Iglesias de Múnich

Guía para visitar las principales iglesias de Múnich

Además de la Catedral de Múnich, hay otras iglesias, basílicas y capillas que también merecen una visita.

Torres de la Catedral de Múnich y la Iglesia de San Pedro
Torres de la Catedral de Múnich y la Iglesia de San Pedro

Iglesia de San Pedro (Peterskirche)

Situada en la parte de trasera de Marienplatz, es la iglesia más antigua que se conserva en Múnich.

Su nombre oficial en alemán es Peterskirche, pero es conocida cariñosamente como Alter Peter (Viejo Pedro).

Historia

Su historia comienza poco tiempo después de la fundación de la ciudad, en el año 1158.

Con el paso de los siglos ha sufrido innumerables transformaciones, hasta adquirir el aspecto actual tras la última reconstrucción en el 2000.

Exterior

Llama la atención su torre campanario, añadida al conjunto en el siglo XVI.

Se alza hasta una altura de 91 metros, convirtiéndose en uno de los mejores miradores de Múnich.

Además de disfrutar de las vistas, se pueden ver las campanas que llevan repicando desde el siglo XIV.

Pero hay que tener en cuenta una cosa, la necesidad de subir 300 escalones de una angosta escalera casi siempre abarrotada.

Interior

Destaca el altar mayor barroco con la imagen gótica de San Pedro, patrón de la ciudad.

También es destacable la urna barroca donde se conservan las reliquias de Santa Munditia.

A través del cristal se puede ver el esqueleto de la santa, cubierto con joyas de oro.

Información

A la torre de la Iglesia de San Pedro se puede subir en los siguientes horarios:

  • Verano: de lunes a viernes de 9:00 a 18:30 horas, sábados, domingos y festivos de 10:00 a 18:30 horas.
  • Invierno: de lunes a viernes de 9:00 a 17:30 horas, sábados, domingos y festivos de 10:00 a 17:30 horas.

La entrada general cuesta 3€.

Se puede llegar andando desde Marienplatz.

Iglesia de San Miguel (Michaelskirche)

A medio camino entre Marienplatz y Karlsplatz se encuentra Michaelskirch, en castellano Iglesia de San Miguel.

Fundada por los jesuitas, está considerada la iglesia renacentista más importante al norte de los Alpes.

Historia

La construcción la encargó el duque Guillermo V de Baviera a finales del siglo XVI, con el objetivo de apoyar la Reforma Católica.

Guillermo V pretendía que fuera el templo más grande de la Orden de Jesús en el mundo.

La primera iglesia se derrumbó en menos de dos años, hecho que el duque aprovechó para construir un nuevo santuario aún mayor que el anterior.

El edificio que podemos ver hoy en día se erigió en 1597, sirviendo como modelo para el resto de santuarios barrocos del sur de Alemania.

Exterior

Destaca su fachada blanca decorada con estatuas de los miembros de la dinastía Wittelsbach, a la que pertenecía el Guillermo V.

La única estatua que no pertenece a un miembro de la realeza está en medio de las dos puertas de entrada, es una representación del Arcángel Miguel luchando por la fe.

La fachada ha sido recientemente restaurada, por lo que ahora mismo es posible verla en todo su esplendor.

Interior

Llama la atención la recargada decoración barroca.

Así como la cripta, donde descansan más de 50 miembros de la dinastía Wittelsbach.

Aquí descansa el duque Guillermo V, fundador de la iglesia.

También el rey Luis II de Baviera, más conocido como el Rey Loco, famoso por los impresionantes castillos que construyó en Füssen.

Información

La Iglesia de San Miguel se puede visitar todos los días en el siguiente horario:

  • Lunes y viernes: de 10:00 a 19:00 horas.
  • Martes: de 08:00 a 20:15 horas.
  • Miércoles, jueves y sábados: de 08:00 a 19:00 horas.
  • Domingos: de 07:00 a 22:15 horas.

Hay dos estaciones en los alrededores de Michaelskirch.

  • Marienplatz: líneas S1, S2, S3, S4, S6, S7, S8 y S27 de cercanías, las líneas U3 y U6 de metro o con la línea 52 de autobús.
  • Karlsplatz: líneas S1, S2, S3, S4, S6, S7, S8 y S27 de cercanías, líneas U4 y U5 de metro o líneas 20, 21, 22, N19 y N20 de tranvía.
Iglesia de los Teatinos y San Cayetano en Múnich
Iglesia de los Teatinos y San Cayetano en Múnich

Iglesia de los Teatinos y San Cayetano (Theatinerkirche St. Kajetan)

Ubicada en Odeonsplatz, frente a la Residencia de Múnich, la Iglesia de los Teatinos y San Cayetano destaca por su color amarillo que contrasta con el resto de edificios de Múnich.

Historia

Fue construida por orden de la duquesa Enriqueta Adelaida de Saboya en 1662, con motivo del nacimiento de su primogénito.

La aristócrata indicó que debía ser la iglesia más bonita de Múnich.

Para eso llamó a un prestigioso arquitecto italiano, quien llevó a cabo la obra siguiendo un estilo barroco.

Aunque la fachada no se terminó hasta 100 años después, por eso es de estilo rococó.

Exterior

Destacan sus imponentes torres campanario, alzándose hasta casi los 65 metros.

Sin olvidar la cúpula, con sus 70 metros de altura.

Interior

Llama la atención la decoración completamente en blanco, la espectacularidad reside en las formas y los relieves del impecable estuco.

Otro punto interesante es la Cripta Real, donde descansan los restos de los reyes de Baviera, Maximiliano I y Maximiliano II.

Así como los restos de otros personajes de la familia Wittelsbach, en total 49 miembros de esta dinastía alemana.

Cómo llegar

Se llega desde Odeonsplatz, por donde pasan las líneas U3, U4, U5 y U6 de metro y los autobuses 100, 153, N40 y N41.

Iglesia de Asam (Asamkirche)

Oculta en Sendlinger Strasse, una de las calles más transitadas de Múnich, la Iglesia de Asam es una pequeña joya del barroco tardío desconocida para muchos.

Historia

Fue construida en 1733 por Egid Quirin Asam y Cosme Damian Asam, dos hermanos arquitectos encargados de diseñar todas las iglesias barrocas de Múnich de la época.

Con este templo privado, construido justo al lado de su residencia personal, los hermanos quisieron honrar la obra de Dios.

Arquitectura

En su estrecha fachada destaca la estatua de San Juan Nepomuceno, santo confesor de Sofía de Baviera.

De hecho ese fue el motivo de su martirio, convirtiéndose en el primer santo martirizado por guardar el secreto de confesión.

Pero lo que más llama la atención de la iglesia es su interior.

Aunque pequeño, cuenta con una decoración barroca basada en coloridos estucos, relieves, estatuas y el uso de la luz como elemento divino.

Cómo llegar

Se llega desde la estación Sendlinger Tor, por donde pasan las líneas U1, U2, U3, U6 y U de metro, 27 y 28 de tranvía y 127 de los autobuses urbanos.

¿Te ha gustado esta guía? Compártela para seguir creciendo!!

Síguenos en

Aún no tienes hotel

Booking.com

Tu vuelo al mejor precio!

Reserva tu coche de alquiler!