Historia de Milán

Breve resumen para conocer la historia de Milán, desde sus orígenes hasta la actualidad.

Orígenes

Los orígenes de Milán se remontan al siglo VII a. C., cuando la región estaba ocupada por tribus celtas.

No fue hasta el siglo III a. C. que llegaron los romanos, quienes le pusieron el nombre de Mediolanum.

Con el tiempo llegó a convertirse en un importante punto de paso entre Roma y las tierras del norte de los Alpes.

Por más de un siglo, incluso fue nombrada capital del Imperio Romano de Occidente.

Los hunos, comandados por Atila, arrasaron Milán en el año 450, contribuyendo a la caída del Imperio Romano de Occidente.

Duomo o Catedral de Milán
Duomo o Catedral de Milán

Edad Media

A partir de entonces fue gobernada por hérulos, ostrogodos, bizantinos y lombardos.

Hasta que en el año 774 fue conquistada por Carlomagno, rey de los francos.

En la segunda mitad del siglo XII, Federico I de Barbarroja, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, arrasó varias veces la ciudad en su intento de gobernarla.

Pero finalmente las comunidades de la región se unieron bajo el nombre de Liga Lombarda, consiguiendo derrotarlo definitivamente.

Entre 1277 y 1447 se hizo con el poder la familia Visconti, trayendo consigo uno de los períodos de mayor esplendor.

Fue especialmente relevante Gian Galeazzo Visconti, primer Duque de Milán.

Bajo su mandato comenzaron las obras de algunos famosos edificios que se conservan actualmente, como la Catedral de Milán.

Con la muerte del último miembro de la familia Visconti sin descendencia, pasaron a gobernar la ciudad los Sforza.

A mediados del siglo XV, mientras regía Francesco Sforza, llegó el Renacimiento con fuerza a Milán.

De esa época se conservan bellos edificios como el Castillo Sforzesco.

Monumento a Leonardo Da Vinci en Milán, icono del Renacimiento italiano
Monumento a Leonardo Da Vinci en Milán, icono del Renacimiento italiano

Edad Moderna

A partir del siglo XV la ciudad pasó a manos de los reyes de Francia.

Más tarde a los reyes de España, tras más de 170 años de control se produjo un preocupante deterioro.

Con la llegada de la dinastía Habsburgo en el siglo XVIII, se realizaron numerosas reformas que devolvieron el antiguo esplendor perdido.

A principios del siglo XIX, cuando Napoleón llevó a cabo su ofensiva por gran parte de Europa, también llegó a triunfal a Milán.

Tras 18 años de gobierno, en 1814 fue devuelto el control a Austria.

Reino de Italia

30 años después, los milaneses se unieron para expulsar a los austriacos en las conocidas como «Cinque Giornate».

No fue hasta 1859 cuando la dinastía Habsburgo se retiró de la ciudad, cediendo el control al Reino de Piamonte-Cerdeña.

Terminaría convirtiéndose en Reino de Italia, cuyo primer monarca fue Victor Manuel II y Milán su capital económica.

Monumento a Víctor Manuel II en la Piazza del Duomo de Milán
Monumento a Víctor Manuel II en la Piazza del Duomo de Milán

Siglo XX

La dictadura de Mussolini comenzó en 1919.

Su apoyo a Hitler durante la Segunda Guerra Mundial, provocó la práctica total destrucción de la ciudad por lo bombardeos de las fuerzas aliadas.

Al finalizar la guerra, Milán comandó el auge económico que traería la segunda mitad del siglo XX a Italia.

En esa época contaba con gran cantidad de industrias, convirtiéndose en una de las ciudades más prósperas del país.

Hoy en día pelea por un pellizco del próspero sector del turismo, gracias a su patrimonio histórico, pero también a la moda, el arte y la cultura.

Si te has quedado con ganas de conocer más sobre la historia de Milán, puedes apuntarte a un tour GRATIS o un tour de fantasmas.

¿Te ha gustado esta guía? Compártela para seguir creciendo!!

Síguenos en

Aún no tienes hotel

Booking.com

Tu vuelo al mejor precio!

Reserva tu coche de alquiler!