Vaticano

En pleno corazón de Roma se encuentra la Ciudad del Vaticano, un Estado soberano considerado el país más pequeño del mundo.

Ciudad del Vaticano en el corazón de Roma
Ciudad del Vaticano en el corazón de Roma

Su superficie no llega al medio kilómetro cuadrado, pero guarda una importante concentración de arte que le ha convertido en Patrimonio de la Humanidad.

A continuación descubrimos la Plaza de San Pedro, la Basílica de San Pedro y la Necrópolis Vaticana, en el siguiente enlace tienes la guía de los Museos Vaticanos.

Si quieres ahorrar dinero en tu visita, interesa adquirir la tarjeta OMNIA Vatican.

Plaza de San Pedro

Desde el Castillo de Sant’Angelo, siguiendo la Via della Conciliazione, se llega directamente a la Plaza de San Pedro.

Ideada íntegramente por Bernini a mediados del siglo XVII, está considerada la puerta de entrada a la Ciudad del Vaticano.

Fuente en la Plaza de San Pedro
Fuente en la Plaza de San Pedro

Su tamaño y diseño son espectaculares, mide 320 metros de largo por 240 de ancho.

En el centro se ensancha mediante dos zonas con forma semicircular, decoradas con 284 columnas dóricas de 16 metros de altura y rematadas con 140 estatuas de santos.

El centro de la Plaza de San Pedro está coronado por un obelisco de 41 metros de altura, contando la base y la cruz.

Originalmente perteneció al Foro Julio, en Alejandría, fue trasladado a Roma en el año 37 para colocarse en el Circo Romano.

A su posición actual llegó en 1586, en memoria del martirio de San Pedro en el Circo de Nerón.

Es el único obelisco de Roma que siempre ha estado en pie.

Está flanqueado por dos fuentes, la más antigua diseñada por Maderno en 1614 y al otro lado una diseñada por Bernini en 1675.

La Plaza de San Pedro es el punto de encuentro de los católicos que peregrinan al Vaticano, desde aquí pueden ver y oír algunas de las misas más importantes que pronuncia el papa.

También desde aquí se espera cada cambio de papa, miles de cristianos se agolpan esperando ver salir fumata blanca de la chimenea que hay sobre la Capilla Sixtina.

Atardecer en la Plaza de San Pedro
Atardecer en la Plaza de San Pedro

Para llegar hasta la Plaza de San Pedro la parada más cercana es Risorgimento/S. Pietro, por donde pasa la línea 19 de tranvía.

Un poco más alejada está la parada Ottaviano, de la línea A de metro.

Otra opción es descubrir todos sus secretos con un tour GRATIS por los alrededores del Vaticano.

Basílica de San Pedro

Se alza sobre una necrópolis del siglo I donde descansan los restos de San Pedro, primer papa de la Iglesia Católica.

Hoy la Basílica de San Pedro es el hogar de la Santa Sede y el lugar de peregrinación más importante del catolicismo.

Tras la Plaza de San Pedro está la mayor iglesia cristiana del mundo, mide 193 metros de longitud y 44,5 de altura.

Fachada principal de la Basílica de San Pedro
Fachada principal de la Basílica de San Pedro

Historia

La construcción comenzó el 18 de abril de 1506, por orden del papa Julio II.

El encargo se le hizo a Donato d’Angelo Bramante, aunque al ser un proyecto tan colosal las obras se extendieron durante más de siglo y medio.

Miguel Ángel Buonarroti siguió el proyecto tras la muerte de Bramante, Carlos Maderno finalizó la obra en 1626.

Cúpula de San Pedro

La decoración interior es magnífica, todo gira en torno a la enorme cúpula de 136 metros de altura, la más alta del mundo.

Es posible subir al punto más alto, aunque es un duro ascenso a través de una estrecha escalera.

Pero el esfuerzo merece la pena, desde allí se obtiene una de las mejores vistas del Vaticano y el casco histórico de Roma.

Aunque es una de las mayores atracciones, no está recomendado para personas claustrofóbicas o con dificultades motrices, ya que el último tramo de la escalera de caracol es realmente estrecho y agobiante.

El acceso a la cúpula a pie, subiendo los 550 escalones, son 8€.

Si optamos por subir un tramo en ascensor y los últimos 320 escalones a pie, son 10€.

Vistas de Roma desde la cúpula de la Basílica de San Pedro
Vistas de Roma desde la cúpula de la Basílica de San Pedro

Obras de arte

En la Basílica de San Pedro hay un total de 45 altares y 11 capillas, decoradas con algunas de las mejores obras de arte de todos los tiempos.

Bernini se encargó de la decoración del ábside, el baldaquino de cobre macizo, los pilares de la cúpula y la Capilla del Santísimo Sacramento.

Aunque sin duda la obra más conocida es «La Piedad» de Miguel Ángel, se puede ver en la primera capilla de la derecha.

«La Piedad» de Miguel Ángel en la Basílica de San Pedro
«La Piedad» de Miguel Ángel en la Basílica de San Pedro

También hay que destacar:

  • Estatua de bronce de San Pedro, ubicada en la parte derecha de la nave central.
  • Relieve «La Expulsión de Atila», hecho por Alessandro Algardi, es una obra maestra del barroco.
  • Cátedra de San Pedro, donada por Carlos el Calvo en el siglo IX, está rodeada de un diseño barroco de Bernini.
  • Monumento funerario del papa Clemente XIII, esculpido por Antonio Canova.
  • Monumento funerario de Urbano VIII, esculpido por Bernini.

Horario

El horario de la Basílica de San Pedro es: de octubre a marzo de 07:00 a 18:30 horas y de abril a septiembre de 07:00 a 19:00 horas.

El horario de subida a la cúpula es: de octubre a marzo de 08:00 a 17:00 y de abril a septiembre de 08:00 a 18:00 horas.

Entrada

La entrada a la Basílica de San Pedro es gratuita.

Recomendaciones para la visita

Hay que tener mucho cuidado con la forma de vestir en el Vaticano, están prohibidas las faldas o pantalones cortos o ir con los hombros descubiertos.

En la entrada se forman largas colas para pasar por los controles de seguridad, para evitarlas es recomendable ir a primera hora de la mañana, a mediodía, coincidiendo con la hora de comer o a última hora de la tarde.

Necrópolis Vaticana

La necrópolis y las grutas son otra visita imprescindible del Vaticano, abarcan una amplia zona bajo la nave central de la Basílica de San Pedro.

El primer nivel está ocupado por las Grutas Vaticanas, donde se encuentran enterrados varios papas y reyes de Roma.

Entre todas destaca la tumba de San Pedro, considerado el primer papa de la Iglesia Católica.

La Necrópolis Vaticana del siglo II está un nivel más abajo, es la zona de la Antigua Roma donde originalmente fue enterrado San Pedro y donde se ubicó la primitiva basílica construida sobre su tumba.

Ciudad de Vaticano al caer la tarde
Ciudad de Vaticano al caer la tarde

Información

La entrada a las Grutas Vaticanas es gratuita.

El horario de visitas es: en invierno de 09:00 a 17:00 horas y en verano de 09:00 a 18:00 horas.

La entrada a la Necrópolis Vaticana está más restringida, sólo pueden acceder 250 personas al día por lo que hay que reservar con bastante antelación.

El precio de la entrada son 13€.

Para reservar la visita hay que enviar un email a la dirección de correo electrónico scavi@fsp.va o un fax al número +39 06 69873017.

Se deben indicar los datos del visitante, la fecha en que desea hacer la visita y el idioma escogido.

Según el número de solicitantes de cada idioma, se asignará un día y una hora que se le enviará en un email o fax de respuesta, indicando además la forma de pago.

Interior de la Basílica de San Pedro
Interior de la Basílica de San Pedro

El día de la visita hay que presentarse en la Oficina de Excavaciones 10 minutos antes del horario establecido, en éste momento hay que enseñarle a la Guardia Suiza el recibo del pago de la entrada.

Está prohibido entrar con objetos voluminosos o cámaras fotográficas, estos artículos hay que dejarlos en un depósito gratuito.

Si no quieres complicarte, lo mejor es que contrates una visita guiada por la Basílica de San Pedro, incluyendo la Necrópolis Vaticana.

¿Te ha gustado esta guía? Compártela para seguir creciendo!!

Síguenos en

Aún no tienes hotel

Booking.com

Tu vuelo al mejor precio!

Reserva tu coche de alquiler!