Guía de Alcalá del Júcar

Qué ver en Alcalá del Júcar

Considerado uno de los pueblos más bonitos de España, sigue leyendo y descubre qué ver en Alcalá del Júcar.

Qué ver en Alcalá del Júcar, uno de los pueblos más bonitos de España
Qué ver en Alcalá del Júcar, uno de los pueblos más bonitos de España

Desde 1982 es Conjunto Histórico Artístico, hoy Bien de Interés Cultural.

Visitar Alcalá del Júcar

Antes de descubrir uno a unos los principales sitios turísticos, aquí tienes un vídeo con todo lo que hay que ver en Alcalá del Júcar.

Si te gustó el vídeo, regálanos un Me Gusta, suscríbete al canal de Youtube y comparte con tus amigos.

El mejor plan para visitar Alcalá del Júcar es adentrarse por sus empinadas callejuelas, flanqueadas por casas de un blanco impoluto que se arremolinan en la ladera de la hoz.

Si vas a pasar la noche estás de suerte, porque muchas de ellas han sido reconvertidas en alojamientos turísticos.

Desde la orilla del río hasta lo alto del castillo, irás descubriendo por el camino sus principales atractivos.

Puente Romano

Es el único de interés histórico de los tres puentes que hay sobre el río Júcar a su paso por la localidad.

Imagen más icónica de Alcalá del Júcar, con el río, el puente y la iglesia
Imagen más icónica de Alcalá del Júcar, con el río, el puente y la iglesia

A pesar de su nombre el origen no es romano, se tiene constancia de su existencia desde la Edad Media, cuando servía como aduana del Camino Real entre Castilla y Levante. 

La construcción es de sillería, contando con cuatro ojos por los que discurre el caudal del agua.

Playa fluvial, isla y presa junto al Puente Romano
Playa fluvial, isla y presa junto al Puente Romano

A su lado hay un parque con una isla desde donde se puede disfrutar de una de las imágenes más icónicas de Alcalá del Júcar.

Además cuenta con una playa fluvial, donde refrescarse en los calurosos meses de verano y tomar algo en alguno de los chiringuitos.

Iglesia de San Andrés

Es el primer edificio histórico que encontramos ascendiendo desde la orilla del río, su aspecto es robusto y sobrio.

Fue construida entre los siglos XVI al XVIII, tiene planta de cruz latina con una única nave a la que se accede a través de dos portadas.

Iglesia Parroquial de San Andrés
Iglesia Parroquial de San Andrés

La puerta principal da una explanada en lo alto de la cuesta Hondonera, ofreciendo vistas panorámicas hacia el río.

A su lado está el edificio del Ayuntamiento, formando el eje civil y religioso de la localidad.

Casas cueva

Uno de los símbolos de Alcalá del Júcar son sus casas cueva, excavadas de lado a lado en el corazón de la montaña.

Originalmente se utilizaban como casas, almacenes, palomares o establos, hoy han sido restauradas para su uso turístico.

Además de pasear por sus estrechos túneles, puedes descansar y tomar algo en los bares y restaurantes del interior.

Interior de las Cuevas del Diablo
Interior de las Cuevas del Diablo

Cuevas del Diablo

Construidas a principios del siglo XX, llevan el nombre por el que se conoce a su simpático propietario.

El interior se ha decorado con antigüedades, incluyendo muebles, aperos de labranza o tinajas para el vino.

La entrada cuesta 3€, incluye una consumición en el bar.

Cueva del Rey Garadén

Se accede a ella a través de las Cuevas del Diablo, estando incluida en la misma entrada.

Es la más antigua de las casas cueva de Alcalá del Júcar, con más de 750 años de historia.

Fue construida por encargo del rey musulmán Garadén, para servir como aduana entre Castilla y Levante.

Cueva del Rey Garadén, la más antigua de Alcalá del Júcar
Cueva del Rey Garadén, la más antigua de Alcalá del Júcar

Cuevas de Masagó

De origen almohade, destacan por su belleza y el delicado picado de la roca.

En su interior se ha recreado una casa tradicional de Alcalá del Júcar, además cuenta con un Museo de Fósiles y un Museo de Numismática.

Sin olvidar el bar, restaurante y un alojamiento turístico con dos habitaciones.

La entrada cuesta 3€, incluye una consumición en el bar.

Cueva del Duende

Está integrada dentro de las Cuevas de Masagó.

Castillo

Dominando el conjunto monumental se encuentra el castillo, construido entre los siglos XII y XIII por los almohades.

En 1213 pasó a manos de los cristianos, tras la conquista de Alfonso VIII de Castilla.

El elemento mejor conservado es el torreón de planta pentagonal, además de dos pequeñas torres circulares.

El resto de conjunto se encuentra en ruinas, pudiendo ver apenas algunos restos de la muralla.

Castillo de Alcalá del Júcar en lo alto del conjunto urbano
Castillo de Alcalá del Júcar en lo alto del conjunto urbano

Lo mejor del castillo son sin duda las vistas, gracias a su ubicación en lo alto del meandro formado por el río Júcar.

A su alrededor hay dos leyendas que hablan de Zulema y el rey Garadén, en una de ellas la princesa es cristiana y en otra musulmana.

Abre sus puertas todo los días en horario partido, la entrada cuesta 2,50€.

Plaza de Toros

Ubicada en la otra orilla del río Júcar, llama la atención su forma irregular que se adapta al terreno.

A pesar de que no se conoce la fecha de construcción, se ha catalogado como una de las plazas de toros más antiguas de España.

Plaza de Toros de Alcalá del Júcar
Plaza de Toros de Alcalá del Júcar

El graderío está hecho directamente sobre la roca, teniendo capacidad para 2.000 personas.

Se puede acceder mediante visitas guiadas los sábados y domingos, la entrada cuesta 1,5€.

Ermita de San Lorenzo

Se encuentra a unos 3 kilómetros del núcleo urbano, en dirección a La Recueja.

Fue construida alrededor del siglo XVI en un recodo en la margen del río Júcar, su estilo es neoclásico.

En su interior permanece la imagen de San Lorenzo Mártir, santo patrón de Alcalá del Júcar.

Historia de Alcalá del Júcar

Los primeros moradores de los que se tiene constancia fueron los musulmanes, encargados de construir el castillo y alguna de sus famosas casas cueva.

En 1213 fue conquistada por Alfonso VIII de Castilla, pero la dominación cristiana se hizo efectiva tras la Batalla de las Navas de Tolosa.

Vista panorámica de Alcalá del Júcar
Vista panorámica de Alcalá del Júcar

Hasta el 18 de abril de 1364 fue aldea de Jorquera, hasta que Pedro I de Castilla le concedió la segregación y el villazgo.

El resto de la Edad Media formó parte del Marquesado de Villena, ya en la Edad Moderna se integró en el Reino de Murcia.

Calles del casco urbano
Calles del casco urbano

No fue hasta 1833 cuando se creó la provincia de Albacete, a la que pertenece desde entonces Alcalá del Júcar.

Actualmente vive principalmente del turismo, gracias a su declaración como Conjunto Histórico Artístico y uno de los pueblos más bonitos de España.

Fiestas de Alcalá del Júcar

El calendario festivo comienza el 3 de febrero con la Fiesta de San Blas, donde destaca la rifa de tortetes.

Dentro de la Semana Santa el día más destacado es el Viernes de Dolores, en honor de la Virgen de los Dolores.

A lo largo de toda la semana se puede disfrutar del Mercado Medieval, singular porque sólo admite artesanía de autor.

Iglesia de San Andrés en la cuesta Hondonera
Iglesia de San Andrés en la cuesta Hondonera

El 15 de mayo tiene lugar el Día de San Isidro, y el 24 de junio el Día de San Juan.

Las fiestas patronales son del 7 al 15 de agosto, en honor de San Lorenzo Mártir.

Además de las verbenas, corridas de toros y concursos, está ganando cada día más adeptos la carrera de carretillas.

Finalmente, la festividad de San Andrés es el 30 de noviembre y la Inmaculada Concepción el 8 de diciembre.

Comer en Alcalá del Júcar

Al igual que en el resto de la provincia de Albacete, cuenta con platos de gran tradición elaborados con productos de la mejor calidad.

Entre ellos destaca el atascaburras, en otras regiones conocido como ajoarriero.

Se elabora con patatas, bacalao, ajos, aceite, creando un puré que se adorna con nueces y huevo duro.

También son típicas las migas, el moje, las gachas, las patatas a lo pobre, la olla de aldea, el caldo de patatas con caracoles o los cangrejos fritos.

Atascaburras, uno de los platos típicos de Almansa
Atascaburras, uno de los más platos típicos

Sin olvidar los platos que sólo se elaboran en festividades señaladas, como las pelotas de relleno y el potaje de ajo que son típicos de Semana Santa.

Por último hay que hablar de los dulces tradicionales, destacando los hornazos, los nuégados, las tortas de chicharrones y mantecado, los rollos de calabaza y la carne de membrillo y arrope.

Todo esto regado con los mejores vinos de la tierra, contando Albacete con cinco denominaciones de origen.

Concretamente en la Comarca de La Manchuela se produce el vino con Denominación de Origen de Manchuela.

Cómo llegar a Alcalá del Júcar

No hay ningún medio de transporte público que llegue directamente a Alcalá del Júcar.

La única opción es viajar en autobús desde Albacete hasta Casas Ibáñez, desde allí hay que seguir el trayecto en taxi.

Vistas desde la carretera de acceso
Vistas desde la carretera de acceso

Por ese motivo la opción más recomendada es viajar en transporte particular, estando conectado a través de la carretera CM-3201.

Si necesitas alquilar un coche, con Rentalcars encontrarás los precios más baratos entre cientos de webs de reservas.

¿Te ha gustado esta guía? Compártela para seguir creciendo!!

Síguenos en

Aún no tienes hotel

Booking.com

Tu vuelo al mejor precio!

Reserva tu coche de alquiler!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad