Gastronomía de Roma

Además de todo lo que hay que ver y hacer, la gastronomía de Roma es otro de los grandes atractivos de la ciudad.

Forno de pietra (horno de piedra) para elaborar pizzas italianas
Forno de pietra (horno de piedra) para elaborar pizzas italianas

Famosa en el mundo entero, los más conocidos son los platos de pasta y pizza que en la capital de Italia se preparan de mil formas distintas.

Antipasti o entrantes

Para empezar están los entrantes, en italiano antipasti.

Algunos ejemplos de estos platos ideales para abrir boca son:

  • Bruschetta, rebanada de pan con aceite y ajo a la que se le pueden añadir diversos ingredientes, como tomate o queso.
  • Crostinis, son lo mismo que las bruschettas pero más pequeños.
  • Panini, son los sándwich italianos.
  • Fiori di zucca, buñuelos de calabaza fritos.
  • Suppli, croquetas de arroz rellenas de queso mozzarella.
  • Platos de embutidos (affettati misti), incluyen mortadela, prosciutto (jamón), salchichón (salami) y cecina (bresaole).
  • Carpaccio, finísimas láminas de carne o pescado crudo, aliñado con aceite y especias.
  • Fritos a la romana, diversos ingredientes rebozados y fritos.
  • Ensalada caprese, hecha de mozzarella, tomate y albahaca, imitando los colores de la bandera italiana.
Dos variedades de pasta italiana
Dos variedades de pasta italiana

Pastas y pizzas

Entre los primeros platos tenemos las pastas, con una lista casi infinita de recetas:

  • Carbonara, huevo, queso y beicon.
  • Alla amatriciana, tomate, queso y panceta
  • A la rabiatta, con tomate y un toque picante.
  • Ragú, tomate y carne picada.
  • A la puttanesca, tomate, anchoas y aceitunas negras.
  • Funghi porcini, con setas.
  • Alle vongole, con almejas.
  • Quattro formaggi, a los cuatro quesos.
  • Al pesto, con albahaca y piñones.

También hay gran variedad de pizzas, en Roma elaboradas con masa fina y crujiente.

El queso mozarella fresco y el tomate son los ingredientes bases, a partir de ahí puedes encontrar las más variadas combinaciones.

Puede ser margarita, carbonara, marinera, diavola, cuatro quesos, cuatro estaciones, al pesto, de peperonni, de prosciutto, capricciosa o frutti di mare.

O incluso hay pizza blanca, una variedad única de Roma que no lleva tomate pero sí mucho queso y especias.

Si te apetece, puedes apuntarte a un taller de pasta o un taller de pizza y aprender a elaborar estas delicias como un profesional.

Risotto a la vongole, uno de las tantas variedades de arroz en Italia
Risotto a la vongole, uno de las tantas variedades de arroz en Italia

Arroces y sopas

Como primeros platos también están los arroces, el risotto italiano es de textura cremosa y se prepara con multitud de ingredientes.

Otra opción son los gnocchis, mucha gente piensa que es pasta, pero realmente están elaborados con patatas.

Finalmente están las sopas o minestre y las legumbres, como las lentejas (lenticchie), alubias (fagioli) y garbanzos (ceci).

Plato principal

Llegamos al plato principal, aquí están englobadas principalmente las preparaciones con carne o pescado.

  • Saltimbocca, elaborada con ternera, jamón y salvia.
  • Abbacchio, cordero asado.
  • Porchetta, cochinillo asado.
  • Trippa alla romana, callos y tripas preparados con tomate.
  • Pescado a la romana, normalmente merluza rebozada y frita.

Bebidas

Para acompañar los mejores platos de la gastronomía de Roma nada mejor que los vinos italianos, entre los más famosos está el lambrusco, dolcetto y chianti.

También están los licores, incluyendo amaretto, limoncello, sambuca, campari o grappa.

Los cafés italianos son conocidos en el mundo entero, algunos de los más consumidos son: capuccino, expresso o machiatto.

Postres y dulces

Como dulce final hay también muchas opciones, empezando por los deliciosos y cremosos helados italianos (gelato).

Grandes protagonistas de las tardes de verano, mejor si son artesanales y de elaboración propia.

Incluso mejor, puedes apuntarte a un taller de helado y elaborarlo tu mismo con los ingredientes que elijas.

También hay tiramisú, maritozzi romanos, pastiera de queso ricota, pannacota, cannoli, sfogliatelle o frittelle.

Gelato italiano, una de las más dulces delicias de la gastronomía de Roma
Gelato italiano, una de las más dulces delicias de la gastronomía de Roma

Dónde comer en Roma

Para comer barato y con calidad en Roma los mejores sitios son las pizzerías, osterias y trattorias.

El precio en estos sitios ronda entre 15 y 30€ por persona, incluyendo la bebida.

Rosticerias, pizza al taglio y tavola calda son lugares de comida para llevar, por lo que suelen ser más asequibles.

En general, donde más barato se come es alejándose de los lugares turísticos, una buena opción son los barrios Trastévere o Termini.

Otra alternativa para descubrir la gastronomía de Roma es visitar un mercado tradicional, viendo y probando las delicias locales.

Los más caros son los restaurantes o las experiencias gastronómicas, como los cruceros al atardecer con cena.

¿Te ha gustado esta guía? Compártela para seguir creciendo!!

Síguenos en

Aún no tienes hotel

Booking.com

Tu vuelo al mejor precio!

Reserva tu coche de alquiler!