Cómo llegar a Ámsterdam

Medios de transporte para llegar a Ámsterdam

Para llegar hasta Ámsterdam desde otros países dispones de varias opciones, dependiendo del lugar de origen puede ser más interesante una alternativa u otra.

Los precios aquí mostrados están actualizados a fecha junio del 2018.

Avión a Ámsterdam:

Si viajas en avión a Ámsterdam llegarás al Aeropuerto de Schiphol, el único de la ciudad.

Ubicado a tan sólo 15 kilómetros del centro, por sus terminales pasan cada año más de 50 millones de personas, siendo el quinto de Europa en volumen de pasajeros.

Puedes reservar tus billetes de avión a Ámsterdam con el buscador de vuelos de Skyscanner, encuentra las mejores ofertas entre cientos de webs de viajes.

Tren

Para llegar desde el Aeropuerto de Shiphol hasta el centro de Ámsterdam lo mejor es el tren, bajo el propio aeropuerto hay una estación de trenes desde donde parten rutas hacia el centro de la ciudad y otros puntos del país.

El billete sólo de ida cuesta 9,50€ y el de ida y vuelta 14,50€.

Es posible comprar los billetes por internet, una opción muy interesante para evitar perder el tiempo con las máquinas expendedoras.

También puedes aprovechar para adquirir el Amsterdam Travel Ticket, un billete de transporte que incluye el traslado en tren o autobús desde el aeropuerto hasta el centro y todo el transporte público GVB.

Estos son los precios oficiales:

  • 1 día: 16€.
  • 2 días: 21€.
  • 3 días: 26€.

Amsterdam Airport Express

Otra opción es viajar en autobús, aunque hay que advertir que son más lentos y caros que el tren, ya que el billete sencillo cuesta 6€.

En cualquier caso, si estás interesado, la línea 397 lleva desde el aeropuerto hasta el centro por el día y la línea N97 por las noches.

Parten desde la plataforma A7, en el vestíbulo 2.

Shuttle Bus

También se puede optar por viajar en los autobuses lanzadera, aunque son más caros, llevan directamente a los diferentes hoteles de la ciudad.

El precio del billete sólo ida son 17€, si contratamos ida y vuelta sale por 28€.

Taxi

Los taxis son el medio de transporte más cómodo, pero también más caro, de moverse por la ciudad. La carrera desde el aeropuerto hasta el centro ronda los 50€.

Reservando por internet puedes conseguir un precio cerrado de 53€ desde el aeropuerto a la ciudad o viceversa, o 100€ si contratas ida y vuelta.

Es una opción muy interesante para ahorrarse las largas colas que hay a la salida del aeropuerto para subir a un taxi, además de evitar estafas en la ruta.

Una alternativa más barata es reservar un taxi compartido, salen mas o menos por la mitad de precio.

La pega es que tienes que reservar con antelación en la página web del aeropuerto y esperar hasta que llegue el resto de pasajeros con los que compartes el taxi.

Una recomendación, subid sólo los taxis estacionados en las paradas oficiales, ya que por los pasillos del aeropuerto puede haber personas ofreciendo el servicio de transporte ilegal con la excusa de que es más barato, pero no lo es.

Traslados

Finalmente existe la alternativa de contratar el servicio de traslado del aeropuerto al hotel, o viceversa.

Los precios empiezan en 55€, también se puede contratar el transporte en furgoneta para un máximo de 8 personas por 70€.

Estación Central de Ámsterdam, el principal nudo de comunicaciones de la ciudad
Estación Central de Ámsterdam, el principal nudo de comunicaciones de la ciudad

Tren y autobús a Ámsterdam:

Hasta Ámsterdam también podemos viajar en tren o autobús desde cualquier punto de Europa, en ambos casos se llega a la estación Amsterdam Centraal, ubicada en pleno centro de la ciudad.

Desde la Estación Central hay conexión con todos los medios de transporte público, tranvía, metro, autobús e incluso ferry.

El tren y el autobús son opciones muy recomendadas para viajar por Holanda y otros países cercanos, como Alemania o Bélgica, pero desde otros destinos más lejanos, como España, es mejor optar por viajar en avión.

La reserva de los trenes se puede hacer a través de Voyages-SNCF, la agencia líder en venta de billetes de tren por Europa. La reserva de los autobuses de larga distancia con Eurolines.

Crucero a Ámsterdam:

Muchos turistas llegan a Ámsterdam en crucero, concretamente aquí atracan los cruceros que recorren los países del norte de Europa.

Los que opten por ésta opción llegarán a la Terminal de Pasajeros de Ámsterdam (TPA), ubicada a orillas del río IJ.

Desde allí podéis conectar con Central Station a través del tranvía número 26 o el autobús 359.

Crucero en el puerto de Ámsterdam
Crucero en el puerto de Ámsterdam

Coche a Ámsterdam:

Otra opción es recorrer los Países Bajos en coche, conducir por las autopistas holandesas es un placer, están perfectamente asfaltadas y señalizadas, y además son gratuitas.

Los límites de velocidad son similares que en España, 120 km/h en autopistas, 100 km/h en carreteras convencionales y 50 km/h en ciudades.

Recientemente se ha aprobado una subida a 130 km/h, pero sólo en algunos tramos señalizados de las autopistas.

Si piensas alquilar un coche para moverte por Holanda, con el buscador de Rentalcars encontrarás los precios más baratos entre cientos de webs de reservas.

Por el contrario conducir por las ciudades es un caos, ya que están más bien pensadas para peatones y ciclistas, el coche siempre es el último con prioridad. Además aparcar es misión imposible.

Si vas en coche mejor déjalo en el hotel o en un parking y vete a recorrer la ciudad andando o en transporte público, tardarás mucho menos y sin complicaciones.

En el caso de elegir la opción del parking público lo mejor es reservar plaza de aparcamiento con antelación, y más si se trata de un parking céntrico, como el ubicado junto a la Estación Central de Trenes.

Los europeos sólo es necesario que porten el carnet de conducir de su país en vigor, pero si viajas en tu propio coche, debes llevar también la carta verde del seguro.

¿Te ha gustado esta guía? Compártela para seguir creciendo!!

Síguenos en

Aún no tienes hotel

Booking.com

Tu vuelo al mejor precio!

Reserva tu coche de alquiler!