Guía de Finisterre

Qué ver en Finisterre

Considerado por los romanos como el fin del mundo, sigue leyendo y descubre qué ver en Finisterre.

Qué ver en Finisterre, Fin del Mundo
Qué ver en Finisterre, Fin del Mundo

De hecho, su nombre deriva de la frase en latín finis terrae, cuyo significado es literalmente “fin de la Tierra”.

En la Edad Media se convirtió en kilómetro cero y final del Camino de Santiago, acogiendo desde entonces peregrinos de todo el mundo.

Ahorra reservando ya tu alojamiento en Finisterre con Booking, con la tranquilidad de cancelar gratis si cambias de idea.

Cabo Finisterre

No hay mejor lugar para vivir la sensación de libertad que ofrece el “fin de la Tierra” que el Cabo Finisterre, Fisterra en gallego.

Con sus abruptos acantilados dando paso a un océano Atlántico que se pierde en el horizonte, de especial belleza al caer el sol.

Popularmente se cree que es el punto más occidental de Europa Continental, pero la realidad es que ese título lo ostenta el Cabo da Roca, en Portugal.

Cabo Finisterre, un símbolo de la Costa de la Muerte
Cabo Finisterre, un símbolo de la Costa de la Muerte

Pero eso no le resta ni un ápice de su belleza salvaje, convirtiéndose en uno de los lugares más emblemáticos de la Costa de la Muerte.

En el Cabo Finisterre se ubica el kilómetro 0 del Camino de Santiago, estando a apenas 90 kilómetros de Santiago de Compostela.

Cada vez son más los peregrinos que se apuntan a hacer el Camino a Finisterre, completándolo con la llegada a Muxía.

Kilómetro 0 del Camino de Santiago
Kilómetro 0 del Camino de Santiago

No hay mejor recompensa para los pies cansados de un peregrino que llegar al fin del mundo, quitarse sus botas y sentarse a disfrutar de un atardecer.

Hay una tradición que dice que al llegar a Finisterre hay que quemar la ropa y abandonar las botas, pero en los últimos tiempos se ha prohibido por el daño ecológico que provocaba toda esa basura.

Zona de quema de ropa de peregrinos
Zona de quema de ropa de peregrinos

Como recuerdo de esa tradición, queda un monumento en forma de bota de bronce anclada a una roca.

Desde aquí se divisa un islote conocido como Centulo, causante de numerosos naufragios.

Faro de Finisterre

Construido en 1893, es desde entonces uno de los símbolos más reconocibles de Finisterre.

Con esos orígenes, hablamos del faro más antiguo de la Costa da Morte y el situado más al norte.

Faro de Finisterre
Faro de Finisterre

Su torre se alza hasta los 17 metros de altura, pero contando desde el nivel del mar son 143 metros.

La luz que emite llega a 23 millas náuticas, pero aún así, debido a las densas nieblas de la zona, se hizo necesario instalar también una sirena en 1889.

Conocida como la vaca de Fisterra por el estridente sonido, sus dos bocinas sobresalen de un edificio en el extremo sur.

Vaca de Finisterre
Vaca de Finisterre

Muy cerca del conjunto se ubica el Semáforo, edificio originalmente destinado a emitir señales para la marina de guerra.

Actualmente ha sido reconvertido en complejo hotelero, contando además con restaurantes con terrazas al infinito.

Cementerio del Fin de la Tierra

Ubicado junto al camino que va hacia el Cabo de Finisterre, es un cementerio abandonado construido por César Portela.

Nunca llegó a estar en uso, ya que a los vecinos nunca les gustó su modernista diseño y su ubicación en un paraje natural alejado.

Cubos de granito del Cementerio del Fin de la Tierra
Cubos de granito del Cementerio del Fin de la Tierra

En total cuenta con 14 cubos de granito, con 12 nichos en cada uno de ellos mirando hacia el mar.

Además, en la parte superior hay otros 3 cubos que servirían como sala de autopsias, tanatorio y capilla.

Quizás no sea la típica visita turística, pero ahí precisamente reside su encanto como arquitectura abandonada y necroturismo.

Sala de autopsias, tanatorio y capilla del Cementerio de Portela
Sala de autopsias, tanatorio y capilla del Cementerio de Portela

Hay que mencionar que ha recibido varios reconocimientos por su diseño, además de estar considerada una de las mejores obras funerarias del mundo.

Como curiosidad, en 2018 apareció en un vídeo creado por Netflix para promocionar la serie Altered Carbon.

Castillo de San Carlos

Construido a mediados del siglo XVIII, desde su posición privilegiada domina la entrada de la ría de Corcubión.

Formaba parte de un sistema defensivo encargado por Carlos III, junto con el Castillo del Príncipe y el Castillo del Cardenal.

Su forma es irregular para adaptarse al terreno, ya que se asienta sobre acantilados rocosos.

Entrada al Castillo de San Carlos en Finisterre
Entrada al Castillo de San Carlos en Finisterre

Contaba con nave central utilizada como cuartel y polvorín, rodeada por tres frentes con troneras.

Esa nave alberga en la actualidad el Museo de Pesca, mostrando su evolución a los largo del tiempo, sus costumbres y herramientas.

El horario de visita es:

  • De junio a septiembre: de martes a sábado de 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00 horas y domingos de 11:00 a 14:00 horas.
  • De marzo a mayo y de octubre a diciembre: de martes a sábado de 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 18:00 horas y domingos de 11:00 a 14:00 horas.

La entrada cuesta 2€.

Lonja de Finisterre

Ubicada frente al Castillo de San Carlos, llama la atención el contraste entre la antigua fortaleza y la modernidad del edificio de la lonja.

Fue inaugurada en el año 2008, convirtiéndose en la primera lonja turística de Galicia

Del diseño se encargó la arquitecta Covadonga Carrasco López, su objetivo era compaginar la actividad diaria de la lonja con las visitas turísticas.

Edificio de la lonja en el Puerto de Finisterre
Edificio de la lonja en el Puerto de Finisterre

El moderno edificio ocupa algo más de 1.800 metros cuadrados, en su estructura se mezclan acero esmaltado, acero inoxidable y vidrio.

Los turistas pueden ver el trasiego diario desde unas pasarelas, además hay una gran cristalera para asistir a la subasta del pescado.

Iglesias

Entre todas las iglesias de Finisterre destaca la Iglesia de Nuestra Señora de las Arenas, construida a finales del siglo XII.

Desde entonces ha estado influenciada por su ubicación junto al Camino de Santiago a Finisterre, por lo que ha sufrido numerosas ampliación con el paso del tiempo.

En su interior se guarda la imagen del Santo Cristo de Finisterre, conocido como Cristo da Barba Dourada, ha sido venerado durante siglos por los peregrinos.

También acoge la imagen de Nuestra Señora de las Arenas, santa patrona de Finisterre.

Iglesia de Nuestra Señora de las Arenas
Iglesia de Nuestra Señora de las Arenas

Además se pueden visitar:

  • Capilla del Buen Suceso
  • Iglesia de San Vicenzo de Duio
  • Iglesia de San Martiño de Duio
  • Capilla de la Inmaculada Concepción
  • Iglesia de San Juan

Playas

La más famosa de las playas de Finisterre es la Playa de Langosteira, de más de 2 kilómetros de longitud.

Se trata de un arenal que cuenta con Bandera Azul y todos los servicios turísticos, sus aguas son tranquilas y cristalinas.

Muy cerca está la Playa de Talón, arenal pequeño con una de las mejores vistas de Finisterre.

En pleno casco histórico se encuentran la Playa de la Ribeira y la Playa de Corbeiro, la primera entre el puerto y el castillo y la segunda a los pies de la Iglesia de Nuestra Señora de las Arenas. 

Faro del Fin del Mundo
Faro del Fin del Mundo

Hacia mar abierto se extiende la Playa de Mar de Fóra, a pesar de su belleza, es peligrosa por los fuertes vientos, oleaje y corrientes marinas.

Ese mismo riesgo tiene la Playa de Rostro, la más extensa de todas con 3 kilómetros de longitud.

Ambas protegidas por la Red Natura 2000, por sus sistemas de dunas y la flora y fauna que habita en ellas.

Entre ambas se encuentra la Playa de Arnela, una pequeña cala rodeada de acantilados.

Historia de Finisterre

En la zona hay indicios de asentamientos humanos desde el megalítico, pero es con la llegada de los romanos cuando comienza su historia documentada.

Se dice que los romanos encontraron un altar al sol (Ara Solis) en el Cabo Finisterre, construido por los moradores prerromanos.

Lo que sí está claro es que los enviados del emperador quedaron maravillados con el lugar, sobre todo al ver como el sol se perdía al caer la tarde por el horizonte.

Monumento de la bota del peregrino
Monumento de la bota del peregrino

Es por ese motivo que le pusieron el nombre en latín de Finis Terrae, cuya traducción sería Fin de la Tierra.

En la parroquia de Duyo se han hallado pruebas de una ciudad romana, por entonces conocida como Dugium, también acogió a la tribu celta de los nerios.

Con el auge del Camino de Santiago en la Edad Media comienza la época dorada de Finisterre, fue entonces cuando se construyó la Iglesia de Santa María de las Arenas.

Placas en recuerdo de los naufragios ocurrido en aguas de Finisterre
Placas en recuerdo de los naufragios ocurrido en aguas de Finisterre

No sólo por tierra aumentaba el trasiego a Finisterre, también por mar aumentarían las rutas comerciales tras el descubrimiento de América.

Las bravas aguas del océano Atlántico y los acantilados han causado numerosos naufragios, no en vano la zona recibe el nombre de Costa da Morte.

Aún así, la localidad sigue viviendo principalmente de la pesca, contando con la primera lonja turística de Galicia.

Fiestas de Finisterre

El año comienza con las celebraciones de Carnaval, Entroido en gallego, catalogado como el más tradicional de la Costa da Morte.

Además de los desfiles y disfraces, el protagonismo se lo lleva el Concurso de Comparsas con sus críticas sarcásticas de la actualidad.

Cruceiro junto al Castillo de San Carlos
Cruceiro junto al Castillo de San Carlos

Las Fiestas del Santo Cristo coinciden con la Semana Santa, declarada de Interés Turístico Nacional.

Los propios finisterranos recrean las escenas más importantes de la Semana Santa, incluyendo la Última Cena, la Oración del Huerto o la Resurrección de Cristo.

Además por supuesto hay misa y romería en honor del Santo Cristo de la Barba Dorada, con la Iglesia de Nuestra Señora de las Arenas como protagonista.

El verano comienza con las hogueras de San Juan, pero es a finales de julio es cuando se celebra la famosa Fiesta de la Playa.

A continuación tiene lugar la Fiesta del Longueirón, concretamente el primer fin domingo de agosto.

Es una popular feria gastronómica para dar a conocer el longueirón de Finisterre, molusco similar a las navajas.

Por su parte, el tercer fin de semana de agosto es la Festa Folk Fin do Camiño, festival nacido para reivindicar a Finisterre como fin del Camino de Santiago.

Calles del casco histórico de Finisterre
Calles del casco histórico de Finisterre

Entre los días 8, 9 y 10 de septiembre son las fiestas patronales, el primer día la protagonista es la Virgen de las Arenas, el segundo Nuestra Señora del Carmen y el tercero San Roque.

La más llamativa es la procesión marítima de la imagen de Nuestra Señora del Carmen, antes va en procesión hasta la lonja acompañada por la Banda Militar del Tercio Norte de Ferrol.

Comer en Finisterre

Como no podía ser de otra forma, la gastronomía de Finisterre se basa en los productos obtenidos del mar.

Del océano Atlántico provienen los pescados, elaborados a la brasa, cocidos, a la gallega, en escabeche, en sopas o con arroz.

Arroz caldoso con bogavante
Arroz caldoso con bogavante

También son protagonistas los mariscos, no faltan percebes, almejas, vieiras, nécoras, centollos o berberechos.

Aunque sin duda no hay nada más típico que el longueirón de Finisterre, muy parecido a las navajas.

Se puede comer rico y a buen precio en Casa Velay, también es muy famoso Tira do Cordel frente a la Playa de Langosteira, aunque su precio es elevado.

Restaurante O Semáforo, junto al Faro de Finisterre
Restaurante O Semáforo, junto al Faro de Finisterre

Si prefieres comer ternera gallega, entonces la mejor opción es el Asador San Roque.

Y si además de buena comida quieres buenas vistas, elige sin duda O Semáforo, junto al Faro de Finisterre.

Reserva ya tu restaurante en Finisterre y ahora hasta un 50% de descuento en carta con El Tenedor.

Cómo llegar a Finisterre

El único medio de transporte público para llegar a Finisterre es el autobús, con rutas diarias desde La Coruña.

El viaje dura unas dos horas y cuesta 9€, está gestionado por la compañía Arriva.

En cambio del trayecto desde Santiago de Compostela se encarga Monbus, dura entre dos y tres horas y cuesta 7€.

Casa do Porto en el casco histórico
Casa do Porto en el casco histórico

Otra opción es el transporte particular, hasta la localidad llega la carretera AC-552.

Si necesitas alquilar un coche, con Rentalcars encontrarás los precios más baratos entre cientos de webs de reservas.

¿Te ha gustado esta guía? Compártela para seguir creciendo!!

Síguenos en

Aún no tienes hotel

Booking.com

Tu vuelo al mejor precio!

Reserva tu coche de alquiler!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad