Guía de Belmonte

Ubicado en el corazón de la provincia de Cuenca, Belmonte fue declarado pueblo más bonito de Castilla La Mancha en 2016.

Belmonte a los pies de su famoso castillo medieval
Belmonte a los pies de su famoso castillo medieval

No es de extrañar con el valioso patrimonio que atesora la villa, catalogada como Conjunto Histórico Artístico.

Ahorra tiempo y dinero reservando ya tu hotel en Belmonte con Booking, también hay hostales, casas rurales y apartamentos.

Si cambias de idea no te preocupes, puedes cancelar gratis en la mayoría de habitaciones.

Qué ver en Belmonte

Antes de descubrir uno a uno los principales sitios de interés, aquí tienes una vídeo-guía con todo lo que hay que ver en Belmonte.

Pero si lo prefieres, puedes apuntarte a una ruta por lo mejor de La Mancha o un tour de Don Quijote.

Si te gustó el vídeo, regálanos un Me Gusta, suscríbete a nuestro canal de Youtube y compártelo con tus amigos.

Castillo de Belmonte

Se alza sobre el Cerro de San Cristóbal, ofreciendo las mejores vistas de la villa extendiéndose a sus pies.

Es uno de los castillos mejor conservados de Cuenca, no en vano es Bien de Interés Cultural desde 1931.

Historia

Fue construido en la segunda mitad del siglo XV por el primer marqués de Villena, Don Juan Pacheco.

Del diseño se hizo cargo el arquitecto Hanequín de Bruselas, pero fue terminado por Juan Guas.

De hecho, guarda gran similitud con otras obras suyas, como el Castillo de Manzanares el Real y el de Mombeltrán.

En el siglo XIX pasó como herencia a la emperatriz Eugenia de Montijo, quien encargó su reconstrucción a Alejandro Sureda.

Tras la caída del Imperio francés fue monasterio dominico, cárcel y academia de rurales.

Actualmente es propiedad de la Casa Ducal de Peñaranda.

Desde el 2010 se permite la visita del público, después de un largo proceso de reconstrucción que le ha devuelto su antiguo esplendor.

Castillo de Belmonte, principal monumento de la localidad
Castillo de Belmonte, principal monumento de la localidad

Características

En cuanto a la arquitectura, lo que más llama la atención del Castillo de Belmonte es su distribución.

Cuenta con planta en forma de estrella de seis puntas, un diseño nunca visto en toda Europa.

El conjunto se distribuye alrededor de un patio de armas con forma de triángulo equilátero.

Dos de sus lados son cuerpos de ladrillo de estilo neogótico, el tercero se cierra con la Torre del Homenaje.

Seis torres cilíndricas de 22 metros de altura se ubican en cada esquina, formando un polígono de nueve lados.

A su alrededor hay una barrera de artillería con 100 bocas de fuego, cuenta con tres puertas y tres baluartes.

Estructura del Castillo de Belmonte
Estructura del Castillo de Belmonte

Interior

El interior se ha rehabilitado como museo, ofreciendo un auténtico viaje al pasado a través de sus principales estancias.

Sobre todo llaman la atención sus techumbres, en especial el artesonado mudéjar de la Sala de Embajadores.

En esa misma habitación hay un bestiario medieval atribuido a Juan Guas, cuenta con un total de 59 figuras.

Trebuchet Park

Tras la visita al interior del castillo se puede acceder al Trebuchet Park, el mayor parque histórico de máquinas de asedio del mundo.

Cuenta con 40 máquinas de asedio a escala real, divididas entre el mundo cristiano, musulmán, oriental y Renacimiento.

Trebuchet Park a los pies del Castillo de Belmonte
Trebuchet Park a los pies del Castillo de Belmonte

Experiencias

El castillo acoge cada año el Combate Medieval “Desafío de Belmonte”, con más de 100 luchadores que recrean técnicas de combate medievales.

También acoge las Jornadas de Recreación Histórica y las Jornadas del Terror.

Horario

El horario del Castillo de Belmonte es:

  • Del 8 de enero al 28 de febrero: de martes a viernes de 11:00 a 14:00 y los fines de semana de 10:00 a 14:00 y de 15:30 a 18:30 horas.
  • En marzo y abril: de martes a domingo de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00 horas.
  • De mayo al 14 de septiembre: de martes a domingo de 10:00 a 14:00 y de 16:30 a 20:30 horas, en agosto también los lunes.
  • Del 15 septiembre al 7 de enero: de martes a domingo de 10:00 a 14:00 y de 15:30 a 18:30 horas.

Precio de la entrada

La entrada general cuesta 9€ y la reducida 5€, hay que añadir 3€ para acceder a Trebuchet Park.

En agosto y festivos nacionales se añade un recargo de 1€.

Colegiata de San Bartolomé

Es el edificio religioso más importante de Belmonte, declarado Bien de Interés Cultural.

Fue construida en el siglo XV, sobre los restos de un santuario visigótico del siglo V.

La obra fue promovida por don Juan Pacheco, quien también solicitó al papa Pío II su declaración como colegiata.

Su estilo es mayoritariamente gótico, destacando la Puerta del Sol y la Puerta de los Perdones.

Colegiata de San Bartolomé, principal edificio religioso de Belmonte
Colegiata de San Bartolomé, principal edificio religioso de Belmonte

En el interior llama la atención la sillería del coro, tallada en madera de nogal por Hannequin de Bruselas y su hermano Egas.

Se trata del primer coro historiado de España, destinado originalmente a la Catedral de Cuenca.

Finalmente cabe destacar el órgano del siglo XVIII, la pila bautismal del siglo XV o el lienzo de la Virgen con Jesús descendido de la cruz.

El horario de la Colegiata de San Bartolomé es:

  • De abril a octubre: de 11:00 a 14:00 y de 16:30 a 19:30 horas.
  • De noviembre a marzo: de 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 18:30 horas.

Palacio del Infante Don Juan Manuel

Ubicado junto a la Colegiata de San Bartolomé, fue el primer alcázar de Belmonte.

Fue construido en la primera mitad del siglo XIV por el Infante Don Juan Manuel.

Aquí nació en 1419 Don Juan Pacheco, primer marqués de Villena.

Palacio del Infante Don Juan Manuel en Belmonte
Palacio del Infante Don Juan Manuel en Belmonte

Su hijo, Don Diego López Pacheco, donó el edificio en 1499 a las religiosas de Santa Catalina de Sena.

Abandonado en 1960, su estado fue empeorando hasta estar prácticamente en ruinas.

Después de un proceso de reconstrucción, abrió sus puertas en el 2014 como la primera venta de la Ruta de El Quijote.

Otros edificios religiosos

Además de la Colegiata de San Bartolomé, dentro de la arquitectura religiosa también cabe destacar:

  • Convento de los Jesuitas: construido en el siglo XVII por doña Francisca de León.
  • Convento de los Trinitarios: edificio del siglo XV con reformas en el XVII.
  • Ermita de la Virgen de Gracia: edificio del siglo XVII que guarda la imagen de la patrona de Belmonte.
Convento de los Trinitarios
Convento de los Trinitarios

Otros edificios civiles

Además de las dos fortalezas de Belmonte, hay otros edificios civiles que también merecen una visita:

  • Casa Bellomonte: en su interior se ha recreado una casa castellana tradicional del siglo XV.
  • Palacio de Buenavista: edificio del siglo XVI convertido en hospedería.
  • Casa de los Baíllo: casa típicamente castellana de finales del siglo XVII.
  • Casa de los Hinestrosa: aquí se dice que nació fray Luis de León.
  • Corral de Comedias: construido en el siglo XVII.
  • Pósito: antiguo almacén de grano ubicado junto a la Puerta del Almudí.
Pósito junto a la Puerta de Almudí
Pósito junto a la Puerta de Almudí

Muralla de Belmonte

Construida en el siglo XV, en su interior queda delimitado el casco histórico.

Hoy en día sólo se conservan dos tramos en perfecto estado, ambos a los pies del Castillo de Belmonte.

Torre albarrana de la Muralla de Belmonte
Torre albarrana de la Muralla de Belmonte

En el tramo sur se puede ver una torre albarrana, la única que ha llegado a nuestros días.

Originalmente la muralla contaba con cinco puertas de acceso, de las que hoy en día todavía se utilizan tres.

  • Puerta de Chinchilla: permitía el acceso desde la vía que conecta con Chinchilla de Montearagón.
  • Puerta del Almudí: también llamada Puerta del Rollo o del Cristo de los Ausentes.
  • Arco de la Estrella: debido a su orientación, también recibe el nombre de Puerta de Monreal o de Toledo.
Puerta de Chinchilla, la más antigua de Belmonte
Puerta de Chinchilla, la más antigua de Belmonte

También se conservan algunos restos de la Puerta de San Juan, la que sí ha desaparecido es la Puerta Nueva.

Molino “El Puntal”

En los cerros que rodean Belmonte se pueden ver varios molinos de La Mancha, todos reconstruidos.

El más famoso de ellos es el Molino “El Puntal”, el único que conserva la maquinaria original.

En su interior todavía se realizan ocasionalmente moliendas de grano, además cuenta con una interesante exposición de tejas.

Molino "El Puntal", el mejor conservado de Belmonte
Molino «El Puntal», el mejor conservado de Belmonte

Se dice que desde aquí se puede disfrutar de los mejores atardeceres de Belmonte.

El horario de visita es:

  • De abril a septiembre: de 11:00 a 14:00 y de 16:30 a 19:30 horas.
  • De octubre a marzo: de 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 18:30 horas.

Historia de Belmonte

Los primeros pobladores confirmados fueron los visigodos, según los restos hallados ocuparon la zona alrededor del siglo V.

El nombre de la localidad aparece por primera vez en una bula papal firmada por Inocencio III, por aquel entonces era Bellomonte.

En el siglo XIV quedó integrada en el Señorío de Villena, época en la que se construyó el Palacio de Don Juan Manuel.

Pedro I de Castilla le concede el título de villa de realengo en 1361.

Seis años más tarde Enrique II le concede la independencia de Alarcón, pasando a regirse por el fuero de Castillo de Garcimuñoz.

Arco de la Estrella, una de las puertas de la muralla de Belmonte
Arco de la Estrella, una de las puertas de la muralla de Belmonte

En 1398 fue cedida por Enrique III a Don Juan Fernández Pacheco.

Pero fue su nieto, Don Juan Pacheco, quien marcó para siempre la historia de Belmonte.

Convertido en primer marqués de Villena, ordenó la construcción del castillo y la Colegiata de San Bartolomé.

Además fue cuna de Pedro Girón, San Juan del Castillo y Fray Luis de León.

El período de mayor esplendor llegó en el siglo XVI, cuando se construyeron la mayoría de casonas nobles.

Así como numerosos conventos, el Hospital de San Andrés y el Corral de Comedias.

Arquitectura popular de Belmonte
Arquitectura popular de Belmonte

A principios del siglo XIX, durante la Guerra de Independencia, el castillo fue usado como cárcel y la ermita como caballeriza.

La Revolución Industrial del siglo XX sólo trajo a Belmonte despoblación y estancamiento económico.

No fue hasta el siglo XXI cuando mejoró esa situación, convirtiéndose en un importante foco de turismo de la provincia de Cuenca.

En 1968 Belmonte fue declarado Conjunto Histórico Artístico, y en 2016 el pueblo más bonito de Castilla La Mancha.

Fiestas de Belmonte

Las celebraciones populares comienzan en enero con el Día de San Antón.

Ya en febrero se celebra el Día de San Blas, el Jueves Lardero y los Carnavales.

Tras la Semana Santa llegan las fiestas de primavera, como Los Mayos, Las Cruces o el Santísimo Cristo de los Peligros.

Vistas del Castillo de Belmonte desde la Colegiata de San Bartolomé
Vistas del Castillo de Belmonte desde la Colegiata de San Bartolomé

Pero es en verano cuando se celebran las fiestas grandes de Belmonte.

El segundo domingo de julio es San Cristóbal, por su parte el 24 de agosto es San Bartolomé, santo patrón.

El segundo domingo de septiembre es el Ofrecimiento a la Virgen de Gracia, el miércoles anterior está dedicado a la Virgen de la Estrella.

Gastronomía de Belmonte

La cocina tradicional tiene su base en la gastronomía manchega, con platos contundentes elaborados con las mejores materias primas.

Para abrir boca no hay nada mejor que el ajoarriero, morteruelo, zarajos, sopa castellana, pisto o una tabla de quesos manchegos.

Como plato principal reinan los asados castellanos, pero también las elaboraciones con carne de caza.

Viñedos de La Mancha
Viñedos de La Mancha

Para acompañar esta excelente gastronomía nada mejor que un vino con Denominación de Origen de La Mancha.

Aunque entre las bebidas también cabe destacar el resoli, un licor digestivo elaborado con café.

No te quedes sin plaza y reserva tu restaurante en Belmonte con El Tenedor, puedes obtener hasta un 50% de descuento en carta.

Cómo llegar a Belmonte

El único medio de transporte público para llegar a Belmonte es el autobús.

Desde la Estación Sur de Madrid parte la línea 004 gestionada por Samar, tiene parada también en Aranjuez, Ocaña o Mota del Cuervo.

Desde Cuenca el servicio es prestado por la compañía Monbus.

La otra opción es el transporte particular, por la localidad pasa la carretera N-420.

Si necesitas alquilar un coche, con Rentalcars encontrarás los mejores precios entre cientos de webs de reservas.

¿Te ha gustado esta guía? Compártela para seguir creciendo!!

Síguenos en

Aún no tienes hotel

Booking.com

Tu vuelo al mejor precio!

Reserva tu coche de alquiler!