Cómo llegar a Pekín

Para llegar a Pekín desde otros países o moverte por China dispones de varias opciones: avión, tren o autobús.

Todos los precios aquí mostrados están actualizados a fecha junio del 2019.

Avión a Pekín

El avión es el medio de transporte más utilizado para llegar a Pekín desde otros países, para también para moverse por China debido a su gran extensión.

Si escogemos viajar en avión llegaremos al Aeropuerto Internacional de Pekín-Capital, en chino Běijīng Shǒudū Guójì Jīchǎng.

Es la base central de la compañía Air China y uno de los aeropuertos más grandes y transitados del mundo.

Desde España se puede volar a Pekín por unos 450€, pero eso sí, reservando con antelación y haciendo escalas.

La única compañía que ofrece vuelos directos Madrid-Pekín es Air China, aunque sólo dos días por semana, miércoles y sábados.

El precio del vuelo empieza en unos 580€ y dura aproximadamente 12 horas.

Puedes reservar tus billetes de avión a Pekín con el buscador de vuelos de Skyscanner, encuentra las mejores ofertas entre cientos de webs de viajes.

El aeropuerto está ubicado a unos 30 kilómetros del centro de la ciudad, para llegar hasta allí hay varias opciones: metro, autobús o taxi.

Metro Airport Express

Conecta el Aeropuerto de Pekín con la estación Dongzhimen, el trayecto dura unos 20 minutos.

Son sólo cuatro paradas: Dongzhimen, Sanyuanqiao, Terminal 2 y Terminal 3.

En la estación Sanyuanqiao conecta con la línea 10 de metro y en la estación Dongzhimen con las líneas 2 y 13.

El primer tren sale del aeropuerto alrededor de las 6:30 horas y el último sobre las 23:00 horas.

Desde el centro el primer tren sale de la estación Dongzhimen a las 06:00 horas y el último a las 22:30 horas.

Tienen una frecuencia de paso de unos 10 minutos.

El viaje cuesta 25 RMB por persona y trayecto.

Autobús

Es la opción más lenta e incómoda de viajar desde el aeropuerto hasta Pekín.

Cuenta con 16 líneas que conectan con distintos puntos del centro de la ciudad.

Cada una tiene su horario, pero ninguna funciona antes de las 5 de la mañana, ni después de las 12 de la noche.

El trayecto cuesta entre 20 y 30 RMB.

Taxi

Es la forma más cómoda y no excesivamente cara de viajar.

Un trayecto desde la terminal 2 del Aeropuerto de Pekín hasta el centro ronda los 120 RMB.

Desde la terminal 3 son aproximadamente 130 RMB, unos 15€.

Desde luego, si van varias personas, no hay ninguna duda de que es la mejor opción.

Hay que evitar los taxistas ilegales que ofrecen sus servicios por los pasillos del aeropuerto, siempre ir a la parada oficial que son los más baratos y seguros.

Traslados

Por último está la alternativa del traslado privado desde el aeropuerto directamente a tu alojamiento.

Hay varios precios en función del vehículo elegido:

  • Turismo de 3 plazas: 50,80€
  • Monovolumen de 5 plazas: 61,50€
  • Minibús de 10 plazas: 89,20€

Tour desde el aeropuerto

Si sólo estás de escala por Pekín pero tienes tiempo disponible, puedes apuntarte a un tour desde el aeropuerto.

Tren a Pekín

Para moverse dentro de China también se puede usar el tren.

Hay disponibles trenes de alta velocidad que conectan Pekín con las principales capitales de provincia, incluyendo Shanghai.

El viaje dura unas 5 horas y cuesta poco más de 50€.

Si optas por esta opción llegarás a la Estación Sur de Pekín, la segunda más grande de Asia.

La estación está a menos de 10 kilómetros del centro de la ciudad, conectada a éste a través de la línea 4 de metro, con las líneas 300 y 458 de autobús o en taxi.

Además de esta moderna terminal hay otras tres estaciones de tren en Pekín:

  • Estación de Trenes de Pekín: la más antigua de todas, sirve principalmente a la zona nordeste del país, también tiene conexiones con Rusia, Mongolia o Corea del Norte. Se puede llegar con la línea 2 de metro.
  • Estación Oeste de Pekín: una de las más transitadas, desde allí parten trenes hacia la zona suroeste, incluyendo Hong Kong, Xian o Guangzhou. Se llega con la línea 9 de metro.
  • Estación Norte de Pekín: la segunda más antigua, es utilizada para llegar al tramo Badaling de la Gran Muralla China. Está conectada con líneas 2, 4 y 13 de metro.

Autobús a Pekín

Por último está la alternativa de moverse por China en autobús, tienen la ventaja del precio y la gran frecuencia de paso.

Entre las desventajas se encuentra el caótico tráfico y la enorme cantidad de estaciones que hay en Pekín.

Hay hasta diecinueve posibles opciones, dependiendo de la región a la que se viaja.

¿Te ha gustado esta guía? Compártela para seguir creciendo!!

Síguenos en

Aún no tienes hotel

Booking.com

Tu vuelo al mejor precio!

Reserva tu coche de alquiler!