Esto permite a sus clientes disfrutar de la naturaleza practicando deportes al aire libre como, por ejemplo, el senderismo, el barranquismo o el kayak. También relajarse en un entorno idílico marcado por la tranquilidad y la belleza.

Características de los campings de lujo

Por su parte, los alojamientos disponibles en este tipo de establecimientos no son simples tiendas de campaña colocadas sobre el suelo. Por norma general, ponen a disposición de sus clientes bungalows, cabañas o, incluso, iglús o domos transparentes que permiten ver las estrellas durante la noche estando tumbado en la cama. Sin duda, es difícil imaginar una experiencia más romántica en pareja.

Estos alojamientos están bastante separados los unos de los otros para garantizar la privacidad. Además, en ellos es posible encontrar todo tipo de comodidades y lujos. Hablamos, por ejemplo, de:

  • Aparatos de climatización para el verano y el invierno.
  • Cuartos de baño de uso privado.
  • Camas “king size”.
  • Cocinas en las que preparar el desayuno, almuerzo o cena.
  • Televisores de pantalla plana.

Sin embargo, los campings de lujo también ofrecen una serie de instalaciones comunes dignas de mención. Es habitual que dispongan de restaurantes y cafeterías en los que se sirven desayunos y platos a la carta de tipo gourmet. Incluso es posible disfrutar en sus bares de una copa hasta tarde acompañada de buena música.

Además, poseen amplias piscinas al aire libre con áreas para tomar el sol en tumbonas y hamacas, instalaciones deportivas para jugar al tenis o al pádel e, incluso, centros de spa y bienestar. En ellos es posible disfrutar de tratamientos con aguas termales, masajes relajantes y sesiones de belleza y peluquería.

Todo está pensado, en definitiva, para garantizar una experiencia inolvidable.

Pero ¿por qué elegir un glamping antes que un hotel de lujo?

Llegados a este punto, todo lo que puede ofrecer un camping de lujo ha quedado bastante claro. Ahora llega el turno de explicar cuáles son los principales motivos que llevan a los turistas a elegir esta opción por encima de un hotel con similares servicios e instalaciones.

Es bastante más barato

Sin duda, una de las principales claves que explica el éxito reciente del glamping. El precio de un bungalow para 2 personas en un camping de lujo puede llegar a ser hasta un 70 % inferior al de una habitación en un hotel de lujo de similares características.

Este aspecto, en un momento en el que la inflación está haciendo que a todos nos cueste más llegar a fin de mes, es de gran relevancia. Pero, además, permite organizar mejor el presupuesto de viaje y guardar algo de dinero para otras actividades y caprichos.

Es más respetuoso con el medioambiente

Los campings de lujo no se sitúan en mitad de la naturaleza, sino que tratan de entrar en simbiosis con ella y respetarla lo máximo posible. De hecho, la mayoría de sus usuarios buscan entrar en contacto con ella lo máximo posible sin sentir que le están causando perjuicio alguno.

Brinda experiencias mucho más románticas

Como dijimos antes, pocas experiencias hay más románticas e inolvidables que dormir mirando a las estrellas. Pues bien, muchos glampings ponen a disposición de sus usuarios iglús y domos acristalados que brindan esta posibilidad.

Eso sí, este hecho no supone ningún perjuicio para la privacidad, la cual está garantizada gracias a la separación entre los distintos alojamientos y al uso de elementos opacos. Si a esto le sumamos que los campings de lujo también ofrecen instalaciones de spa y bienestar, queda claro que son alternativas de hospedaje muy a tener en cuenta.

La diversión está garantizada

A pesar del mayor lujo y exclusividad que poseen, los campings de lujo siguen poseyendo el tradicional espíritu campista. Con esto queremos decir que la gente es muy amable y siempre está dispuesta a conversar en las zonas comunes. Esto los convierte en una opción muy interesante también para todos aquellos que quieren conocer gente nueva.

Pero hay más. En caso de que el alojamiento se sitúe junto a la playa, el usuario puede escaparse a tomar el sol, disfrutar de un refrescante baño y, por qué no, practicar algún deporte acuático. Sería el caso, por ejemplo, del esnórquel, el windsurf o el paddlesurf.

En cambio, si se ubica en la montaña o en el bosque, actividades como el senderismo, el kayak o el barranquismo cobran protagonismo. Todas estos deportes al aire libre ayudan a disfrutar de una experiencia mucho más amena y divertida durante la estancia, que no se reducirá solo a utilizar las instalaciones comunes y privadas.

Es perfecto para desconectar

Las personas que llegan a este tipo de campings no solo lo hacen con el propósito de entrar en contacto con la naturaleza. Además, tienen el objetivo de desconectar de su rutina y de liberarse del estrés que sufren en su día a día.

En este sentido, el entorno natural en el que se ubican estos campings es ideal para conseguirlo. El mero hecho de estar en contacto con la naturaleza invita a apagar el móvil y tiene multitud de beneficios para la salud. Especialmente, a la hora de atajar el estrés y la ansiedad.

En definitiva, un camping de lujo es una opción de alojamiento muy interesante de cara a disfrutar de unas vacaciones ideales en mitad de la naturaleza. No es de extrañar que cada vez sean más las personas que apuestan por él.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad