Guía de Brihuega

Qué ver en Brihuega

Conocida como el Jardín de la Alcarria, sigue leyendo y descubre todo lo que hay que ver en Brihuega.

Qué ver en Brihuega, el Jardín de La Alcarria
Qué ver en Brihuega, el Jardín de La Alcarria

La localidad es famosa por los campos de lavanda que la rodean, en apogeo durante el mes de julio.

Pero lo que muchos no saben es que también guarda un importantísimo patrimonio, habiendo sido declarada Conjunto Histórico Artístico.

Ahorra reservando ya tu alojamiento en Brihuega con Booking, con la opción de cancelar gratis si cambias de idea.

Qué ver en Brihuega en un día

Aquí tienes un vídeo con todo lo que hay que ver en Brihuega, pero si lo prefieres, puedes apuntarte a un tour gratis.

Plaza del Coso

Epicentro civil de la villa, es conocida con éste nombre desde el siglo XVI.

A su alrededor hay una interesante muestra de arquitectura popular, formada por edificios con soportales que acogen los comercios.

Plaza del Coso
Plaza del Coso

Está presidida por el edificio del Ayuntamiento, construido en 1975 en sustitución de un proyecto de Ventura Rodríguez del siglo XVIII.

También destaca la Real Cárcel de Carlos III, construcción de finales del siglo XVIII que fue cárcel, escuela, biblioteca y en la actualidad Oficina de Turismo.

En el lado contrario se ubican las Cuevas Árabes, laberinto de galerías y túneles construidos entre los siglos X y XI como almacén.

Fuentes del Coso
Fuentes del Coso

Cierran el conjunto las Fuentes del Coso, dos monumentales fuente barrocas construidas por encargo de Carlos III en conjunto con la Real Cárcel.

Pasando entre ellas, a unos pocos metros en la calle Armas, encontraremos la Casona de los Gómez, una de las casonas nobles más bonitas de Brihuega.

Castillo de la Piedra Bermeja

Se ubica en el extremo sur de la villa, sobre los restos de la alcazaba árabe.

Con el tiempo se añadieron nuevas estancias, en el siglo XII de estilo románico y en el XIII de estilo gótico.

Castillo de la Piedra Bermeja junto al Prado de Santa María
Castillo de la Piedra Bermeja junto al Prado de Santa María

Tras la cesión de la villa al Arzobispado de Toledo, pierde su función defensiva y se convierte en Palacio Arzobispal.

Llama la atención que en su interior se encuentra el Cementerio Municipal, teniendo que pasar entre las tumbas para acceder a la entrada.

Una vez dentro lo que más destaca es la Capilla, joya de estilo gótico-mudéjar del siglo XIII.

También se puede visitar la Sala Noble, restaurada en el 2017.

Cementerio dentro del Castillo de Brihuega
Cementerio dentro del Castillo de Brihuega

La entrada cuesta 2€.

Junto a la fortaleza se extiende el Patio de Armas, llamado Prado de Santa María.

Muralla medieval

Desde el siglo XII las defensas se complementaban con una muralla, en gran parte conservada actualmente.

Puerta de Santa María, parte de la muralla de Brihuega
Puerta de Santa María, parte de la muralla de Brihuega

Pero lo que más llama la atención son las puertas, vestigios del pasado medieval:

  • Arco de Cozagón, situado en el acceso sur, cuenta con arco de 10 metros de altura.
  • Puerta de la Cadena, abierta hacia el norte, tiene arco de medio punto rematado por almenas.
  • Arco de la Guía, construido en el siglo XIX por el padre del escritor Víctor Hugo, da acceso al Prado de Santa María.
  • Puerta de Santa María, también llamada Puerta del Juego de Pelota, cierra el conjunto amurallado alrededor del Prado de Santa María.

Iglesias y conventos

La muestra de arquitectura religiosa es extensa en Brihuega, en gran parte promovida por el arzobispo Rodrigo Ximénez de Rada en el siglo XIII.

Posteriormente aparecieron las órdenes religiosas, dejando su huella en forma de conventos y monasterios.

Iglesia de San Felipe

Interesante muestra de transición del románico al gótico, cuenta con portada principal al oeste y otra al sur.

Sobre la principal hay un rosetón cuyas tracerías forman una estrella de seis puntas, además en las naves laterales hay sendos óculos.

Dentro llama la atención la techumbre de madera, aunque se trata de una reconstrucción.

El resto de la decoración es sencilla, ya que la original se perdió tras un incendio a principios del siglo XX.

La torre campanario está separada del conjunto, fue construida sobre la muralla y recibe el nombre de Torreón de San Felipe.

Iglesia de San Felipe
Iglesia de San Felipe

Iglesia de Santa María de la Peña

Situada junto al Castillo de Piedra Bermeja, dentro se conserva la imagen de la Virgen de la Peña, patrona de Brihuega.

Bajo un porche encontramos la portada principal, con sus cuatro arquivoltas y tres óculos tardorrománicos.

Otro elemento destacado es la cabecera, formada por presbiterio rectangular y ábside poligonal sujeto por contrafuertes.

Desde el interior se accede a la Gruta de la Virgen de la Peña, con vistas a la vega del Tajuña.

Iglesia de Santa María de la Peña
Iglesia de Santa María de la Peña

Iglesia de San Miguel

Completa el trío de iglesias cistercienses de principios del siglo XIII, con clara inspiración del mudéjar toledano.

La portada principal se encuentra en el muro de poniente, en lado contrario se abre el ábside poligonal.

Gran parte de su decoración interior se perdió durante la Guerra Civil, tras lo que fue desacralizada y reutilizada para actos culturales.

Convento de San José

Fundado en 1619, completa el conjunto monumental en torno al Prado de Santa María.

Tras la Desamortización de Mendizábal fue hospital, cárcel y escuela, en la actualidad acoge el Museo de Historia y el Museo de Miniaturas del Profesor Max.

Museo de Miniaturas en el Convento de San José
Museo de Miniaturas en el Convento de San José

Convento de las Jerónimas

Construido a finales del siglo XVI, hoy sólo se conserva original la fachada de la iglesia.

Ya estando en ruinas, se adquirió en el 2006 para instalar el centro de eventos “La Capilla de Brihuega”.

Arquitectura civil

Si la muestra de arquitectura religiosa es extensa en Brihuega, la civil no se queda atrás.

Real Fábrica de Paños

Fundada en 1750 por Fernando VI, es uno de los mejores ejemplos de arquitectura industrial del siglo XVIII en España.

Su declive comenzó durante la Guerra de Independencia, más tarde pasó a manos privadas y se mantuvo en funcionamiento hasta la Guerra Civil, época en la que se añadieron los jardines a su alrededor.

Tras años en desuso, está siendo restaurado como hotel-balneario por Castilla Termal.

Real Fábrica de Paños
Real Fábrica de Paños

Plaza de Toros

A pesar de su aspecto antiguo fue construida en 1965, convirtiéndose en la más grande de la provincia de Guadalajara.

Contando Brihuega con los segundos encierros más antiguos de España, no podía faltar un coso acorde a esa tradición taurina.

Fuente de los Doce Caños

También conocida como Fuente Blanquina, es la más grande e importante de las fuentes de Brihuega.

En total cuenta con 24 caños, 12 delante y 12 detrás surtiendo el lavadero municipal, compuesto por tres pilas rectangulares.

Plaza de Toros de Brihuega
Plaza de Toros de Brihuega

Rollo o Picota

Columna de granito tallado del siglo XVI, símbolo del estatus de villa que ostenta Brihuega.

Campos de lavanda

Conocida como el Jardín de la Alcarria, los campos de lavanda son uno de los grandes atractivos de Brihuega.

La floración se produce en el mes de julio, convirtiéndose en un espectáculo para todos los sentidos.

Campos de lavanda de Brihuega
Campos de lavanda de Brihuega

Son más de mil hectáreas de lavanda, la mayor plantación de hierbas aromáticas en España.

A lo largo de julio se organizan actividades culturales, visitas guiadas e incluso paseos en globo.

Cívica

Otro atractivo en los alrededores de Brihuega es Cívica, aldea excavada en la roca que permanece abandonada.

Aunque el origen de las cuevas puede ser muy antiguo, el conjunto de galerías, escaleras y balaustradas es de mediados del siglo XX.

Cívica, pedanía de Brihuega
Cívica, pedanía de Brihuega

Se trata de una obra encargada por el sacerdote de Valderrebollo, en simbiosis con la naturaleza que la rodea.

De hecho, a unos pocos metros hay una cascada que vierte sus aguas en el río Tajuña.

Historia de Brihuega

Los orígenes de Brihuega se remontan a los celtíberos, asentados en un poblado al que llamaron Briga del que deriva el nombre actual.

Ya en la Edad Media estaba bajo el control de la taifa de Toledo, pasando tras la conquista cristiana a manos de Alfonso VI.

En el año 1086 fue cedida al Arzobispado de Toledo, ganando gran relevancia gracias a personajes como Don Rodrigo Ximénez de Rada, quien además concedió el fuero en 1242.

Arco de Cozagón, principal acceso desde Toledo
Arco de Cozagón, principal acceso desde Toledo

Ya en la Edad Moderna fue escenario de cruentas batallas, es el caso del asalto en 1710 por las tropas de Felipe V.

La revolución industrial llegó a mediados del siglo XVIII con la construcción de la Real Fábrica de Paños, en funcionamiento hasta la Guerra Civil.

En la actualidad vive de la agricultura y el turismo, gracias a los preciosos campos de lavanda por los que es conocida como Jardín de La Alcarria.

Fiestas de Brihuega

Las fiestas patronales de Brihuega se alargan casi todo agosto, desde primeros de mes hasta el día 22:

  • El Pregón: pistoletazo de salida el 12.
  • El Marujo: acto popular que celebran las peñas el 13.
  • Procesión Recogida de la Cera: declarada de Interés Turístico Regional, tiene lugar el 14 junto con La Salve.
  • Procesión de Nuestra Señora de la Peña: día grande coincidiendo con el 15 de agosto.
  • El Encierro: celebrado el 16, es uno de los más antiguos de España y ha sido declarado de Interés Turístico Regional.
  • La Bajada: la mañana del 17 los toros son bajados desde la Plaza de San Felipe hasta la Plaza de Toros.
Gruta de la Virgen de la Peña
Gruta de la Virgen de la Peña

Además, la temporada taurina se abre con la Corrida de Primavera, celebrada en una fecha variable a lo largo del mes de abril.

Y por último, en julio es el Festival de la Lavanda, protagonizado por los conciertos al atardecer entre los campos de flores.

Comer en Brihuega

La gastronomía de Brihuega es tradicional alcarreña, con los asados de cordero y cabrito como grandes protagonistas.

Aunque tampoco faltan recetas tradicionalmente manchegas, como duelos y quebrantos, pisto o morteruelo.

Entre los productos típicos encontramos la miel de La Alcarria y el aceite de oliva, ambos con Denominación de Origen Protegida.

Y como dulce final postres como bizcochos borrachos, torrijas, melindres, canutillos, hornazos o mantecados.

Campos de lavanda, base de los productos típicos de Brihuega
Campos de lavanda, base de los productos típicos de Brihuega

Cinco son los restaurantes de Brihuega donde degustar la mejor cocina local:

  • Asador El Tolmo
  • Princesa Elima
  • La Peña Bermeja
  • Restaurante El Alto
  • Villa de Brihuega

Cómo llegar a Brihuega

El único medio de transporte público disponible para llegar a Brihuega es el autobús, contando con varias frecuencias diarias desde Guadalajara.

Mucho más común es llegar en transporte particular, gracias a la buena conexión a través de la autovía A-2.

Si necesitas alquilar un coche, con Rentalcars encontrarás los precios más baratos entre cientos de webs de reservas.

¿Te ha gustado esta guía? Compártela para seguir creciendo!!

Síguenos en

Aún no tienes hotel

Booking.com

Tu vuelo al mejor precio!

Reserva tu coche de alquiler!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad