Guía de Guernica

Qué ver en Guernica y Luno

Tristemente conocida por el cruel bombardeo de la Guerra Civil, aún hay mucho que ver en Guernica y Luno.

Qué ver en Guernica, una de las ciudades con más historia de Vizcaya
Qué ver en Guernica, una de las ciudades con más historia de Vizcaya

Ese triste episodio quedó inmortalizado en el cuadro «Guernica» de Pablo Picasso, llegando a ser conocido mundialmente.

Además la ciudad tiene una posición privilegiada en el valle del río Oca, formando parte de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai.

Visitar Guernica pueblo

Aquí tienes una guía con todo lo que hay que ver en Guernica, pero si lo prefieres, puedes apuntarte a una excursión por la Costa Vasca.

Juntas Generales de Vizcaya

Su historia comienza bajo el Árbol de Guernica, un frondoso roble donde se reunían los nobles de Vizcaya para dictar las leyes de la comunidad.

Esas primeras reuniones acabaron convirtiéndose en las Juntas Generales de Vizcaya, máximo organismo institucional de la provincia.

Hoy en día se mantiene la sede en la Casa de las Juntas.

Este lugar está considerado un símbolo de la autonomía vasca, ya que aquí el Señor de Vizcaya, y más tarde el Rey de España, firmaron los fueros que concedían las libertades a Vizcaya.

Casa de Juntas de Guernica, el edificio civil más importante de la villa
Casa de Juntas de Guernica, el edificio civil más importante de la villa

Desde 1936 bajo el Árbol de Guernica jura el cargo el Lehendakari, máximo representante político del País Vasco.

El edificio fue declarado Bien de Interés Cultural.

Árbol de Guernica

El elemento principal del recinto es el propio Árbol de Guernica, el primero, conocido como Árbol Padre, fue plantado en el siglo XIV.

Ese primer roble enfermó y murió en 1811, pero ya se había plantado un hijo al que se conoce como Árbol Viejo.

Este segundo árbol también murió en 1860, su tronco se conserva bajo un templete.

Árbol Viejo de Guernica
Árbol Viejo de Guernica

Los árboles que se han plantados a continuación son conocidos como Árbol Hijo, el primero de ellos soportó los bombardeos de la Guerra Civil, para finalmente morir en el 2004.

El Árbol de Guernica que podemos ver hoy fue plantado el 2 de marzo del 2015.

Casa de Juntas

También sobrevivió a los bombardeos la Casa de Juntas, construida en la primera mitad del siglo XIX por el arquitecto Antonio Echevarría.

El edificio es de estilo neoclásico, se concibió como un recinto que tuviera funciones gubernamentales y religiosas.

Los asientos para los junteros se ubican a los lados de la Sala de Juntas, presidida por un espacio que sirve como altar y mesa presidencial.

Como decoración se pueden ver los retratos de los Señores de Vizcaya, también se conservan restos de la antigua Ermita de Santa María la Antigua.

Tribuna Juradera en la Casa de Juntas de Guernica
Tribuna Juradera en la Casa de Juntas de Guernica

Otro salón de gran interés es la Sala de la Vidriera, con una preciosa vidriera que cubre todo el techo contando la historia de Vizcaya y Guernica.

Para terminar el conjunto monumental hay que destacar la Tribuna Juradera, un templete neoclásico ubicado frente al Árbol de Guernica.

Fue construida a principios del siglo XIX, aún conserva los siete asientos de los participantes en las Juntas Generales de Vizcaya.

El horario de la Casa de Juntas de Guernica es: en verano de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00 horas y en invierno de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 18:00 horas.

La entrada es gratuita.

Plaza de los Fueros

Es el centro de la vida social en Guernica, a su alrededor se encuentran algunos de los edificios civiles y religiosos más importantes de la villa.

La pieza central es el monumento a Don Tello de Castilla, fundador de Guernica, es una obra del escultor Agustín Herranz.

El monumento se inauguró en 1966, con motivo del 600 aniversario de la fundación de la villa.

A un lado se encuentra el edificio del Ayuntamiento de Guernica, una gran torre con reloj domina el conjunto.

Plaza de los Fueros de Guernica
Plaza de los Fueros de Guernica

Frente a la Casa Consistorial se puede visitar el Museo de la Paz, situado en el inmueble que albergaba los Juzgados, Correos y Telégrafos.

En un nivel superior está la Iglesia Parroquial de Santa María, unas escaleras desembocan frente a su portada gótica con puertas azules.

Desde allí se llega al Museo Euskal Herria, ubicado en el antiguo Palacio de la Alegría, cuenta la historia del País Vasco.

Además, alrededor de la Plaza de los Fueros se concentra la principal oferta de alojamientos en Guernika.

Iglesia Parroquial de Santa María

La construcción comenzó en 1418, pero las obras no se dieron por finalizadas hasta 1715, abarcando diferentes estilos arquitectónicos.

El exterior es de un marcado estilo gótico, de hecho está considerada una de las mejores muestras del gótico vasco.

Por su parte el interior es mayormente renacentista.

En el exterior destaca la portada, dos puertas de un intenso color azul están enmarcadas entre varios arcos góticos.

Sobre ella se alza una espadaña barroca, fue el último elemento añadido a la construcción.

Iglesia Parroquial de Santa María en Guernica
Iglesia Parroquial de Santa María en Guernica

El interior es bastante sobrio, debido a que gran parte del patrimonio histórico se perdió durante el bombardeo de la Guerra Civil.

Está marcado por ocho columnas de orden dórico, así como por la falta de imágenes y mobiliario de interés artístico.

Lo más destacado es el órgano Walcker, adquirido a finales del siglo XIX.

El interior sólo es posible visitarlo durante las horas de culto, los domingos y festivos a las 10:00 y 12:30 horas.

La entrada es gratuita.

Parque de los Pueblos de Europa

Ubicado junto a la Casa de Juntas, acoge una gran variedad de árboles y arbustos autóctonos del País Vasco.

Está dividido en cuatro ecosistemas, atravesándolos hay un riachuelo que desemboca en un estanque, un oasis para huir del trasiego de la ciudad.

Al otro lado del parque podemos encontrar el Palacio Udetxea, sede del Patronato de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai.

Uno de los grandes atractivos del Parque de los Pueblos de Europa son las esculturas que decoran las zonas verdes.

Una de ellas es del famoso escultor vasco Eduardo Chillida, la llamó «Gure Aitaren Etxea», cuyo significado en español es «La casa de nuestro padre».

Fue inaugurada el 27 de abril de 1988, con motivo del 50 aniversario del Bombardeo de Guernica.

Se trata de una gran mole de hormigón con dos caras, en medio de ambas una ventana desde la que se puede ver el Árbol de Guernica.

Escultura de Henry Mooreen el Parque de los Pueblos de Europa
Escultura de Henry Mooreen el Parque de los Pueblos de Europa

La otra gran escultura es obra del inglés Henry Moore, su nombre original es «Large figure in a shelter», que en español sería «Gran figura en un refugio».

Forma parte de una colección que el artista lleva realizando desde la Segunda Guerra Mundial, llamada «War Helmets».

Añadida en 1991, es una enorme obra hecha en bronce y formada por tres cuerpos, dos de ellos simbolizan las paredes que protegen a la figura con forma humana central.

El horario del Parque de los Pueblos de Europa es: de 10:00 a 19:00 durante el invierno y hasta las 21:00 horas durante el verano.

La entrada es gratuita.

Museo de la Paz

La primera exposición abrió con el nombre de Museo Guernica en 1998.

Por aquel entonces contaba la historia del bombardeo que arrasó la ciudad el 26 de abril de 1937, en pleno apogeo de la Guerra Civil.

Coincidiendo con la distinción como «Ciudad por la Paz» que le concedió la UNESCO a Guernica en el 2003, se adecuó el espacio para convertirlo en un museo de la paz, el primero de su clase en España.

Museo de la Paz junto a la Iglesia Parroquial
Museo de la Paz junto a la Iglesia Parroquial

Actualmente es un espacio interactivo donde se pretenden responder tres preguntas:

  • ¿Qué es la paz?
  • ¿Qué legado ha dejado el Bombardeo de Guernica?
  • ¿Cuál es el estado actual de la paz en el mundo?

A través de una exposición fotográfica, complementada con archivos audiovisuales de los supervivientes de la masacre, se puede comprender el por qué del bombardeo y cómo influyó en la historia del país.

La entrada general cuesta 5€, la reducida son 3€, los domingos el acceso es gratuito para todo el público.

Mural en Guernica, copia del cuadro de Pablo Picasso
Mural en Guernica, copia del cuadro de Pablo Picasso

Aunque no se encuentra en el museo, hay un lugar especial en la villa que recuerda ese triste capítulo de su historia.

Hablamos del Mural del Guernica, una reconstrucción en azulejos del famosísimo cuadro de Pablo Picasso.

Aunque la obra original se encuentra en el Museo Reina Sofía de Madrid, la Asociación de Ceramistas de Valencia le regaló a la ciudad esta fiel reproducción del cuadro.

Museo Euskal Herria

Está ubicado en el Palacio Alegría, uno de los pocos edificios que sobrevivió al Bombardeo de Guernica.

Se construyó en el siglo XVIII, siguiendo un marcado estilo barroco.

En la fachada de sillería destaca por el escudo de la familia Allende Salazar, ubicado en la segunda planta.

La exposición pretende dar a conocer la historia y la cultura del País Vasco, a través de sus orígenes, sus tradiciones y su idiosincrasia.

Se hace especial hincapié en lo que representa el Árbol de Guernica y la Casa de Juntas para la historia política de Vizcaya, y en general de Euskadi.

Museo Euskal Herria en Guernica
Museo Euskal Herria en Guernica

El horario del Museo Euskal Herria es: de martes a sábados de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 17:00 horas y los domingos de 10:30 a 14:30 horas.

Excepto los festivos y domingos de julio y agosto, que abre también de 16:00 a 19:30 horas.

La entrada general cuesta 3€, la reducida 1,5€, los sábados el acceso es gratuito para todo el público.

Historia de Guernica

Sus orígenes se remontan al 28 de abril de 1366, cuando el conde Don Tello de Castilla fundó la villa junto a la parroquia de Luno.

Pronto se convirtió en un importante punto comercial, debido a su ubicación en la confluencia de los caminos a Bilbao y Bermeo, y la conexión al mar a través del río Oca.

La Edad Media y Moderna transcurrieron con tranquilidad en la villa, con marcado carácter burgués.

A excepción de los continuos enfrentamientos con sus vecinos de Luno a causa de los terrenos, los incendios ocasionados por la construcción con madera de las casas o las inundaciones provocadas por las crecidas del río.

Por su parte la historia de Luno comenzó oficialmente en 1051, cuando se menciona en el cartulario de San Millán de la Cogolla.

La cercana Guernica ganó rápidamente más privilegios que Luno, allí se establecieron las Juntas Generales de Vizcaya.

Bajo el Árbol de Guernica se redactaban las leyes de la comunidad, teniendo Luno voz y voto con el asiento número 6.

Casa de Juntas, sede de las Juntas Generales de Vizcaya
Casa de Juntas, sede de las Juntas Generales de Vizcaya

No fue hasta el 8 de enero de 1882 cuando se unieron las dos villas históricamente en desacuerdo, aunque este hecho tampoco estuvo exento de polémica.

El capítulo más triste se escribió el 26 de abril de 1937, en pleno apogeo de la Guerra Civil fue bombardeada por la Legión Cóndor de Alemania.

Entre los monumentos históricos sólo quedaron en pie la Casa de Juntas y el Árbol de Guernica.

A pesar de que no fue ni el primer ni el último bombardeo contra la población civil, se convirtió en un símbolo antibélico y antifascista.

Gracias también a la repercusión mundial que tuvo el hecho cuando Pablo Picasso lo inmortalizó en su obra «Guernica».

Al acabar la guerra tuvo que ser totalmente reconstruida, dentro del Servicio Nacional de Regiones Devastadas y Reparaciones impulsado por el gobierno franquista.

En el 2003 Guernica recibió el premio «Ciudad por la Paz» concedido por la UNESCO.

Desde 1987 forma parte de la Asociación Mundial de Ciudades Mártires.

Fiestas de Guernica

Las fiestas patronales son a mediados de agosto, el 15 es el día de Andra Maria y el 16 el día de San Roque.

Es el momento ideal para conocer las tradiciones más arraigadas, por ejemplo se puede ver el Campeonato Internacional de Cesta Punta, llamado Jai Alai en euskera.

Está considerado el deporte más rápido del mundo, y el frontón de Guernica el más grande del mundo.

En el Mercado de los Lunes de Guernica lugareños y visitantes vienen a adquirir productos locales de la mejor calidad, en el que está considerado el mercado más famoso del País Vasco.

Aunque actualmente el lunes ya no es un día festivo, sigue habiendo un dicho que reza «lunes gernikés, golperik ez», cuyo significado es «el lunes, ni golpe».

El mercado tradicional alcanza su máximo esplendor el último lunes de octubre, toda la villa se llena de puestos de comida o artesanía.

También hay concursos de queso, txakoli o flores, campeonatos de ganadería, exposiciones de maquinaria agrónoma y por supuesto partidos de Cesta Punta.

La cantidad de puestos en el mercado se llega a triplicar, los visitantes superan las 100.000 personas.

La Navidad tiene un encanto especial, desde el 16 de diciembre y durante nueve noches las calles son recorridas por los Marijeses.

Es un grupo coral que entona coplas religiosas en euskera, pasando por todas las iglesias y monasterios, con punto de partida y final en el Monasterio de Santa Clara.

Comer en Guernica

Está influenciada por su situación en el interior del País Vasco, pero muy cerca del mar, por lo que se pueden encontrar productos del mar y de la tierra como base de sus platos tradicionales.

Para los amantes de la carne es prácticamente obligatorio degustar el chuletón de ternera o buey a la brasa.

Si por el contrario prefieres pescado, tienes muchas opciones donde elegir, siendo los reyes la merluza y el bacalao.

Para maridar esta excelente gastronomía nada mejor que el txakoli, vino blanco de la tierra con un ligero toque ácido.

Si hablamos de los productos tradicionales, hay dos imprescindible en la cocina de Guernica: alubias y pimientos verdes.

Las primeras son alubias rojas de un delicado sabor, los segundos son usados como acompañamiento, ambos cuentan con sello de calidad Eusko Label.

Pintxos y vino Txacoli, típicos de la gastronomía del País Vasco
Pintxos y vino Txacoli, típicos de la gastronomía del País Vasco

Como en el resto del País Vasco es muy típico salir a comer de pintxos, pequeñas preparaciones que reúnen la esencia de la cocina vasca.

La variedad de precios es muy grande, desde 1,5€ o 2€ por pintxo, pasando por los menús que abarcan entre 10€ y 20€, hasta llegar a los 40€ para comer de carta.

No te quedes sin plaza y reserva tu restaurante en Guernica con El Tenedor, puedes obtener hasta un 50% de descuento en carta.

Cómo llegar a Guernica

Su ubicación a poco más de 30 kilómetros de Bilbao, permite la conexión con varios medios de transporte público desde la capital de Vizcaya.

La forma más cómoda de llegar es en tren, el Euskotren tarda poco más de media hora desde Bilbao a Guernica.

Ese mismo tren llega a Bermeo en tan sólo 20 minutos.

El billete desde Bilbao cuesta 3,40€ y desde Bermeo 1,80€. Con la tarjeta monedero Barik se ahorra alrededor de un 50%.

Estación de Euskotren de Guernica
Estación de Euskotren de Guernica

Otra opción es viajar en los autobuses interurbanos de Bizkaibus, con las líneas A3513, A3514, A3515 o A3523.

Los precios son algo más reducidos, cuesta 2,55€ desde Bilbao o 1,35€ desde Bermeo, también hay descuentos con la tarjeta Barik.

La última alternativa es viajar en transporte particular, estando conectada mediante las carreteras: BI-2235, BI-2238, BI-2224 o BI-635.

Si necesitas alquilar un coche, con Rentalcars encontrarás los mejores precios entre cientos de webs de reservas.

¿Te ha gustado esta guía? Compártela para seguir creciendo!!

Síguenos en

Aún no tienes hotel

Booking.com

Tu vuelo al mejor precio!

Reserva tu coche de alquiler!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad