Guía de Buendía

Qué ver en Buendía

Considerado el pueblo más bonito de Castilla La Mancha en 2018, sigue leyendo y descubre todo lo que hay que ver en Buendía.

Qué ver en Buendía, uno de los pueblos más bonitos de Cuenca
Qué ver en Buendía, uno de los pueblos más bonitos de Cuenca

En los alrededores se encuentra el pantano de Buendía, ideal para bañarse, pescar o escalar, así como la singular Ruta de las Caras.

Buendía pueblo

Antes de descubrir los principales sitios turísticos, aquí tienes un vídeo con todo lo que hay que ver en Buendía.

Si te gustó el vídeo, regálanos un Me Gusta y suscríbete a nuestro canal de Youtube.

Plaza Mayor

Buendía se encuentra en la Comarca de La Alcarria, rodeado por la Sierra de Altamira y el Embalse de Buendía.

Esta situación geográfica que favoreció el asentamiento humano desde la prehistoria, hoy en día atrae a miles de visitantes.

El casco urbano se distribuye alrededor de la Plaza Mayor o Plaza de la Constitución, típica plaza castellana porticada con arcos de medio punto.

Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción en la Plaza Mayor de Buendía
Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción en la Plaza Mayor de Buendía

Está presidida por la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, con sus más de 1.000 metros cuadrados, es una de las iglesias más grandes de La Alcarria.

Su estilo es gótico, pero cuenta con dos monumentales portadas herrerianas.

Del exterior también llama la atención la torre campanario, de cuatro cuerpos y zócalo.

Juste enfrente se ubica el Ayuntamiento de Buendía, edificio porticado sujeto por cinco arcos.

Ayuntamiento de Buendía y Cámara del Duque
Ayuntamiento de Buendía y Cámara del Duque

Su fachada está decorada con un reloj, rematando el conjunto con un campanario de hierro.

Entre ambos edificios se extiende la Cámara del Duque, antigua residencia del Conde de Buendía.

Anexa a la Plaza Mayor está la Plaza Ruiz Járabo, conectadas mediante un pórtico de cuatro vanos.

Aquí se encontraba la cárcel y la centralita telefónica, hoy acoge un pintoresco quiosco de música con vistas a la Sierra de Altamira.

Unión entre la Plaza Mayor y la Plaza Ruiz Járabo
Unión entre la Plaza Mayor y la Plaza Ruiz Járabo

Museos

Otro edificio civil de gran interés es El Pósito Pío o Casa de la Tercia, pósito del siglo XV reconvertido en Museo del Carro.

Cuenta con una docena de carros, carruajes y diligencias, la mayoría cedidos y restaurados por los propios vecinos.

Es una de las dos exposiciones históricas de Buendía, la otra se encuentra en el Museo de la Botica.

Ubicado en la antigua farmacia, en su interior se pueden ver recipientes de loza, el laboratorio químico o la biblioteca de farmacopea.

Antiguo pósito o tercia, reconvertido en Museo del Carro
Antiguo pósito o tercia, reconvertido en Museo del Carro

Muralla

Todo el conjunto urbano se distribuye alrededor de la Plaza Mayor, formando círculos concéntricos que se extendían hasta la muralla.

Fueron construidas en el siglo XV, por encargo del Conde de Buendía.

Hasta nuestros días han llegado algunos tramos del muro norte y este, así como tres de sus cinco puertas originales.

Las otras dos han sido recientemente reconstruidas, se trata de la Puerta del Sol y la Puerta Calzada.

Puerta Calzada de la Muralla de Buendía
Puerta Calzada de la Muralla de Buendía

Bodegas-cueva

En el extremo sur de la villa encontramos las Cuevas del Cerro, una serie de cavidades excavadas en la frágil roca arenisca de la zona.

Originalmente se utilizaban para almacenar vino, hoy en día algunas mantienen esa función, pero la mayoría son utilizadas como lugar de reunión por las peñas.

Cuevas del Cerro, antiguamente utilizadas como bodegas
Cuevas del Cerro, antiguamente utilizadas como bodegas

A sus pies se encuentra la Oficina de Turismo, donde hay que reservar las visitas al Museo del Carro y el Museo de la Botica.

Cerca de ella hay un parque infantil junto a una fuente y un pequeño estanque que servía para curtir pieles.

Ermita de los Desamparados

El último de los monumentos históricos se encuentra a unos 12 kilómetros de Buendía, en un paraje natural de gran belleza a orillas del río Guadiela.

La ermita fue construida a los pies de un gran farallón rocoso entre los siglos XVI y XVII, para alojar la imagen de la patrona de Buendía.

Sólo se puede acceder andando, a través de una ruta de 5 kilómetros junto al río Guadiela.

Sierra de Altamira junto al Pantano de Buendía
Sierra de Altamira junto al Pantano de Buendía

A los pies de la ermita hay varios merenderos y una zona de baño muy frecuentada en verano.

También tiene gran fama entre pescadores y escaladores, gracias a las altas paredes rocosas donde anidan las aves rapaces.

Sobre todo se practica psicobloc, una variante de escalada en la que no se necesita equipo de protección porque la caída se amortigua con el agua.

Pantano de Buendía

Además del patrimonio histórico, uno de los grandes atractivos de Buendía es el pantano que se extiende a su alrededor.

Se trata de un embalse construido en 1958, aprovechando el cauce del río Guadiela.

Junto con los embalses de Entrepeñas, Bolarque, Zorita y Almoguera forma parte del denominado Mar de Castilla, la mayor zona húmeda de la península ibérica.

Pantano de Buendía, forma parte del Mar de Castilla
Pantano de Buendía, forma parte del Mar de Castilla

Principalmente está destinado al suministro de agua, pero su atractivo turístico también es innegable.

En verano se convierte en una refrescante escapada, contando con dos zonas de baño protegidas y señalizadas.

Además se pueden realizar actividades acuáticas, como paseos en barco, kayak, paddle surf y por supuesto pesca.

Zona de baño y actividades acuáticas en el Embalse de Buendía
Zona de baño y actividades acuáticas en el Embalse de Buendía

Precisamente el pantano de Buendía tiene gran fama entre los pescadores, debido al enorme tamaño de algunos peces capturados aquí.

Aunque en los últimos tiempos cuesta ver ejemplares de récord, debido sobre todo al trasvase Tajo-Segura y a la pesca indiscriminada.

En los alrededores de las zonas de baño hay un camping a la sombra de pinares, una de las muchas opciones de alojamiento en Buendía.

Ruta de las Caras

Se encuentra en el extremo norte del término municipal de Buendía, en una península rodeada por las aguas del pantano.

El itinerario turístico es de escasa dificultad, por lo que se puede realizar en familia, con niños y perros, aunque no con carros infantiles ni sillas de ruedas.

Zona de merenderos en la entrada de la Ruta de las Caras
Zona de merenderos en la entrada de la Ruta de las Caras

Son menos de 2 kilómetros de distancia, por lo que se tarda alrededor de una hora en completar el recorrido circular.

A lo largo de la ruta hay 18 esculturas y bajorrelieves, con una altura que varía entre 1 y 8 metros.

Fueron talladas en la roca arenisca en 1992, por los artistas Jorge Maldonado y Eulogio Reguillo.

La Ruta de las Caras de Cuenca está compuesta por cuatro grupos escultóricos bien definidos.

Mapa de la Ruta de las Caras
Mapa de la Ruta de las Caras

En primer lugar encontramos la Moneda de la Vida, la Cruz Templaria, Krishna, Maitreya, Arjuna, Espiral del Brujo y Chemary.

Unos metros más adelante está el segundo grupo, formado por La Monja, Chamán, Beethoven, Duende Indio, Paleto y Duende de la Grieta.

Krishna y Maitreya en la Ruta de las Caras de Cuenca
Krishna y Maitreya en la Ruta de las Caras de Cuenca

A partir de aquí el camino desciende para acercarse a la orilla del pantano de Buendía, donde encontramos la Calavera de la Muerte.

Su escalofriante figura se ha convertido en un símbolo de la Ruta de las Caras, gracias también a las aguas turquesas que tiene como telón de fondo.

Precisamente aquí se ubica un mirador con vistas a las Presa de Buendía, además podemos ver la escultura de la Dama del Pantano

Calavera de la Muerte, símbolo de la Ruta de las Caras
Calavera de la Muerte, símbolo de la Ruta de las Caras

Finalmente, el último grupo escultórico está formado por la Cruz del Temple, la Virgen de Lis y la Virgen de las Caras.

Las tres esculturas están talladas en una misma roca, que marca el camino de regreso hacia el aparcamiento gratuito.

Precisamente junto al aparcamiento hay una zona de merenderos, ideal para comer algo a la sombra de los pinos.

Historia de Buendía

Existen indicios de asentamientos humanos desde la prehistoria, incluyendo pueblos celtíberos, romanos, visigodos y musulmanes.

Se dice que fue fundada por el rey visigodo Leovigildo, pero no se sabe con certeza su ubicación en aquella época. 

Los cristianos conquistaron la zona en 1171, como parte de la campaña de Cuenca llevada a cabo por Alfonso VIII.

Por aquel entonces la villa pasó a estar bajo la jurisdicción de Huete, hasta 1397 que se nombró a Lope Vazquez de Acuña como señor de Buendía.

Su primogénito se convirtió en primer conde de Buendía, título concedido por el infante Alfonso de Castilla durante el breve tiempo que fue declarado rey.

Restos de la muralla de Buendía
Restos de la muralla de Buendía

Poco más se sabe de la historia de Buendía, a excepción de que era una villa próspera que contaba con cabezas de ganado, molinos, bodegas y baños termales.

Gracias a eso su casco histórico se conserva casi intacto, manteniendo un trazado medieval con calles estrechas y concéntricas que se extienden hasta la muralla.

Esto le ha valido la catalogación como pueblo más bonito de Castilla La Mancha en 2018, favoreciendo el turismo rural.

Sin olvidar el atractivo del Embalse de Buendía, inaugurado en 1958, y el de la Ruta de las Caras, diseñada en 1992.

Fiestas de Buendía

La primera gran festividad del año es la Semana Santa, con procesiones y tradiciones populares que se han mantenido a lo largo del tiempo.

Pero sin duda las Fiestas de Mayo son las más importantes de Buendía, en honor de su santa patrona.

Casco urbano de Buendía alrededor de la iglesia parroquial
Casco urbano de Buendía alrededor de la iglesia parroquial

Concretamente tienen lugar el segundo domingo de mayo, cuando Nuestra Señora de los Desamparados es llevada en procesión desde su ermita hasta la iglesia parroquial.

Por su parte, en las Fiestas de Septiembre la Virgen es devuelta a su ermita a orillas de Guadiela.

Comer en Buendía

La gastronomía tradicional está marcada por su situación en el corazón de Cuenca, contando con platos como morteruelo, zarajos, callos, magro con tomate o sopa castellana.

Como plato principal los reyes son los asados de cordero, aunque también hay en perdiz en escabeche, pollo asado y otras recetas por encargo.

Magro con tomate, uno de los platos típicos de Buendía
Magro con tomate, uno de los platos típicos de Buendía

También se pueden encontrar cangrejos de río, pero únicamente durante la temporada de pesca.

Al ser un pueblo pequeño, sólo hay dos locales de restauración, el Restaurante Buendía y el Bar Julmi.

En ambos puedes encargar comida para llevar, si prefieres hacer un picnic junto al pantano o la Ruta de las Caras.

Cómo llegar a Buendía

El único medio de transporte público disponible es el autobús, con rutas desde Cuenca y Guadalajara gestionadas por Rubiocar

Debes tener en cuenta que el servicio sólo está disponible entre semana, con una única frecuencia diaria.

Oficina de Turismo de Buendía
Oficina de Turismo de Buendía

Por estos motivos es mucho mejor el transporte particular, pudiendo además llegar hasta el pantano de Buendía o la Ruta de las Caras.

La carretera de acceso es la CM-2000, con conexión desde la A-40 pasando por Huete y la A-2 a través de Sacedón.

Si necesitas alquilar un coche, con Rentalcars encontrarás los mejores precios entre cientos de webs de reservas.

¿Te ha gustado esta guía? Compártela para seguir creciendo!!

Síguenos en

Aún no tienes hotel

Booking.com

Tu vuelo al mejor precio!

Reserva tu coche de alquiler!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad