Cerca de Roma

Además de todos los monumentos y museos, cerca de Roma también hay algunas visitas imprescindibles.

Villa del Este en Tívoli, una visita imprescindible cerca de Roma
Villa del Este en Tívoli, una visita imprescindible cerca de Roma

En un radio de 50 kilómetros alrededor de Roma, puedes encontrar antiguas villas y ruinas romanas, palacios y espacios naturales.

Villa del Este

Ubicada en Tívoli, a unos 30 kilómetros de Roma, la Villa del Este ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad.

Se construyó en el siglo XVI por encargo del cardenal Hipólito II de Este, basándose en el diseño de la cercana Villa Adriana.

Los mejores artistas de la época trabajaron en la decoración, incluyendo a Bernini, Livio AgrestiFederico Zuccari o Alberti Duranti.

Fuente de Neptuno y Fuente del Órgano en la Villa del Este
Fuente de Neptuno y Fuente del Órgano en la Villa del Este

Suelos, paredes y techos están decorados con frescos y mosaicos, pero aún así, al pasar por los ventanales la vista se va a los jardines.

Están vertebrados alrededor de un eje central, además se distribuyen en diferentes niveles o terrazas.

Más de 500 fuentes, saltos y chorros de agua refrescan el ambiente, entre los principales puntos de interés están:

  • Las Cien Fuentes, 100 fuentes flanqueando el paseo central.
  • Fuente Oval, simboliza los Montes Tiburtinos, de los cuales descienden los ríos: Aniene, Erculáneo y Albuneo.
  • Gruta de Diana, decorada con estatuas como la de Diana Cazadora.
  • Fuente de Neptuno, realizada originalmente por Bernini.
  • Fuente del Órgano, cuenta con órgano hidráulico que genera melodías.

El horario de la Villa de Este es: desde las 08:30 horas hasta una hora antes de la puesta de sol.

La entrada general cuesta 12€ y la reducida 2€, válida para ciudadanos europeos entre 18 y 25 años.

El acceso es gratuito para menores de 18 años y las personas con discapacidad y un acompañante.

Fuente Oval, una de las más espectaculares de la Villa del Este
Fuente Oval, una de las más espectaculares de la Villa del Este

Hasta la Villa del Este se puede llegar en coche, por la autopista A24.

Otra opción son los autobuses Cotral Roma-Tivoli, partiendo desde la estación Ponte Mammolo.

Menos recomendado es viajar tren, con la línea que va en dirección Pescara.

Por último, tienes una la opción de contratar una visita guiada con transporte desde Roma, incluyendo la Villa Adriana.

Villa Adriana

También situada en Tívoli, la Villa Adriana es uno de los complejos arqueológicos más famosos de la Antigua Roma.

Fue creada en el siglo II como lugar de retiro del emperador Adriano, harto de vivir en el Monte Palatino.

En su período de mayor esplendor llegó a ocupar 80 hectáreas, actualmente es Patrimonio de la Humanidad.

Villa Adriana es uno de los complejos arqueológicos más famosos de la Antigua Roma.
Villa Adriana, uno de los complejos arqueológicos más famosos de la Antigua Roma.

En el siglo XVI Hipólito de Este la utilizó como cantera de mármol, para construir su fastuosa Villa del Este a imagen y semejanza.

La Villa Adriana es más bien una pequeña ciudad romana, hay templos, teatros, palacios, termas y jardines, entre ellos destacan:

  • Canopus, inspirado en un santuario egipcio, las columnas y estatuas son de estilo griego.
  • Serapeum, espectacular cúpula ubicada frente a una larga piscina.
  • Teatro Marítimo, pórtico circular sujeto por columnas rodeando un estanque con una isla en medio.
  • Termas, divididas entre las Termas Grandes y las Termas Pequeñas.
Serapeum en la Villa Adriana
Serapeum en la Villa Adriana

El horario de la Villa Adriana es: todos los días desde las 9 de la mañana hasta una hora antes de la puesta de sol.

La entrada general cuesta 10€ y la reducida 2€, válida para ciudadanos europeos entre 18 y 25 años.

Los medios de transporte para llegar a la Villa Adriana son los mismos que para la Villa del Este, la visita guiada es conjunta.

Ostia Antica

Ubicada a 30 kilómetros al oeste de Roma, Ostia Antica fue un importante puerto marítimo entre los siglos VII a. C. y IX d. C.

Fue Anco Marcio quién fundó la ciudad en el 620 a. C., para proteger Roma de las invasiones desde la desembocadura del río Tíber.

Con el tiempo fue creciendo en importancia, convirtiéndose en el principal puerto comercial de Roma.

Tras la caída del Imperio Romano comenzó el declive, agravado por ataques piratas y epidemias que diezmaron la población.

Ostia Antica, puerto marítimo de la Antigua Roma
Ostia Antica, puerto marítimo de la Antigua Roma

Finalmente Ostia Antica fue abandonada, hasta principios del siglo XIX cuando el papa Pío VII ordenó llevar a cabo excavaciones arqueológicas.

Aunque sólo se han desenterrado dos tercios de la ciudad, podemos hacernos una idea de cómo era la vida en la Antigua Roma.

Entre las ruinas puedes encontrar:

  • Decumanus Maximus, eje principal de la ciudad.
  • Teatro, aún hoy con capacidad para 2.700 personas.
  • Foro de las Corporaciones, enorme plaza con un pavimento de mosaico perfectamente conservado.
  • Termas de Neptuno, también con interesantes mosaicos de temas marinos.
Ruinas arqueológicas de Ostia Antica
Ruinas arqueológicas de Ostia Antica

El horario de Ostia Antica es: de martes a domingo, desde las 08:30 horas hasta las 17:00 horas en invierno y las 19:00 horas en verano.

La entrada general cuesta 12€ y la reducida 2€, válida para los europeos ciudadanos europeos entre 18 y 25 años.

Es gratis para los menores de 18 años y las personas con discapacidad y un acompañante.

Desde Roma se llega con el tren Roma-Lido desde la estación Piramide hasta la parada Ostia Antica.

También se puede llegar en coche, siguiendo la carretera SP8, o con una visita guiada con transporte desde Roma.

Lago Bracciano

Oasis de tranquilidad a 30 kilómetros al noroeste de Roma, muy frecuentado para practicar deportes y escapadas de turismo rural.

El lago es de origen volcánico, con sus 32 kilómetros de perímetro, es el segundo más grande de la región de Lacio.

Gracias a que surte de agua potable a Roma, es uno de los lagos más puros de Italia.

Bracciano a orillas del lago del mismo nombre
Bracciano a orillas del lago del mismo nombre

Aparte de disfrutar de las actividades deportivas y turísticas en el Lago Bracciano, es muy interesante recorrer las ciudades de alrededor:

  • Anguillara, acoge mansiones medievales y renacentistas construidas por familias adineradas como residencia de verano.
  • Bracciano, su principal atracción es el Castillo Orsini-Odescalchi, fortaleza medieval utilizada para reunirse la clase alta romana.
  • Trevignano Romano, cuenta con un castillo de principios del siglo XIII construido por el papa Inocencio III.

En los meses de verano es posible hacer un recorrido en barco por las tres ciudades, tiene un precio de 7€.

Desde Roma se llega al Bracciano por carreteras secundarias, pero no se tarda más de una hora.

Otra opción es viajar en tren, con la línea FR3 hasta la parada Bracciano.

Castelli Romani

Parque natural ubicado en las Colinas Albanas, englobando el Lago Albano y el Lago Nemi.

El Lago Albano, también conocido como Lago Castelgandolfo, mide 10 kilómetros de circunferencia.

Aunque no es muy grande, sí que es muy profundo, llegando hasta los 170 metros.

En las orillas del Lago Nemi se han encontrado valiosos restos arqueológicos, incluyendo la Vía Sacra, el Templo de Diana o la Villa de César.

En las profundidades se hallaron dos embarcaciones de recreo pertenecientes a Calígula, pero se perdieron durante la II Guerra Mundial.

Palacio en lo alto de las Colinas Albanas de Castelli Romani
Palacio en lo alto de las Colinas Albanas de Castelli Romani

Entre las ciudades la más famosa es sin duda Castelgandolfo, por encontrarse allí la residencia de verano del papa.

El edificio data del siglo XVII, fue construido por Urbano VIII; más tarde, durante el papado de Pío XI, se añadió el Palacio Papal.

También llama la atención la Iglesia de Santo Tomás de Villanueva, diseñada por Bernini.

Recientemente se ha permitido el acceso al Jardín Barberini, en las Villas Pontificias de Castelgandolfo.

Es la primer oportunidad de entrar a la residencia de verano oficial del papa, aunque únicamente a los exteriores y con visita guiada.

La otra ciudad más visitada es Frascati, aquí se encuentra la Villa Aldobrandini construida en el siglo XVII.

Aunque sobre todo es muy frecuentada por los romanos, por su buen vino blanco y su exquisita cocina.

No te pierdas tampoco los restos arqueológicos de la zona, incluyendo: Teatro de Tuscol, Villa de Tiberio y Templo de Giunone.

Para llegar a Castelli Romani desde Roma se pueden utilizar los trenes de la línea Roma-Albano, desde la estación Termini.

Otra opción son los autobuses de la empresa Cotral que parten desde la estación Anagnina, por donde pasa la línea A de metro.

Finalmente, tienes la opción de apuntarte a un tour con transporte desde Roma.

¿Te ha gustado esta guía? Compártela para seguir creciendo!!

Síguenos en

Aún no tienes hotel

Booking.com

Tu vuelo al mejor precio!

Reserva tu coche de alquiler!