Iglesias de Cracovia

Además de la emblemática Catedral de Wawel, hay otras muchas iglesias de Cracovia que también merecen una visita.

Iglesia de San Pedro y San Pablo, la iglesia barroca más antigua de Cracovia
Iglesia de San Pedro y San Pablo, la iglesia barroca más antigua de Cracovia

Iglesia de San Pedro y San Pablo

Situada en la calle Grodzka, a medio camino entre la Plaza del Mercado y el Castillo de Wawel, la Iglesia de San Pedro y San Pablo es la iglesia barroca más antigua de Cracovia y la más grande del casco histórico.

La construcción se llevó a cabo entre los últimos años del siglo XVI y las dos primeras décadas del siglo XVII, del diseño se encargó el arquitecto italiano Giovanni Maria Bernardoni.

En el exterior lo más destacado son las esculturas de los doce apóstoles que decoran la fachada.

Interiormente llama la atención, además del altar mayor barroco y la preciosa decoración con estuco, el Péndulo de Foucault que cuelga desde 46 metros de altura, un dispositivo ideado para demostrar la rotación terrestre.

El horario de la Iglesia de San Pedro y San Pablo es el siguiente: entre abril y octubre de de martes a sábados de 09:00 a 17:00 horas, el resto del año de martes a sábados de 11:00 a 15:00 horas y los domingos de todo el año desde las 13:30 a las 17:30 horas.

El Péndulo de Foucault se pone en funcionamiento todos los jueves, a las 10:00, 11:00 y 12:00 horas.

La entrada es gratuita.

La Iglesia de San Andrés es uno de los edificios más antiguos que se conservan en Cracovia
La Iglesia de San Andrés es uno de los edificios más antiguos que se conservan en Cracovia

Iglesia de San Andrés

Ubicada junto a la Iglesia de San Pedro y San Pablo, la Iglesia de San Andrés es uno de los santuarios católicos más antiguos de Cracovia.

Su construcción se llevó a cabo a finales del siglo XI, siguiendo el austero estilo románico.

Gracias a que aguantó en pie las destrucciones provocadas por las guerras, hoy es una de las pocas iglesias de la ciudad íntegramente románicas.

En el exterior el elemento que más destaca son las dos imponentes torres campanario, se construyeron como parte del sistema defensivo de la ciudad.

El interior barroco es mucho más llamativo, los estucos decoran paredes y techos y el dorado inunda la mayoría de elementos decorativos.

Una de las piezas más curiosas es el púlpito con forma de barco.

Se puede visitar durante las horas de culto. La entrada es gratuita.

Basílica del Corpus Christi

Ubicada en el histórico barrio judío Kazimierz, la Basílica del Corpus Christi es una de las iglesias más llamativas de Cracovia.

Fue construida en el siglo XIV por orden del rey Casimiro el Grande, su impresionante estilo gótico se consiguió exclusivamente utilizando ladrillo rojo, con algunos detalles en piedra blanca como decoración.

En el interior, además del gótico, se le añadieron muchos elementos del barroco, de hecho está considerado uno de los interiores barrocos más bonitos de Europa Central.

Llama la atención el recargado Altar Mayor, así como el impresionante púlpito con forma de barco sujetado por sirenas y el órgano, uno de los más grandes de la ciudad.

Se puede visitar durante las horas de culto. La entrada es gratuita.

¿Te ha gustado esta guía? Compártela para seguir creciendo!!

Síguenos en

Aún no tienes hotel

Booking.com

Tu vuelo al mejor precio!

Reserva tu coche de alquiler!