Museos de Lisboa

Museos de Lisboa

Museo Nacional de Arte Antiguo, con más de 2.000 pinturas en exposición, es uno de los museos de bellas artes más importantes de Portugal.

Museo Calouste Gulbenkian, comparte temática con el anterior museo, pero centrado en el arte europeo.

Museo Nacional de Arqueología, ubicado en el emblemático Monasterio de los Jerónimos, es el museo más importante de ésta temática en Portugal.

Museo de la Marina, localizado también en el Monasterio de los Jerónimos, exactamente en la capilla que ordenó construir Enrique el Navegante, muestra las técnicas, navíos e instrumentos que llevaron a la marina portuguesa a ser una de las más influyentes del mundo.

Monasterio de los Jerónimos, museos de Lisboa
Monasterio de los Jerónimos en Lisboa

Museo Nacional del Azulejo, situado en el antiguo Convento de la Mare de Deu, es el único de éste tipo en el mundo. Además de tener una exposición de azulejos de los principales países productores del mundo, hace un recorrido por la historia de Lisboa a través de éste oficio milenario.

Museo del Fado, un espacio que permite profundizar en la cultura popular de Lisboa a través de su música tradicional. Nacido en los barrios más pobres, el fado es una nostálgica forma de cantar los problemas de las clases más desfavorecidas.

Museo Arqueológico del Carmen, situado en las ruinas del Convento do Carmo, destruido durante el terremoto de 1755, hace un recorrido por la historia de Lisboa, haciendo especial hincapié en el fatídico temblor de tierra.

Centro de Arte Moderno, ubicado muy cerca del Museo Calouste Gulbenkian, tiene una colección de los mejores artistas portugueses del siglo XX.

Museo de Arte Contemporáneo Berardo, exponiendo la colección privada de Joe Berardo de las mejores obras de arte de los siglos XIX y XX, es uno de los museos de ésta temática más importantes de Europa.

Museo de Chiado, antiguo Museo Nacional de Arte Contemporáneo de Lisboa, hace un recorrido por el arte europeo entre 1850 y 1950.

Museo Nacional dos Coches, cuenta con una extensa colección de carruajes que pertenecieron a la Familia Real portuguesa, está considerada una de las mejores colecciones de éste tipo del mundo.