Guía de Potes


Guía turística para visitar Potes

Ubicada en un valle rodeado de altas montañas, Potes es una de las villas con más encanto de Cantabria, no en vano fue declarada Conjunto Histórico-Artístico, junto con Mogrovejo, son las dos únicas localidades de Liébana que ostenta esta distinción.

Guía de turismo con todo lo que hay que ver en Potes y sus alrededores
Guía de turismo con todo lo que hay que ver en Potes y sus alrededores

Potes es además capital de la comarca de Liébana y una importante puerta de entrada al Macizo Oriental del Parque Nacional de los Picos de Europa, por lo que hay actividades turísticas para todos los gustos.

Ahorra tiempo y dinero reservando ya tu hotel en Potes con Booking, déjate guiar por la opinión de miles de clientes para encontrar tu alojamiento ideal y recuerda que tienes la opción de cancelar gratuitamente en la mayoría de habitaciones si cambias de idea.

Historia de Potes:

La primera vez que se menciona la localidad es en el año 847, por aquel entonces aparecía con el nombre de Pautes.

Aunque los historiadores coinciden en la posibilidad de que la región estuviera habitada desde la prehistoria, lo que sí se conoce es que los romanos la llamaban Pontes, que vendría a significar “Villa de los Puentes”.

Puente de Potes, conocida desde la antigüedad como Villa de los Puentes
Puente de Potes, conocida desde la antigüedad como Villa de los Puentes

Desde aquellos lejanos tiempos ya se encontraban sus habitantes repartidos entre las dos orillas del río Deva y su afluente el Quiviesa, a los pies del monte de la Viorna.

A mediados del siglo X se tiene conocimiento de la construcción de la Iglesia de San Vicente, dependiente del Monasterio de Santo Toribio.

Unos años más tarde aparece documentada la donación de varias ermitas repartidas por la localidad, y a finales de ese mismo siglo ya se tiene constancia de los viñedos, que desde la Edad Media y hasta nuestros días, han sido una de las principales fuentes de ingreso de los lugareños.

Ermita de San Miguel, el punto desde donde se obtienen las mejores panorámicas del entorno de Potes
Ermita de San Miguel, ofrece las mejores panorámicas del entorno de Potes

En la Torre del Infantado se produjeron los hechos históricos más destacados de los siguientes siglos, fueron constantes los enfrentamientos de las familias nobles de la época por su dominio.

Cuando la torre se construyó en el siglo XIV, Potes estaba bajo el control del Señor de Liébana, hermano del rey Enrique II de Castilla, a partir del siglo XVI pasó a manos del Marqués de Santillana.

Finalmente los Reyes Católicos crearon la figura del Duque del Infantado, siendo don Diego Hurtado de Mendoza el primero en ostentar ese título nobiliario.

Torre de Infantado, el monumento más representativo de Potes
Torre de Infantado, el monumento más representativo de Potes

La Edad Moderna trajo un período de gran esplendor, impulsado por las ganancias que sus habitantes traían desde las Américas. Tras la Guerra de Independencia se convirtió en cabeza de un partido judicial, abarcando a todas las poblaciones que hoy conforman la Comarca de Liébana.

El casco histórico fue incendiado durante la Guerra Civil, el bando republicano decidió arrasar con todo ante la inminente llegada de las tropas franquistas. A pesar de la destrucción de casi dos terceras partes de la localidad, en plena dictadura fue completamente restaurado.

Para ayudar en su conservación, desde 1983 la villa de Potes fue declarada Bien de Interés Cultural, en la categoría de Conjunto Histórico.

Qué ver en Potes:

Antes de descubrir uno a uno los principales sitios de interés de Potes, aquí tienes un vídeo donde resumimos todo lo que hay que ver en la localidad y sus alrededores.

Si te gustó el vídeo te agradecemos que nos regales un Me Gusta, y si quieres enterarte antes que nadie de las últimas vídeo-guías que estrenamos, no olvides suscribirte a nuestro canal de Youtube.

Torre del Infantado

La Torre del Infantado es el principal monumento civil, desde su construcción ha marcado el devenir de la historia de la villa. Desde 1985 ostenta la distinción de Bien de Interés Cultural, en la categoría de Monumento Histórico Artístico.

Muchos han sido los enfrentamientos entre la familias nobles de la Edad Media y Moderna por su control, para finalmente resultar vendida por los Duques de Osuna en el año 1868 y adquirida por el Ayuntamiento de Potes para instalar la sede de la Casa Consistorial.

Torre del Infantado dominando las vistas del casco histórico de Potes
Torre del Infantado dominando las vistas del casco histórico de Potes

Se trata de una fortificación erigida en el siglo XIV por orden de Tello de Castilla, hijo del rey Alfonso XI. Para su construcción se utilizó principalmente sillarejo, reforzando además con sillería las cuatro esquinas y los vanos.

El conjunto está formado por cuatro cuerpos rodeando un patio central, rematado por una azotea con cornisa y cuatro pequeñas torres almenadas.

Una escalinata lleva hasta la portada principal que se abre mediante arco apuntado, sobre ella se encuentra un balcón corrido con una gran reloj metálico enmarcado entre dos puertas. Pequeños ventanucos salpican las cuatro fachadas.

Actualmente la Torre del Infantado acoge la exposición permanente “El cosmos del Beato de Liébana. Aquí comienza todo”, considerada la mejor exposición de beatos del mundo.

Para completar la visita nada mejor que asomarse a la azotea, donde se obtienen una excelentes vistas panorámicas de la villa enclavada a los pies del monte de la Viorna y atravesada por los ríos Deva y Quiviesa.

Torre de Infantado de Potes, en su interior alberga una exposición dedicada al Beato de Liébana
Torre de Infantado de Potes, en su interior alberga una exposición dedicada al Beato de Liébana

El horario de la Torre del Infantado de Potes es el siguiente: desde mediados de septiembre hasta julio de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 18:00 horas y el resto del año (incluyendo la Semana Santa) de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00 horas.

La entrada general cuesta 3€ y la reducida 1,50€, el acceso es gratuito para los menores de tres años.

Torre de Orejón de la Lama

Además de la Torre del Infantado, es interesante visitar la Torre de Orejón de la Lama, ubicada en el barrio del Sol. Fue construida en el siglo XV por encargo de Juan Gómez de Bedoya, por lo que también es conocida como Torre de Bedoya.

Torre de Orejón de la Lama, otra de las famosas torres de Potes
Torre de Orejón de la Lama, otra de las famosas torres de Potes

Se trata de una edificación de planta cuadrada y tres cuerpos, en su sobria fachada de piedra destacan los escudos de armas de las familias Bedoya y Celis. Hoy en día la Torre de Orejón de Lama alberga la exposición “Brujería, ocultismo y tortura medieval”.

Iglesia de San Vicente

Si la Torre del Infantado es el principal monumento civil de Potes, la antigua Iglesia de San Vicente es su principal monumento religioso, aunque ya no es la iglesia parroquial de la villa.

Construida entre los siglos XIV y XVIII, hoy en día ostenta la protección como Bien de Interés Cultural, en la categoría de Monumento Histórico Artístico.

Iglesia Vieja de San Vicente en Potes
Iglesia Vieja de San Vicente en Potes

Cuando comenzó a construirse en el siglo XIV, la Iglesia de San Vicente constaba de una única nave de estilo gótico. En el siglo XVI se le añade la sacristía anexa a la capilla mayor, así como la torre campanario adosada al muro oeste. Finalmente en el siglo XVIII se construye otra nave, duplicando la superficie del santuario.

El obispado de León se encargó de la iglesia hasta el año 1956, cuando fue cedida al ayuntamiento de la localidad. En la actualidad alberga la Oficina de Turismo de Potes, la Oficina de Atención al Peregrino y el Centro de Estudios Lebaniegos Don Desiderio Gómez Señas.

A su lado se alza la Iglesia Nueva de San Vicente, actualmente convertida en la iglesia parroquial de Potes. Su construcción se llevó a cabo en el siglo XIX, debido al estado ruinoso del anterior santuario, se aprovechó para edificar uno más grande y moderno que cubriera las necesidades de una mayor población.

Iglesia Nueva de San Vicente en Potes
Iglesia Nueva de San Vicente en Potes

El exterior de la construcción es bastante sobrio, destacando únicamente la fachada principal flanqueada por dos grandes torres campanario.

Mucho más interesante es el interior de la iglesia, con dos imponentes retablos barrocos del siglo XVIII, los grandes lienzos que decoran los muros del presbiterio y el Altar Mayor donde se encuentra la imagen de San Vicente, santo patrón de Potes.

Puentes de Potes

Varios son los puentes que cruzan los ríos Deva y Quiviesa a su paso por Potes, no en vano es conocida como la “Villa de los Puentes”.

Puentes de Potes, conocida como la Villa de los Puentes
Puentes de Potes, conocida como la Villa de los Puentes

Los tres más famosos son: el Puente de San Cayetano, sobre el río Quiviesa; el Puente de la Cárcel, en la confluencia entre ambos ríos; por último el Puente Nuevo, el único por el que actualmente puede circular tráfico rodado.

Monasterio de Santo Toribio de Liébana

Ubicado en las afueras de Potes, concretamente en el municipio lebaniego de Camaleño, el Monasterio de Santo Toribio guarda el Lignum Crucis, el trozo más grande que se conserva de la cruz donde se crucificó a Jesús.

Entre sus tesoros también se encuentran las obras del Beato de Liébana, manuscritos del siglo X y XI conocidos como Los Beatos.

Monasterio de Santo Toribio de Liébana, ubicado en las cercanías de Potes
Monasterio de Santo Toribio de Liébana, ubicado en las cercanías de Potes

Los orígenes del monasterio hay que buscarlos en el siglo VIII, cuando tras la reconquista cristiana de la península, unos monjes se instalaron en la región y fundaron el Monasterio de San Martín de Turieno.

Más tarde pasaría a llamarse Monasterio de Santo Toribio en honor del obispo Toribio de Astorga, que había sido encontrado enterrado en los alrededores del santuario junto al Lignum Crucis, reliquia traída personalmente por él desde Jerusalén.

Puerta del Perdón en el Monasterio de Santo Toribio de Liébana
Puerta del Perdón en el Monasterio de Santo Toribio de Liébana

El Monasterio de Santo Toribio de Liébana es uno de los cinco lugares santos del cristianismo donde se celebra Jubileo, cada vez que el 16 de abril, festividad de Santo Toribio, cae en domingo.

Durante el Año Santo Lebaniego se abre la Puerta del Perdón, para recibir a los peregrinos que han hecho el Camino Lebaniego y solicitan la indulgencia.

El horario para visitar el Monasterio de Santo Toribio de Liébana es el siguiente: desde mayo a octubre de 10:00 a 13:00 y de 16:00 a 19:00 horas y el resto del año de 10:00 a 13:00 y de 16:00 a 18:00 horas. La entrada es gratuita.

Fiestas de Potes:

El calendario festivo comienza el 22 de enero con las Fiestas de San Vicente Mártir, en honor del santo patrón de la localidad. Por su parte las fiestas en honor de la patrona son el 15 de agosto, en conmemoración de Nuestra Señora de Valmayor.

El 2 de mayo es la procesión de La Santuca, patrona del valle de Liébana. La imagen de la Virgen es sacada en procesión desde Aniezo hasta el Monasterio de Santo Toribio, en una de las procesiones más largas de España.

Procesión de La Santuca, patrona del valle de Liébana
Procesión de La Santuca, patrona del valle de Liébana

Del 13 al 16 de septiembre se celebra una de las fiestas más importantes de toda Cantabria, se trata de las Fiestas de la Santa Cruz, declaradas de Interés Turístico Regional. En esta celebración se venera el Lignum Crucis, el mayor trozo de la Santa Cruz que se conserva en el Monasterio de Santo Toribio de Liébana.

Por último el segundo fin de semana de noviembre es la popular Fiesta del Orujo, declarada de Interés Turístico Nacional. Es el momento ideal para degustar los productos tradicionales del valle de Liébana, en especial sus apreciados orujos.

Las fiestas concluyen con la entrega de la Alquitara de Oro, el mejor reconocimiento que pueden recibir las orujeras de la comarca.

Feria del Ganado en el casco histórico de Potes
Feria del Ganado en el casco histórico de Potes

Muy populares en la villa son las Ferias de Ganado, a lo largo del año hay hasta seis citas imprescindibles para los ganaderos de la región, el 11 de enero, el 1 de marzo, el 1 de mayo, el 29 de junio, el 16 de septiembre y la más concurrida, el 2 de noviembre.

Es una oportunidad única de ver las plazas del casco histórico de Potes tomadas por los animales, el ganado vacuno y el ganado equino son los dueños esos días de la ciudad.

Qué comer en Potes:

La gastronomía de Potes está íntimamente relacionada con la cocina tradicional del valle de Liébana, se trata de platos elaborados con productos de una zona que cuenta con la peculiaridad de tener microclima.

Cocido lebaniego, el más contundente de los platos típicos de Potes
Cocido lebaniego, el más contundente de los platos típicos de Potes

El plato estrella  es el cocido lebaniego, elaborado con pequeños garbanzos que se producen en el propio valle de Liébana; al guiso se le añaden patatas, repollo, productos de la matanza, carne de ternera y relleno.

Similares ingredientes tiene el cocido montañés, la principal diferencia es el uso de alubias en lugar de garbanzos para su elaboración.

Cocido montañés, una de las delicias de la gastronomía de Liébana
Cocido montañés, una de las delicias de la gastronomía de Liébana

La carne de vacuno es otro de los productos imprescindibles en la gastronomía de Potes, en los asadores de la villa puedes encontrar una gran variedad de cortes elaborados a la brasa. También son muy consumidas las carnes de venado y jabalí, especialmente en embutidos.

En los últimos años se está trabajando para recuperar el consumo del lechazo de las montañas de Liébana, actualmente puedes encontrarlos en la mayoría de restaurantes de Potes. Por último es imprescindible mencionar los pescados, en éste caso de río, el salmón y la trucha se obtienen desde el cercano río Deva.

Carne de vacuno del Valle de Liébana
Carne de vacuno del Valle de Liébana

Entre los productos tradicionales destacan los quesucos de Liébana, todos cuentan con Denominación de Origen Protegida. Son quesos de un tamaño pequeño, elaborados con leche de vaca, cabra u oveja, o una mezcla de ellos, además pueden ser ahumados y sin ahumar.

También cuentan con Denominación de Origen Protegida el queso de Picón de Bejes y Tresviso, en este caso es queso azul de textura untuosa y sabor un poco picante.

Quesucos de Liébana, uno de los productos típicos más demandados de la región
Quesucos de Liébana, uno de los productos típicos más demandados de la región

Para acompañar esta excelente gastronomía nada mejor que un buen vino de la región, el vino de la Tierra de Liébana cuenta con Indicación Geográfica Protegida. También es muy consumida la sidra de Liébana, elaborada con manzanas cultivadas en la zona.

Aunque entre las bebidas el rey sin duda es el orujo de Liébana, que incluso cuenta con su propia fiesta y su propia cofradía. Se puede encontrar el aguardiente de orujo más puro, pero también cremas de orujo y licores de orujo, con sabor a cerezas, café, hierbas, miel, etc.

Por último se puede degustar el tostadillo de Liébana, un vino dulce parecido al moscatel o el té del puerto. Aliñado con un chorrito de orujo es ideal para hacer la digestión después de una copiosa comida.

Orujo de Liébana, el digestivo perfecto para la copiosa gastronomía de Potes
Orujo de Liébana, el digestivo perfecto para la copiosa gastronomía de Potes

Por las calles del casco histórico hay numerosos restaurantes donde degustar la mejor gastronomía tradicional, así como tiendas donde comprar los productos típicos lebaniegos. Aunque si estás en Potes un lunes, no puedes dejar pasar la oportunidad de visitar el Mercado de los Lunes.

Comer de menú cuesta 16€ por persona, comer a la carta sale por unos 20 o 25€ por comensal. No te quedes sin plaza y reserva tu restaurante en Potes con El Tenedor, además puedes obtener hasta un 50% de descuento en carta.

Canónigo, uno de los postres típicos de la Comarca de Liébana
Canónigo, uno de los postres típicos de la Comarca de Liébana

Para terminar esta guía gastronómica nada mejor que hablar de los dulces y postres tradicionales, entre ellos los frisuelos, los canónigos o los sequillos de Potes.

También se pueden encontrar las famosas corbatas de Unquera, los sobaos pasiegos, las quesadas pasiegas, las mermeladas y confituras o la exquisita miel de Liébana que cuenta con Denominación de Origen Protegida.

Cómo llegar a Potes:

Para llegar en transporte público a Potes únicamente hay una opción, desde la Estación de Autobuses de Santander parte un autobús de la compañía Palomera que hace la ruta Santander-Torrelavega-San Vicente de la Barquera-Unquera-Panes-Potes.

El viaje dura aproximadamente una hora y media, el billete sencillo cuesta 8,30€. Durante la temporada de verano el autobús continúa el trayecto desde Potes hasta Fuente Dé.

Estación de Autobuses de Potes
Estación de Autobuses de Potes

Otra alternativa es viajar en transporte particular o alquilar un coche en Santander para recorrer la zona, es la oportunidad perfecta para atravesar el desfiladero de la Hermida y adentrarse en el corazón del valle de Liébana.

Si necesitas alquilar un coche, con el buscador de Rentalcars encontrarás los precios más baratos entre cientos de webs de reservas.

En los alrededores de la Estación de Autobuses hay numerosas plazas gratuitas de aparcamiento.


¿Te ha gustado esta guía?
Compártela para seguir creciendo!! 🙂
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn