Basílica de San Isidoro

Situada en la plaza del mismo nombre, la Basílica de San Isidoro es el segundo edificio religioso más relevante de León, tras la Catedral de Santa María de Regla.

Claustro de la Basílica de San Isidoro
Claustro de la Basílica de San Isidoro

Además, está considerada una de las mejores muestras del románico español y por supuesto una visita imprescindible de León.

Historia

En el siglo X, siendo rey Sancho I, decide construir en León una iglesia para albergar los restos del niño Pelayo.

El pequeño mártir había sido torturado unos años antes en Córdoba, por orden del califa Abderramán III.

Mientras vivió no consiguió que los cordobeses le enviaran las reliquias, pero al ser asesinado, su hermana y su viuda prosiguen con las gestiones y consiguen que los restos sean trasladados a León.

Desde entonces la institución religiosa que presidía Elvira, hermana de Sancho I, comenzó a llamarse Infantado de San Pelayo.

Torre del Gallo en la Basílica de San Isidoro
Torre del Gallo en la Basílica de San Isidoro

En el año 988 León sufrió el ataque del musulmán Almanzor, quedando devastada la ciudad y destruida la Iglesia de San Pelayo.

A principios del siglo XI, el rey Alfonso V mandó a restaurar muchos de los edificios destruidos por el paso de Almanzor.

Entre ellos estaba el Monasterio de San Pelayo, aunque la reconstrucción se hizo con materiales de mala calidad.

Claustro de la Basílica de San Isidoro
Claustro de la Basílica de San Isidoro

Unos años más tarde, su hija, que había sido abadesa del monasterio, y su marido, el rey Fernando I, decidieron rehacerlo en piedra siguiendo un estilo románico, para convertirlo además en Panteón Real.

Para darle importancia a la iglesia, hicieron traer los restos de San Isidoro desde Sevilla, entre otras reliquias de santos católicos.

El 21 de diciembre de 1063, finalmente se consagró esta nueva Iglesia de San Isidoro.

El monasterio que se puede ver hoy en día es el resultado de la restauración y ampliación que llevó a cabo la reina Urraca en el siglo XII, con algunos pequeños cambios hechos siglos más tarde.

Panteón Real

Lo más destacado de todo el recinto es el Panteón Real, considerado la Capilla Sixtina del Románico.

Construido por encargo de Fernando I y Doña Sancha, alberga las tumbas de 11 reyes, 12 reinas, 10 infantes y 9 condes.

Entre ellos los reyes y reinas: Alfonso I, Ramiro II y III, Alfonso V, Sancho I, Fernando II, Bermudo I, Doña Sancha y Doña Urraca.

Del conjunto llaman la atención las pinturas al fresco, perfectamente conservadas.

En ellas se representa: Anunciación de los pastores, Santa Cena, Crucifixión y Apocalipsis de San Juan.

Es en el Apocalipsis de San Juan donde se puede ver el famoso Pantocrator de San Isidoro, rodeado por los Cuatro Evangelistas representados como tetramorfos.

Por último, no te pierdas tampoco los capiteles que adornan las columnas, de estilo también románico.

Panteón Real de la Basílica de San Isidoro
Panteón Real de la Basílica de San Isidoro

Museo de San Isidoro

Además del Panteón Real, en el Museo de San Isidoro se puede ver un extenso tesoro legado por los reyes de León.

Destaca especialmente la arqueta de los marfiles, donde se trasladaron los restos de San Isidoro desde Sevilla.

Además hay una interesante colección de cajas árabes, pero sobre todo llama la atención la caja vikinga, la única muestra de esa cultura nórdica que se conserva en España.

Imprescindible visitar también la Sala del Cáliz, donde se puede ver un lujoso cáliz creado con las joyas donadas por Doña Urraca.

Biblioteca Capitular

Si la Basílica de San Isidoro es una joya del románico, su biblioteca lo es del Renacimiento.

Entre sus fondos hay más de 2.000 volúmenes, abarcando desde el siglo X hasta el XVIII.

Incluye 155 códices, alrededor de 300 incunables y más de 1.000 libros raros.

Destaca especialmente la Biblia Visigótico Mozárabe, también llamada Codex Biblicus Legionensis.

Data del siglo X, siendo una de las cinco únicas biblias completas que se conservan en todo el mundo.

Además de maravillarte con los históricos volúmenes, no olvides mirar hacia el techo y descubrir las bellas bóvedas de crucería.

Detalles del techo de la Basílica de San Isidoro
Detalles del techo de la Basílica de San Isidoro

Horario

El horario de la Basílica de San Isidoro es el siguiente: todos los días de 07:30 hasta las 22:00 horas.

El horario de apertura del Museo de San Isidoro es:

  • De enero a abril y de octubre a diciembre: de lunes a sábado de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00 horas y los domingos sólo por la mañana.
  • De mayo a julio: de lunes a jueves de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00, viernes y sábados de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00 horas y los domingos de 10:00 a 15:00 horas.
  • Desde julio hasta septiembre: de lunes a sábado de 09:00 a 21:00 y los domingos de 09:00 a 15:00 horas.

Precio de la entrada

La entrada general al Museo de San Isidoro y el Panteón Real cuesta 5€.

Los menores de 12 años tienen el acceso gratuito.

Finalmente, los huéspedes del Hotel Real Colegiata tienen un 20% de descuento.

¿Te ha gustado esta guía? Compártela para seguir creciendo!!

Síguenos en

Aún no tienes hotel

Booking.com

Tu vuelo al mejor precio!

Reserva tu coche de alquiler!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad