Lugares míticos de La Habana

Lugares míticos de La Habana

Una visita a La Habana no estaría completa sin descubrir tres de sus lugares más emblemáticos, hablamos del Malecón Habanero, el Cristo de La Habana y el Cementerio de Colón.

Malecón de La Habana, uno de los lugares más frecuentados por cubanos y turistas
Malecón de La Habana, uno de los lugares más frecuentados por cubanos y turistas

Malecón Habanero

El Malecón se extiende por más de 8 kilómetros a lo largo de la costa habanera, uniendo el barrio Centro Habana con el Vedado.

Es el corazón de la vida social de la capital, cada tarde son cientos los cubanos que se acercan al paseo marítimo para disfrutar del atardecer y del frescor de la noche junto al mar Caribe, una experiencia imprescindible si visitas La Habana.

Su construcción comenzó en 1901 y se alargó durante más de 50 años, abarca desde la desembocadura del río Almendares, donde se encuentra el Torreón de la Chorrera, hasta el Castillo San Salvador de la Punta, en la entrada de la bahía.

Torreón de la Chorrera, punto de inicio del Malecón de La Habana
Torreón de la Chorrera, punto de inicio del Malecón de La Habana

Lo más conocido del Malecón Habanero es su inigualable muro de piedra, allí se reúnen los cubanos para disfrutar del mar, beber, bailar, pescar y reunirse con los amigos.

Junto al muro de piedra discurre una anchísima avenida de seis carriles, es una de las principales arterias de la ciudad. A lo largo de la avenida se pueden ver los monumentos al Generalísimo Máximo Gómez, a Antonio Maceo y a Calixto García, así como algunos de los edificios más emblemáticos de La Habana.

Grupo de pescadores en el Malecón de La Habana
Grupo de pescadores en el Malecón de La Habana

Entre los edificios más importantes está el Hotel Nacional de Cuba, uno de los hoteles más famosos del mundo. El Gobierno de Cuba lo ha reconocido como Monumento Nacional y la UNESCO como Memoria del Mundo.

Precisamente frente al Hotel Nacional de Cuba se encuentra otra de las atracciones del Malecón de La Habana, una cascada artificial que desciende desde los jardines del hotel, formando una pequeña piscina donde es fácil ver a los niños refrescándose durante los calurosos días de verano.

Cristo de La Habana

Ubicado en la entrada de la Bahía de La Habana, en el barrio Casablanca, muy cerca de la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, el Cristo de La Habana es una de las esculturas más grandes del mundo que representan al Sagrado Corazón de Jesús.

La estatua la creó en Italia la escultora cubana Jilma Madera, fue transportada en 67 trozos hasta La Habana, donde fue ensamblada e inaugurada el 24 de diciembre de 1958.

Cristo de La Habana, una de las esculturas del Sagrado Corazón más grandes del mundo
Cristo de La Habana, una de las esculturas del Sagrado Corazón más grandes del mundo

Cuando triunfó la Revolución, tan sólo 15 años después se construyó una base militar en los terrenos que rodean la escultura, por ese motivo quedó vedada al público hasta 1996, cuando se permitió la libertad religiosa y el libre acceso al recinto.

Se trata de una estatua de 20 metros de altura hecha totalmente en mármol de Carrara, llega hasta las 320 toneladas de peso. En ella está representado Cristo bendiciendo la ciudad, con una mano en el pecho y la otra en alto. Además de ver la escultura, se recomienda la visita para disfrutar de las vistas de la ciudad desde el otro lado de la bahía.

Cristo de La Habana junto al Instituto Nacional de Meteorología de Cuba
Cristo de La Habana junto al Instituto Nacional de Meteorología de Cuba

En los alrededores se encuentra el Instituto Nacional de Meteorología y la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, desde allí se puede acceder también al Castillo de los Tres Reyes del Morro, puedes dedicar un día a recorrer los lugares más emblemáticos al otro lado de la Bahía de La Habana.

El acceso es libre y gratuito.

Hasta el Cristo de La Habana se puede llegar en taxi, a través del Túnel de La Habana, o cruzando la bahía con la Lanchita de Casablanca, deja en un muelle muy cerca de la estatua.

Cementerio de Colón

Aunque para muchos puede resultar una visita un tanto tétrica, la realidad es que el Cementerio de Colón, situado en el barrio del Vedado, es una fuente inagotable de joyas de la escultura funeraria. Es tanta su importancia artística, que el gobierno cubano lo ha declarado Monumento Nacional.

Entrada principal al Cementerio de Colón en La Habana
Entrada principal al Cementerio de Colón en La Habana

Con sus 57 hectáreas de extensión, es el cementerio más grande de Cuba. En sus más de 55.000 tumbas, están enterradas más de dos millones de personas.

Desde la entrada principal ya se puede ver la magnitud del recinto. Coronando el gran arco central que da acceso al camposanto se encuentra un magnífico conjunto escultórico hecho de mármol de Carrara, representa la caridad, la fe y la esperanza, se alza hasta los 15 metros de altura.

Capilla Central del Cementerio de Colón en La Habana
Capilla Central del Cementerio de Colón en La Habana

Ya en el interior destaca la tumba de La Milagrosa, una señora de la alta sociedad cubana llamada Amelia Goyri de la Hoz. Ella y su bebé murieron durante el parto, por lo que fueron enterrados juntos.

Muchos años después se abrió el féretro y se descubrió que los cuerpos de ambos había permanecido incorruptos, desde entonces las madres, y las que quieren serlo, van a rezarle a su tumba.

Tumba de La Milagrosa, la más famosa del Cementerio de La Habana
Tumba de La Milagrosa, la más famosa del Cementerio de La Habana

Otros de los puntos más llamativos del Cementerio de Colón pueden ser:

Mausoleo de los Bomberos, su imponente silueta se alza hasta los 10 metros de altura.

Bóveda del Dominó, única tumba del mundo que incorpora una pieza de éste juego de mesa tan típico cubano.

Tumba del Generalísimo Máximo Gómez, uno de los más destacados dirigentes en las guerras de independencia contra la Corona Española.

Capilla Central, ubicada en el centro de la cruz que forman las calles del Cementerio de Colón, es el lugar donde se celebra misa por los difuntos.

Mausoleo de los Bomberos y Mausoleo de Catalina Laza en el Cementerio de Colón
Mausoleo de los Bomberos y Mausoleo de Catalina Laza en el Cementerio de Colón

Capilla de Constantí Ribalaigua, inventor del famoso cóctel Daiquirí.

Tumba de la Fidelidad, aquí descansa la estadounidense Jeannette Ford Ryder y su fiel perro Rinti.

Mausoleo de Catalina Laza, la primera cubana divorciada.

Tumba Egipcia, lugar de enterramiento de José F. Matta, destacado arquitecto enamorado del estilo egipcio.

El acceso al Cementerio de Colón es gratis para los cubanos, los extranjeros tienen que abonar 5 CUC.

¿Te ha gustado esta guía? Compártela para seguir creciendo!!

Síguenos en

Aún no tienes hotel

Booking.com

Tu vuelo al mejor precio!

Reserva tu coche de alquiler!