Museos Capitolinos

Museos Capitolinos

En el Palacio de los Conservadores (Palazzo dei Conservatori) y el Palacio Nuevo (Palazzo Nuovo), ambos en la Plaza del Campidoglio, unidos por la Galería Lapidaria, se encuentra el museo público más antiguo del mundo.

Su origen se remonta al año 1471, cuando el papa Sixto IV donó a la ciudad una importante colección de esculturas de bronce que conservaba en el Palacio de Letrán. Durante los siglos siguientes, varios papas y coleccionistas privados siguieron haciendo donaciones que engradecerían el patrimonio de estos museos. Especialmente tras la Reunificación de Italia se obtuvieron gran cantidad de piezas, sacadas de excavaciones llevadas a cabo por toda la ciudad.

Palacio de los Conservadores y Palacio Nuevo en la Plaza del Campidoglio, Museos Capitolinos
Museos Capitolinos en la Plaza del Campidoglio. Foto de Diego Albero Román

El horario de apertura de los Museos Capitolinos es, de martes a domingo de 09:00 a 20:00 horas. Permanece cerrado los lunes, el 25 de diciembre, el 1 de enero y el 1 de mayo.

La entrada general a los museos y las exhibiciones son 15€, la reducida son 13€, es válida para ciudadanos europeos entre 6 y 25 años, mayores de 65 años o para los portadores del Roma Pass. El acceso es gratuito para los ciudadanos europeos con discapacidad y un acompañante, para los menores de 6 años y para todos los visitantes durante la Semana de la Cultura y el 21 de abril.

La entrada es por el Palacio de los Conservadores, ubicado en la Plaza del Campidoglio, a la plaza se accede desde las estaciones Argentina o Arenula, de la línea 8 del tranvía o desde la estación Colosseo, de la línea B de metro.

Palacio de los Conservadores

Nada más entrar por el Palacio de los Conservadores, nos encontramos con el Apartamento de los Conservadores, dividido en nueve salas expositivas. Aquí se encuentran las primeras esculturas de bronce que donó el papa Sixto IV, entre ellas la estatua original de la loba Luperca que data del siglo XII. Además al ser la zona más antigua del palacio, las paredes están cubiertas de grandes frescos y tapices que tienen siglos de historia.

La siguiente sección es la del Museo del Palacio de los Conservadores, está formada por 18 salas, incluyendo el jardín y el patio. En éste último se encuentra, cubierta bajo un techo de cristal, la estatua ecuestre de Marco Antonio, es la original de la cual se sacó la copia que se puede ver en el centro de la Plaza del Campidoglio. También hay una sala completamente dedicada al Templo de Júpiter.

La Pinacoteca Capitolina se encuentra en la segunda planta del Palacio de los Conservadores, son nueve salas que contienen la exposición pública de pintura más antigua del mundo. Creada a mediados del siglo XVIII, alberga cuadros de algunos de los artistas con más renombre de los siglos XVI y XVII, como Rubens, Caravaggio o Tiziano.

Al lado contrario, también en la segunda planta, se encuentra la Colección Capitolina de Medallas y el Palacio Clementino Caffarel, en éste último se ubica la Sala de los Frescos, la Colección Santarelli y la Sala del Frontón.

Palacio Nuevo

Al otro lado de la plaza, en el Palacio Nuevo, se ubican ocho salas que albergan principalmente la colección de estatuas antiguas que ya no daban cabida en el Palacio de los Conservadores.

Alguno de los salones más interesantes son, la Sala del Gladiador, donde se expone una de las obras más significativas del museo, Galata Morente, una copia romana en mármol de una escultura griega del siglo III a. C; la Sala de los Filósofos, con bustos de filósofos romanos; la Sala de los Emperadores, con bustos y esculturas de los personajes más importantes de la Antigua Roma; el Gabinete de Venus, prácticamente dedicado en exclusiva a albergar la estatua de la Venus Capitolina; la Sala Egipcia, con una colección de piezas procedentes del Antiguo Egipto; por último la Sala del Fauno, donde destaca la escultura del fauno de mármol rojo extraída de la Villa Adriana y la tabla de bronce que asignó el poder al emperador Vespasiano en el 69 d. C.

En los bajos del Palacio Senatorial también hay una sección de los Museos Capitolinos, conocido como el Tabularium, era la sede del archivo romano. Se usó por primera vez en el 78 a. C, fue descubierto durante las excavaciones para hacer el paso subterráneo entre los edificios del museo. Junto al Tabularium también se encuentran los restos del Templo de Veiove, consagrado a ese dios en el 196 a. C.

Galería Lapidaria

Incluso la Galería Lapidaria, encargada de unir los dos palacios, es un museo en sí misma. Durante su construcción en 1930, se descubrieron restos de viviendas romanas del siglo II d.C. que hoy se pueden ver en éste paso subterráneo. Además alberga una colección de 1.400 inscripciones de mármol de la Antigua Roma.

¿Te ha gustado esta guía? Compártela para seguir creciendo!! 🙂Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin