Guía del Cañon de Chelly


Guía turística para visitar el Cañón de Chelly

El Cañón de Chelly o Canyon de Chelly en inglés, fue declarado Monumento Nacional en el año 1931 y Lugar Histórico en el año 1970. Es conocido sobre todo por la Spider Rock, una roca que se alza hasta los 244 metros de altura, imponiéndose desafiante a las fuerzas de la naturaleza y el tiempo.

Spider Rock, un símbolo del Monumento Nacional Cañón de Chelly
Spider Rock, un símbolo del Monumento Nacional Cañón de Chelly

Canyon de Chelly se extiende por una superficie de casi 340 kilómetros cuadrados, aunque realmente se trata de un conjunto de tres cañones, el de Chelly, el del Muerto y Monumento. El nombre de Chelly proviene de la palabra navaja Tséyi, con la que los navajos se refieren a los cañones en general.

Como otros grandes parques del oeste americano, entre los que se encuentran Monument Valley o Antelope Canyon, el Cañón de Chelly se extiende a lo largo de una gran reserva de navajos, aunque es el único de todos los parques de Estados Unidos gestionado conjuntamente por los navajos y por el Servicio de Parques Nacionales.

Cañón de Chelly, uno de los espacios naturales más visitados de Arizona
Cañón de Chelly, uno de los espacios naturales más visitados de Arizona

Si estás buscando hotel cerca del Cañón de Chelly compara todas las ofertas con con Booking, además de ofrecerte los mejores precios, puedes buscar tu alojamiento ideal guiándote por las opiniones de miles de clientes. También hay apartamentos, hostales, pensiones o bed & breakfast.

Cómo se formó:

El Cañón de Chelly tuvo el mismo proceso de formación que el Gran Cañón del Colorado, en éste caso debido al río Chelly que descarga su fuerza desde las cercanas Montañas Chuska. A lo largo de millones de año el río ha arrastrado capas y capas de sedimentos de la piedra arenisca de la que está formado el cañón, creando largos y profundos pasillos y las curiosas formas que se pueden ver hoy en día.

Se calcula que tiene aproximadamente 200 millones de años de antigüedad, a lo largo de tantísimos siglos el agua ha sido capaz de horadar algunos puntos del cañón hasta los 1.000 metros de profundidad. Por su parte Spider Rock, el símbolo del parque, se calcula que se formó hace unos 230 millones de años.

Restos del asentamiento de los Ansazi en el Canyon de Chelly
Restos del asentamiento de los Ansazi en el Canyon de Chelly

Hay asentamientos humanos en el Cañón de Chelly desde hace unos 5.000 años. Los primeros pobladores fueron los Puebloan o Anasazi, quienes construyeron sus casas en los acantilados.

Alrededor del siglo XIV, los Anasazi abandonan los cañones en busca de tierras más fértiles para el cultivo, con su marcha se asentaron los indios Hopi y por último los Navajos, ya en el siglo XVIII. Hoy en día siguen viviendo en el cañón unas 40 familias de navajos.

Qué ver en el Cañón de Chelly:

Hay varias rutas ya establecidas para disfrutar con todas las maravillas que puede ofrecer el Canyon de Chelly. Todas parten desde el Centro de Visitantes, ubicado en la entrada del parque. Hay una ruta en coche que lleva hacia el norte (North Rim Drive), y otra que se extiende hacia el sur (South Rim Drive).

Cuevas en las paredes del Cañón de Chelly, donde se instalaron los Anasazi
Cuevas en las paredes del Cañón de Chelly, donde se instalaron los Anasazi

El sendero North Rim Drive discurre por el Cañón del Muerto, son 32 millas sólo ida. A lo largo del camino se pueden ver tres miradores hacia el cañón, Antelope House Overlook, Mummy Cave Overlook y Massacre Cave Overlook.

Es una ruta especialmente recomendada para los que estén interesados en la prehistoria del lugar, donde además se puede visitar:

Ruinas Ledge, un antiguo asentamiento ubicado en una enorme abertura que hay horadada en la parte más alta del acantilado.

Casa Antílope, cuyo mayor interés son las pinturas rupestres de antílopes que se pueden ver en las paredes del cañón.

Cueva de las Momias, donde se hallaron dos momias ocultas bajos las ruinas del asentamiento.

Canyon de Chelly National Monument o Monumento Nacional del Cañón de Chelly
Canyon de Chelly National Monument o Monumento Nacional del Cañón de Chelly

El sendero South Rim Drive se extiende a lo largo de 36 millas, sólo ida. Por el camino es posible asomarse a siete miradores, estos son: Tunnel Overlook, Tsegi Overlook, White House Overlook, Sliding House Overlook, Face Rock Overlook y Spider Rocks Overlook.

Precisamente al final de la ruta sur es donde se puede visitar el monumento natural que ha hecho famoso al Canyon de Chelly, se trata de Spider Rock, con una altura de casi 250 metros. Es impresionante cómo ha conseguido desafiar la gravedad, la erosión y el paso del tiempo.

Los que hayan visto la película Poltergeist II, reconocerán la Spider Rock enseguida. En éste punto se une el Cañón de Chelly con el Cañón Monumento.

Ruinas de la Casa Blanca en los acantilados del Cañón de Chelly
Ruinas de la Casa Blanca en los acantilados del Cañón de Chelly

Además hay una ruta a pie que llega hasta las ruinas de la Casa Blanca, son los pocos restos que se conservan de las construcciones que hicieron los primeros moradores del Canyon de Chelly. Debe su nombre a la gran pared blanca de yeso que se alza imponente sobre la casa.

El camino que llega hasta la Casa Blanca parte desde South Rim Drive, se tardan unas dos horas en descender hasta los 600 metros de profundidad y volver. Es el único de los senderos que baja hasta el río en el que no es necesario un guía oficial, aunque eso sí, siempre sin salirse del camino marcado.

El resto de senderos que llegan a la parte baja del Cañón de Chelly sólo son accesibles con guías autorizados, si llevas un 4X4 lo puedes hacer en tu propio coche, pero siempre con la compañía de un guía. Si tu coche no es válido para ésta travesía, también es posible contratar el servicio de guía y transporte. Otra forma de hacer las rutas guidas, es a caballo o a pie.

Información para visitar el Cañón de Chelly:

El Centro de Visitantes del Cañón de Chelly está abierto todo el año, desde las 08:00 hasta las 17:00 horas, excepto en Acción de Gracias, Navidad y Año Nuevo que permanece cerrado.

La entrada es gratuita, aunque piden una donación en el Centro de Visitantes. Lo que sí tiene un coste son los tours guiados por el fondo de cañón, tanto si se hacen a pie, a caballo, en tu propio coche o en el 4X4 de los guías oficiales.

Zonas más profundas del Canyon de Chelly, sólo accesibles con guías
Zonas más profundas del Canyon de Chelly, sólo accesibles con guías

El precio de las excursiones depende del vehículo utilizado, de la cantidad de personas que vayan en el tour y de la duración del mismo. Un tour de tres horas en 4X4, para un mínimo de cuatro personas, son 75$ cada una. Un tour privado con un máximo de tres personas, son 200$ en total.

Las visitas en tu propio coche con guía, son 15$ por hora, con un mínimo de tres horas, el mismo precio tienen las visitas a pie con guía. Hay varias empresas que ofrecen los tours guiados por el fondo de cañón, Canyon de Chelly Tours es la más barata que hemos podido encontrar.

Cómo llegar al Cañón de Chelly:

Hay dos formas de llegar hasta el Cañón de Chelly, desde el norte, viniendo desde Monument Valley, o desde el sur, viniendo desde el Bosque Petrificado.

Por la ruta norte hay que seguir primero la autopista 160, para luego desviarse hacia el sur por la autopista 191. Por la ruta sur hay que seguir la Interestatal 40 y desviarse hacia el norte por la autopista 191.

Formaciones rocosas en el Canyon de Chelly
Formaciones rocosas en el Canyon de Chelly

La mejor alternativa es alquilar un coche para recorrer el oeste de los Estados Unidos, con el buscador de Rentalcars encontrarás los precios más baratos entre cientos de webs de reservas.


¿Te ha gustado esta guía?
Compártela para seguir creciendo!! :)
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn