Historia de Florencia

Breve resumen para conocer la historia de Florencia, desde sus orígenes a la actualidad.

Orígenes

La historia de Florencia comienza oficialmente con los romanos.

Desde el siglo I a. C. aquí existió un campamento de soldados que Julio César denominó Florentia.

Aunque con anterioridad había un asentamiento de villanovianos, en los alrededores de lo que hoy es la Piazza del Duomo.

Debido a su posición estratégica en medio de la vía que conectaba Roma con el norte del Imperio Romano, pronto se convirtió en una de las ciudades más prósperas de la región.

Conquistas tras los romanos

Con la desaparición del Imperio Romano, fueron varias las contiendas que enfrentaron a los bizantinos y los ostrogodos por el control de la ciudad.

Florencia lleva extendiéndose junto al río Arno desde el Imperio Romano, historia de Florencia
Florencia lleva extendiéndose junto al río Arno desde el Imperio Romano

Fue en éste período cuando se asentaron los primeros sacerdotes cristianos.

Carlomagno conquistó y trajo la paz a Florencia en el año 774, desde entonces pasó a formar parte de la Toscana.

Su rápida expansión prosiguió, convirtiéndose en una de las ciudades europeas más fructíferas de la época.

Capital de la Toscana

El período de máximo esplendor llegó a partir del siglo XI, cuando Florencia pasó a ser la capital de la Toscana en detrimento de Lucca.

Para embellecer la ciudad se construyeron algunos de los edificios más emblemáticos que podemos ver hoy en día, como la Basílica de San Miniato al Monte.

Desde entonces su expansión fue imparable, llegando a controlar ciudades que habían sido bastiones colonialistas hasta entonces.

Como es el caso de Pisa, anexionada en 1409.

Todo eso aún estando inmersa en cruentas batallas internas. Primero se enfrentaron las familias nobles de la época: los Médici y los Pazzi.

Resultaron vencedores los primeros, permaneciendo en el poder más de 350 años.

La huella de los Médici todavía se puede ver por todos los rincones de la ciudad.

Más tarde se enfrentaron los Gibelinos, favorables al emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, contra los Güelfos, seguidores del Papa.

La batalla la ganaron los Güelfos, pero dentro de su organización surgieron dos facciones enfrentadas: los Blancos y los Negros.

Este hecho acabó con la expulsión de los Blancos de Florencia, incluyendo a su máximo representante, Dante Alighieri.

Basílica de San Miniato del Monte, una de las iglesias más antiguas de Florencia
Basílica de San Miniato del Monte, una de las iglesias más antiguas de Florencia 

Renacimiento en Florencia

En el siglo XIV estalla el Renacimiento en Florencia, la prosperidad económica impulsa la creación de monumentos a cargo de los artistas con más renombre de la época.

Uno de los más grandes exponentes de este movimiento artístico en la ciudad es la cúpula de la Catedral de Florencia, diseñada por Filippo Brunelleschi, primer arquitecto del Renacimiento.

Gran Ducado de Toscana

Con la muerte del último representante de la casa de los Médici se creó el Gran Ducado de Toscana, regido por la dinastía Habsburgo-Lorena.

Esta casa se mantuvo en el poder hasta la unificación de Italia en el siglo XIX.

Desde 1865 hasta 1871, Florencia se convirtió en la capital del reino.

Catedral de Santa María del Fiore, máximo exponente del Renacimiento florentino, historia de Florencia
Catedral de Santa María del Fiore, máximo exponente del Renacimiento florentino

Siglo XX

Durante el siglo XX hubo dos grandes catástrofes que asolaron la ciudad, empezando por la Segunda Guerra Mundial.

Cuando parecía que el patrimonio artístico iba a ser respetado, en 1943 los bombardeos cayeron con fuerza sobre Florencia.

Más tarde, los puentes y otros edificios históricos fueron volados por los alemanes para evitar el avance de las tropas aliadas, el Ponte Vecchio fue el único que se salvó.

La segunda catástrofe fue natural, una crecida nunca vista del río Arno en 1966 elevó el nivel de las aguas en algunos puntos hasta los 5 metros.


Pero Florencia consiguió reponerse, manteniendo intacto un centro histórico que hoy es uno de los más visitados y admirados del mundo.

Consiguió además la declaración como Patrimonio de la Humanidad.

Más de 10 millones de turistas pasan cada año por estas calles para descubrir la historia y el arte que inunda la vieja Europa.

Muchos de ellos eligen la opción de conocer la ciudad con una visita guiada o un tour de misterios y leyendas, para no perderse ninguno de sus secretos.

¿Te ha gustado esta guía? Compártela para seguir creciendo!!

Síguenos en

Aún no tienes hotel

Booking.com

Tu vuelo al mejor precio!

Reserva tu coche de alquiler!