Basílica de San Pedro

Basílica de San Pedro

Sobre una antigua necrópolis del siglo I, donde descansan los restos de San Pedro, primer papa de la Iglesia Católica, se alza la Basílica de San Pedro, hogar de la Santa Sede y el lugar de peregrinación más importante del catolicismo.

Basílica de San Pedro al final de la Via della Conciliazione
Basílica de San Pedro al final de la Via della Conciliazione

Después de pasar la Plaza de San Pedro llegamos al santuario más importante para los católicos, nada más entrar impresiona su enorme tamaño, son 193 metros de longitud y 44,5 de altura. En total ocupa una superficie de 2,3 hectáreas, lo que la convierte en la mayor iglesia cristiana del mundo.

La construcción comenzó el 18 de abril de 1506, por orden del papa Julio II. El encargo se le hizo originalmente al arquitecto Donato d’Angelo Bramante, aunque al ser un proyecto tan colosal las obras se extendieron durante más de siglo y medio, para agrandarlo y embellecerlo contaron con los artistas más prestigiosos de cada época. Miguel Ángel Buonarroti siguió el proyecto tras la muerte de Bramante, Carlos Maderno fue el encargado de finalizar la obra en 1626.

Fachada de la Basílica de San Pedro en el Vaticano
Fachada de la Basílica de San Pedro en el Vaticano

La decoración interior es magnífica, todo gira en torno a la enorme cúpula de 136 metros de altura, siendo la más alta del mundo. Es posible subir desde el interior a la cúpula, es un duro ascenso por una estrecha escalera, pero la recompensa obtenida es una de las mejores vistas panorámicas del Vaticano y en general del casco histórico de Roma.

En la Basílica de San Pedro hay un total de 45 altares y 11 capillas, decoradas con algunas de las mejores obras de arte de todos los tiempos. Bernini se encargó de la decoración del ábside, el baldaquino hecho de cobre macizo, los pilares de la cúpula y la decoración de la Capilla del Santísimo Sacramento, además de varios mausoleos y esculturas que decoran la basílica.

Interior de la Basílica de San Pedro en el Vaticano
Interior de la Basílica de San Pedro en el Vaticano

Seguramente una de las obras de arte más conocidas de la Basílica de San Pedro sea «La Piedad» de Miguel Ángel, escultura que se puede ver en la primera capilla de la derecha. También hay que destacar la estatua de bronce de San Pedro, ubicada en la parte derecha de la nave central; el relieve «La Expulsión de Atila»; hecho por Alessandro Algardi, una obra maestra del barroco; la Cátedra de San Pedro, donada por Carlos el Calvo en el siglo IX, está rodeada de un diseño barroco de Bernini; el monumento funerario del papa Clemente XIII, esculpido por Antonio Canova; el monumento funerario de Pablo III, hecho por Guglielmo della Porta; el monumento funerario de Urbano VIII, esculpido por Bernini y así un largo etc.

La Piedad de Miguel Ángel en la Basílica de San Pedro
La Piedad de Miguel Ángel en la Basílica de San Pedro

El horario de la Basílica de San Pedro es el siguiente, de octubre a marzo de 07:00 a 18:30 horas y de abril a septiembre de 07:00 a 19:00 horas. El horario de subida a la cúpula es, de octubre a marzo de 08:00 a 17:00 y de abril a septiembre de 08:00 a 18:00 horas.

La entrada a la Basílica de San Pedro es gratuita. El acceso a la cúpula a pie, subiendo los 550 escalones, son 5€, si cogemos un tramo de ascensor y subimos los últimos 320 escalones a pie, son 7€.

Vista nocturna de la Basílica de San Pedro
Vista nocturna de la Basílica de San Pedro

Algunas recomendaciones, hay que tener mucho cuidado con la forma de vestir, están prohibidas las faldas o pantalones cortos o ir con los hombros descubiertos. A la entrada a la basílica se forman largas colas para pasar por los controles de seguridad, para evitarlas lo recomendable es ir a primera hora de la mañana, a mediodía, coincidiendo con la hora de comer o a última hora de la tarde.

Con respecto a la subida a la cúpula, aunque es una de las mayores atracciones, no está recomendado el acceso para personas claustrofóbicas o con dificultades motrices, ya que el último tramo de la escalera de caracol es realmente estrecho y agobiante.

¿Te ha gustado esta guía? Compártela para seguir creciendo!!

Síguenos en

Aún no tienes hotel

Booking.com

Tu vuelo al mejor precio!

Reserva tu coche de alquiler!