Guía de Molina de Aragón

Guía turística para visitar Molina de Aragón

Ubicada al noreste de la provincia de Guadalajara, muy cerca del Parque Natural del Alto Tajo, en Molina de Aragón se conserva uno de los conjuntos monumentales más importantes de Castilla La Mancha, motivo por el que la ciudad fue declarada Conjunto Histórico Artístico en 1964.

[su_youtube_advanced url=»https://www.youtube.com/watch?v=7qB2AI8LQIA» width=»560″ height=»315″ https=»yes»]

[/su_youtube_advanced]

Si estás buscando hotel en Molina de Aragón compara todas las ofertas con Booking, además de ofrecerte los mejores precios, puedes buscar tu alojamiento ideal guiándote por las opiniones de miles de clientes. También puedes encontrar apartamentos, hostales, pensiones o bed & breakfast.

Historia de Molina de Aragón:

A pesar de haberse encontrado indicios de asentamientos de tribus celtíberas, la zona no fue realmente habitada hasta la conquista de los musulmanes en el siglo XI. En Molina de Aragón se asentó el reino taifa de Abengalbón, aunque no fue de una decisiva importancia para la historia, sí que aparece reseñado en el Cantar del Mio Cid.

Monumento recordando la aparición de Molina de Aragón en el Cantar del Mio Cid
Monumento recordando la aparición de Molina de Aragón en el Cantar del Mio Cid

Alfonso I el Batallador conquista la localidad en el año 1128, aunque le costó varios meses de asedio. En 1139 el señorío fue cedido a don Manrique de Lara, para que se hiciera cargo de su repoblación, él mismo otorgará los fueros en el año 1142.

La segunda mitad del siglo XIV es bastante convulsa, el señorío fue cedido por el rey Enrique II de Castilla a su lugarteniente, Bertrand du Guesclin. La población se rebeló y le cedió las tierras al Reino de Aragón, concretamente al rey Pedro IV de Aragón. Aunque unos años más tarde regresó al Reino de Castilla, la ciudad antes conocida como Molina de los Caballeros, pasó a llamarse definitivamente Molina de Aragón.

Castillo de Molina de Aragón, construido por la familia de los Lara
Castillo de Molina de Aragón, construido por la familia de los Lara

Otro altercado relativo a la posesión del señorío se produce en 1465, cuando el rey Enrique IV de Castilla pretendió entregárselo a Beltrán de la Cueva. Esta vez los molineses tuvieron que recurrir a las armas para mantener su soberanía. El período de mayor esplendor de la villa comienza en el siglo XIV, después de que los Reyes Católicos integrarán Molina de Aragón de una vez y para siempre en el Reino de Castilla, más tarde el Reino de España.

Río Gallo a su paso por Molina de Aragón
Río Gallo a su paso por Molina de Aragón

La zona además fue uno de los principales centros de batalla de la Guerra de los Treinta Años, la Guerra de Sucesión Española y la Guerra de Independencia. Todos estos episodios bélicos, y el estallido de varias plagas que diezmaron la población, trajeron como resultado el inexorable declive de la localidad. Aunque gracias a la valentía de los molinenses durante la Guerra de Independencia, consiguiendo expulsar a las tropas francesas, les valió para obtener el título de ciudad en 1812.

Calles medievales de Molina de Aragón
Calles medievales de Molina de Aragón

Un año más tarde se constituye la Diputación General de Guadalajara con Molina, sentando las bases de lo que se convertiría en la actual provincia de Guadalajara a partir de 1833. Hoy en día es un ciudad volcada con el turismo y la cultura, ofreciendo a sus visitantes un casco antiguo repleto de edificios históricos y una de las mayores fortalezas del país.

Qué ver en Molina de Aragón:

El principal monumento de la localidad es el Castillo de Molina de Aragón, considerado uno de los más grandes de España. Lleva dominando las vistas panorámicas de la ciudad desde el siglo XI. Fuera del casco histórico se ubica el Convento de San Francisco, actualmente utilizado para instalar el Museo de Molina de Aragón.

Castillo de Molina de Aragón dominando las vistas de la ciudad
Castillo de Molina de Aragón dominando las vistas de la ciudad

Cruzando el Puente Viejo se accede a las calles del casco antiguo, salpicadas de iglesias y palacetes que le dan su característico ambiente medieval a la ciudad manchega.  

Sitios de interés:

Castillo de Molina de Aragón

Desde el siglo XI la fortaleza lleva dominando las vistas de la ciudad y su entorno, desde que el rey Abengalbón instaló aquí un alcázar árabe. Cuando los cristianos conquistaron la zona en el siglo XII, el castillo y los terrenos a sus pies fueron cedidos a la familia de los Lara. Ellos se encargaron de ir añadiendo estancias a lo largo del tiempo, siendo terminado finalmente por Blanca de Molina.

Castillo de Molina de Aragón
Castillo de Molina de Aragón

El castillo está dividido en dos espacios. En primer lugar el recinto exterior, al que se accede a través de cinco puertas, la Puerta del Reloj, la única que permanece en funcionamiento, la Puerta de Hogalobos, la Puerta de Caballos, la Puerta de Campo y la Puerta de la Traición.

Torres restauradas del Castillo de Molina de Aragón
Torres restauradas del Castillo de Molina de Aragón

En el interior del recinto amurallado se alza el castillo en sí, incluyendo en su estructura tres torres completamente restauradas, la Torre de Veladores, la Torre de Armas y la Torre del Homenaje o Torre de Doña Blanca, integradas en la muralla hay otras tres torres. También en el recinto interior se ubica la Iglesia de Santa María del Collado.

Torres del Castillo de Molina de Aragón
Torres del Castillo de Molina de Aragón

En lo más alto del cerro se ubica la Torre de Aragón, una torre vigía construida como defensa complementaria del castillo. En sus orígenes estaba unida a la fortaleza a través de un sendero cubierto, pero en la actualidad ha desaparecido por completo, lo que sí se conserva es la muralla que rodea la torre. Hoy en día se utiliza como Centro de Interpretación.

Torre de Aragón, torre vigía del Castillo de Molina de Aragón
Torre de Aragón, torre vigía del Castillo de Molina de Aragón

Al Castillo de Molina de Aragón sólo se puede acceder mediante visitas guiadas que organiza la Oficina de Turismo, a las 11:30 y 16:00 horas. La entrada al castillo cuesta 4€ y a la Torre de Aragón otros 4€, se puede comprar una entrada conjunta por 6€.

Convento de San Francisco

En pleno centro de la ciudad se alza el Convento de San Francisco, fundado en el siglo XIII por doña Blanca Alfonso de Molina para que albergara su sepulcro. La estructura que se puede ver hoy en día es del siglo XVIII, pocos elementos se conservan ya de la construcción original.

Convento de San Francisco en Molina de Aragón
Convento de San Francisco en Molina de Aragón

Tras la Desamortización de Mendizábal el convento fue utilizado como Hospital Civil, hoy en día es una Residencia de Ancianos. Por su parte la iglesia es utilizada como Casa de la Cultura y en el claustro se ha instalado el Museo Comarcal de Molina de Aragón, una exposición centrada en la historia, la cultura y la evolución de la ciudad y su entorno.

Museo Comarcal de Molina de Aragón, ubicado en el Convento de San Francisco
Museo Comarcal de Molina de Aragón, ubicado en el Convento de San Francisco

Del exterior uno de los elementos más destacados es la torre campanario, construida en el siglo XVIII. En los más alto se puede ver El Giraldo, una veleta de madera con la figura de un hombre sosteniendo una bandera.

El horario del Museo de Molina de Aragón es el siguiente, en verano de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 horas y en invierno de 10:30 a 14:00 y de 17:00 a 19:30 horas. La entrada cuesta 2€.

Puente Viejo

Ubicado sobre el río Gallo, a su paso por Molina de Aragón, el Puente Viejo da acceso al casco histórico de la ciudad.

Puente Viejo de Molina de Aragón
Puente Viejo de Molina de Aragón

Fue construido entre los siglos XII y XIII, con sillares de piedra rojiza. Está sujeto mediante tres arcos de medio punto, siendo el central el de mayor tamaño.

Iglesias de Molina de Aragón

En las calles del casco antiguo de Molina de Aragón se esconden varias iglesias medievales, algunas permanecen todavía en uso y otras se han desacralizado.

Iglesia de Santa María la Mayor de San Gil, principal santuario de Molina de Aragón
Iglesia de Santa María la Mayor de San Gil, principal santuario de Molina de Aragón

El principal santuario de la ciudad es la Iglesia de Santa María la Mayor de San Gil, de origen románico. La construcción que podemos ver hoy en día es de la primera mitad del siglo XX, ya que un grave incendio en 1915 arrasó gran parte de la estructura original.

La portada es de estilo manierista, construida en el siglo XVI. La torre campanario permaneció durante mucho tiempo inconclusa, después de que se derribara la anterior por estar tan inclinada como la famosa Torre de Pisa. El Retablo Mayor es de estilo renacentista, fue traído desde el desaparecido municipio de El Atance.

Iglesia de Santa Clara, uno de los mejores ejemplos del románico en Molina de Aragón
Iglesia de Santa Clara, uno de los mejores ejemplos del románico en Molina de Aragón

En la zona más alta de la ciudad se alza la Iglesia de Santa Clara, uno de los mejores ejemplos del románico tardío en toda la provincia de Guadalajara. Fue construida en el siglo XII con el patrocinio del caballero Pedro Gómez, motivo por el que durante algún tiempo se conoció como Iglesia de Santa María de Pedro Gómez. Recibió su actual nombre a partir del siglo XVI, cuando fue incluida como iglesia del cercano Convento de Santa Clara.

Llama la atención el aspecto inacabado de la única nave de la iglesia, además de la colocación de la portada principal, descentrada con respecto a su eje. El aspecto del interior es bastante sencillo, facilitando la observación de los detalles arquitectónicos.

Iglesia de San Pedro junto al Convento de las Ursulinas en Molina de Aragón
Iglesia de San Pedro junto al Convento de las Ursulinas

Junto al Ayuntamiento de Molina de Aragón se ubica la Iglesia de Santa María del Conde, la primera fundada por Manrique de Lara, primer Señor de Molina. Aunque su estructura original era románica, la construcción que se puede ver hoy en día es del siglo XVII. Actualmente alberga una Sala de Exposiciones y un Salón de Actos.

La Iglesia de San Pedro se puede ver adosada al Convento de las Ursulinas, ambos en la Plaza de San Pedro. Al igual que la mayoría de iglesias de la ciudad, fue construida durante el románico, pero con grandes cambios durante la Edad Moderna. Del exterior uno de los elementos más destacados es la espadaña mudéjar. El interior es una mezcla de estilos arquitectónicos, siendo las zonas más antiguas de estilo gótico. A su lado es curiosa la fachada del Convento de las Ursulinas, con decoración efecto trampantojo.

Iglesia de San Felipe, la más moderna de Molina de Aragón
Iglesia de San Felipe, la más moderna de Molina de Aragón

La Iglesia de San Felipe es la más moderna de la localidad, fue construida en el siglo XVIII siguiendo un estilo barroco. En la fachada neoclásica destaca el relieve en piedra de la Virgen con el Niño y San Felipe Neri. Preside el santuario un Retablo Mayor barroco.

Por último la Iglesia de San Martín, la primera construida en la ciudad, es hoy en día la peor conservada de todas. Un incendio en el año 1980 arrasó gran parte del patrimonio y su estructura, aunque está en pleno proceso de restauración.

Ermita de la Soledad en Molina de Aragón
Ermita de la Soledad en Molina de Aragón

En las afueras se ubica la Ermita de la Soledad y la Ermita de Santa Lucía.

Palacetes de Molina de Aragón

Así como las calles del casco histórico están salpicadas de iglesias, también lo están de palacetes, antiguas residencias de las numerosas familias nobles instaladas durante la época de mayor esplendor de la ciudad.

Palacio de los Molina, uno de los muchos palacetes que salpican las calles de Molina de Aragón
Palacio de los Molina

Frente a la Iglesia de San Felipe se ubica el Palacio de los Molina, una construcción del siglo XVI de estilo renacentista. En la fachada se pueden ver el primitivo escudo de Molina de Aragón, flanqueado por los escudos de Castilla y León. El edificio sirvió durante un tiempo como Pósito Municipal o Subdelegación de Hacienda, en la actualidad acoge la Hospedería Palacio de los Molina.

Palacio del Virrey de Manila en Molina de Aragón
Palacio del Virrey de Manila en Molina de Aragón

Otro de los más destacados es el Palacio del Virrey de Manila, construido en el siglo XVIII por don Fernando de Valdés y Tamón, por aquel entonces gobernador de las Islas Filipinas. Sobre la portada se puede ver el escudo familiar policromado en oro, el resto de la fachada estaba decorada con pinturas murales. Actualmente es un edificio de viviendas.

Palacio de los Arias en Molina de Aragón
Palacio de los Arias en Molina de Aragón

En los alrededores de la antigua Iglesia de San Miguel se puede ver, el Palacio de los Arias, con el escudo de armas policromado en oro y bronce; el Palacio del Marqués de Villel, aunque data del siglo XVI, es uno de los mejor conservados de la localidad; por último el Palacio de los Montesoro, de aspecto singular por su intenso color azul.

Palacio del Marqués de Villel en Molina de Aragón
Palacio del Marqués de Villel en Molina de Aragón

Para construir el Palacio de los Garcés de Marcilla se aprovechó un lienzo de la antigua muralla, de la que hoy todavía se puede ver un torreón integrado en la edificación. Fue financiado por Fernando Garcés de Marcilla, noble originario de Albarracín y familiar de los Amantes de Teruel. Hoy en día alberga la Sociedad Casino de la Amistad.

Palacio del Obispo en Molina de Aragón
Palacio del Obispo en Molina de Aragón

Junto a la Plaza de España se alza el Palacio de los Marqueses de Embid, palacete neoclásico del siglo XX construido por Juan Ruiz de Molina, primer Señor de Embid. Ha sido rehabilitado para alojar viviendas.

Por última extramuros se ubica el Palacio del Obispo, su elemento más destacado es el escudo de armas que decora la fachada principal.

Fiestas de Molina de Aragón:

La primera gran celebración del año es la Fiesta del Butrón, el 1 de mayo los molinenses van en romería hasta la Ermita de la Virgen de la Hoz, uno de los parajes más bellos del Parque Natural del Alto Tajo. Se trata de una tradición que comenzó tras una grave epidemia de peste que asoló la ciudad.  

Otro evento religioso es la Loa a la Virgen de la Hoz, celebrado el domingo de Pentecostés. A través de un auto sacramental se representa la lucha entre el bien y el mal, más tarde se hace una danza de origen celtíbero y por último una gran torre humana coronada por un niño vestido de ángel.

La tercera semana de junio se puede hacer un viaje al pasado a través de la Feria Medieval de la Convivencia. Es singular por las representaciones que se hacen del Cantar del Mio Cid, ya que la ciudad apareció varias veces mencionadas en el más importante de los cantares de la Edad Media en España.

Molina de Aragón engalanada para la Fiesta del Carmen
Molina de Aragón engalanada para la Fiesta del Carmen

El 16 de julio es la Fiesta del Carmen, declarada de Interés Turístico Regional. Las calles de la ciudad son el escenario ideal para el desfile de la Archicofradía Real Orden Militar de Nuestra Señora del Carmen, con todos sus integrantes vestidos con el uniforme de gala.

Las fiestas patronales se extienden desde el 30 de agosto al 5 de septiembre, en honor del Santo Cristo de las Victorias. Entre los eventos hay conciertos musicales, verbenas, corridas de toros y castillos de fuegos artificiales.

La última gran celebración del año antes de la Navidad, es la Fiesta de la Virgen de la Inmaculada. Desde 1518 Molina de Aragón recibió una bula papal para celebrar una Misa del Gallo la noche del 7 de diciembre, gracias a la gran devoción que profesaban a la Virgen de la Inmaculada.

Qué comer en Molina de Aragón:

A pesar de que la gastronomía de Molina de Aragón tiene sus raíces en la cocina tradicional castellana, han sabido mantener su propia identidad a través de los más platos típicos de la ciudad. El morteruelo es probablemente la preparación estrella, una especie de pasta para untar elaborada con hígado de cerdo y otras carnes de caza menor.

Zarajos, uno los platos típicos de la gastronomía de Molina de Aragón
Zarajos, uno los platos típicos de la gastronomía de Molina de Aragón

También se puede degustar cordero asado en horno de leña, migas manchegas, manitas de cordero con tomate, bolos (judías) con morro, sopa de ajo, caldereta de cabrito, zarajos, etc. De los ríos que rodean el señorío se obtienen truchas, cangrejos y ranas, con los que se elabora una gran variedad de deliciosos platos.

Por último, durante la temporada de setas, las cartas de los restaurantes se inundan de preparaciones con ese producto natural. Siendo especialmente consumida la trufa negra, un exquisito y exclusivo manjar.

Los precios para comer de menú rondan entre 10 y 15€ por persona. No te quedes sin plaza y reserva tu restaurante en Molina de Aragón con El Tenedor, además puedes obtener hasta un 50% de descuento en carta.

Ancas de rana, uno de los platos típicos de la gastronomía de Molina de Aragón
Ancas de rana

Aunque hay una gran variedad de dulces y postres típicos, hay uno que destaca por encima del resto, se trata de las patas de vaca, un bizcocho con mucha crema pastelera. También son muy consumidos los huevos de dulce y la leche frita.

Cómo llegar a Molina de Aragón:

El único medio de transporte público que llega a Molina de Aragón son los autobuses interurbanos. Dependiendo del lugar de origen varía la compañía que presta el servicio, por ejemplo desde Madrid, Guadalajara, Teruel o Valencia, funcionan los autobuses de la Compañía Samar. Por su parte desde Barcelona o Zaragoza, son los Autobuses Agreda los que prestan el servicio.

Puente de acceso a Molina de Aragón
Puente de acceso a Molina de Aragón

La mejor forma de descubrir la ciudad y su entorno es en transporte particular. Si necesitas alquilar un coche para recorrer la zona, con el buscador de Rentalcars encontrarás las mejores ofertas entre decenas de webs de reserva.

¿Te ha gustado esta guía? Compártela para seguir creciendo!!

Síguenos en

Aún no tienes hotel

Booking.com

Tu vuelo al mejor precio!

Reserva tu coche de alquiler!