Historia de Berlín

Breve resumen para conocer la historia de Berlín, desde sus orígenes hasta la actualidad.

Orígenes

La historia de Berlín comenzó en el año 1237, por aquel entonces era un pequeño asentamiento de pescadores y cazadores.

Capital de Brandeburgo

Comenzó a ganar importancia cuando se unificó con la vecina ciudad de Cölln en 1307, pasando a llamarse ambas Berlín.

Un siglo más tarde se convirtió en capital del estado de Brandeburgo, perteneciente al Sacro Imperio Romano Germánico.

Graffitis en el barrio Kreuzberg de Berlin
Graffitis en el barrio Kreuzberg de Berlin

Guerra de los Treinta Años

En la primera mitad del siglo XVII, la ciudad queda gravemente devastada tras la Guerra de los Treinta Años.

Lo que comenzó siendo un enfrentamiento religioso entre partidarios y opositores de la reforma del Sacro Imperio, acabó degenerando en un conflicto bélico en el que se implicó gran parte de Europa.

Reino de Prusia

A comienzos del siglo XVIII se establece el Reino de Prusia con la coronación del rey Federico I.

En ese mismo instante Berlín se convierte en su capital.

Durante el mandato de Federico II la ciudad vivió un gran florecimiento, situándose como una gran metrópoli europea y una de las principales ciudades industriales del Reino de Prusia.

Puerta de Brandeburgo, un símbolo de Berlín
Puerta de Brandeburgo, un símbolo de Berlín

En esa etapa se realizaron grandes construcciones, como por ejemplo la famosa Puerta de Brandeburgo.

Además se impulsó el arte y la cultura, convirtiendo a Berlín en el centro de la Ilustración alemana.

También se impulsó el crecimiento militar, llegando a ser Prusia el país militarmente mejor preparado del mundo.

Imperio Alemán

En 1871, tras la Guerra Franco-Prusiana, se proclama emperador a Guillermo I y se unifican sus territorios dentro del Imperio Alemán, Berlín pasa a ser su capital.

Durante estos años se vivió un gran auge demográfico, social y cultural, convirtiéndose en un referente mundial.

República de Weimar

La dinastía de los Hohenzollern cayó con la derrota de Prusia en la Primera Guerra Mundial.

A partir de entonces dejó de existir el régimen monárquico y pasó a ser la República de Weimar, proclamada en 1919 en el Edificio del Reichstag.

Hasta la llegada del nazismo la urbe es un hervidero cultural e intelectual, rivalizando con ciudades como París o Viena.

Edificio del Reichstag, sede del Parlamento Alemán
Edificio del Reichstag, sede del Parlamento Alemán

Nazismo

En 1933 Adolf Hitler toma el poder de la Cancillería del Reich.

En el primer período de su mandato quiso transformar la ciudad para convertirla en la capital más imponente del mundo, pero sus planes se vieron truncados con el estallido de la guerra.

Las represiones de los nazis comenzaron tras el Incendio del Reichstag el 27 de febrero de 1933, utilizado como excusa para perseguir a los comunistas.

Con el tiempo las represiones se extendieron a los judíos y los homosexuales, hasta llegar al triste episodio de la Noche de los Cristales Rotos en noviembre de 1938.

Puedes conocer más sobre los orígenes, evolución y caída del nazismo con una visita guiada por sus principales escenarios.

Segunda Guerra Mundial

Con la invasión de Polonia el 1 de septiembre de 1939 estalla la Segunda Guerra Mundial.

Berlín quedó gravemente destruida por los bombardeos de las fuerzas aliadas, se estima que un 75% de la ciudad fue reducida a escombros.

Monumento a los judíos asesinados de Europa, uno de los monumentos más visitados de Berlín
Monumento a los judíos asesinados de Europa, uno de los monumentos más visitados de Berlín

Guerra Fría

Tras la Batalla de Berlín entre los nazis y los soviéticos, y el suicidio de Hitler en su búnker, se dio por finalizada la Segunda Guerra Mundial.

La ciudad fue dividida entonces en 4 zonas que se repartieron entre los rusos, franceses, americanos y británicos.

Los aliados ocuparon la zona oeste, estableciendo la República Federal de Alemania RFA.

Los soviéticos contraatacaron con el bloqueo de Berlín oeste y la creación de la República Democrática Alemana RDA.

Los enfrentamientos entre Alemania del Este y Alemania del Oeste fueron constantes, derivando en la temida Guerra Fría.

Hoy en día todavía se puede seguir la huella de esos tristes episodios mediante visitas guiadas.

Restos que aún se conservan del Muro de Berlín
Restos que aún se conservan del Muro de Berlín

Muro de Berlín

Para acabar con la inmigración masiva de los alemanes del este hacia el oeste, en 1961 se levanta el Muro de Berlín.

Con más de 140 kilómetros de longitud, es todo un símbolo de la Guerra Fría.

El Muro de Berlín cayó el 9 de noviembre de 1989, tras aceptar el gobierno de la RDA la libre circulación de los ciudadanos entre las dos zonas.

República Federal Alemana

Un año después la RDA se anexiona a la RFA, se traslada la capital de Alemania de Bonn a Berlín y el país ingresa en la Unión Europea.

Hoy en día Berlín es uno de los 16 estados federados alemanes y capital de la República Federal Alemana.

Una ciudad tolerante, abierta y cosmopolita, y una de las capitales más importantes del mundo.

Hay tanto que ver en Berlín y tanta historia a sus espaldas que lo mejor es contratar un tour en castellano para conocer todos sus secretos, y lo mejor de todo es que es GRATIS.

¿Te ha gustado esta guía? Compártela para seguir creciendo!!

Síguenos en

Aún no tienes hotel

Booking.com

Tu vuelo al mejor precio!

Reserva tu coche de alquiler!