Historia de Cuenca

Breve resumen para conocer la historia de Cuenca

Orígenes

Si bien existen restos de civilizaciones que habitaron la provincia de Cuenca durante el Paleolítico, tras la llegada de los romanos a la península ibérica la zona quedó deshabitada durante siglos.

Castillo de Cuenca, a su alrededor se fundó la ciudad
Castillo de Cuenca, a su alrededor se fundó la ciudad

No fue hasta la invasión musulmana en el año 784, cuando se tiene constancia por primera vez de su nombre.

Los árabes construyeron aquí una alcazaba que llamaron Kunka, de donde ha derivado la denominación actual de Cuenca.

Conquista cristiana

Desde entonces fueron constantes los enfrentamientos entres musulmanes y cristianos para hacerse con el control estratégico de este emplazamiento.

El 21 de septiembre de 1177 el rey Alfonso VIII conquistó definitivamente la ciudad para los cristianos, después de un duro asedio que duró 9 meses.

Con el establecimiento del Fuero de Cuenca se favoreció el rápido crecimiento poblacional, habitada por aquel entonces por las tres grandes culturas medievales: musulmana, judía y cristiana.

Estatua ecuestre del rey Alfonso VIII, conquistador de Cuenca
Estatua ecuestre del rey Alfonso VIII, conquistador de Cuenca

Fue un período de gran esplendor en el que se construyeron algunos de los edificios más emblemáticos que podemos ver hoy en día, como la Catedral de Santa María y San Julián.

En el año 1257 el rey Alfonso X le concedió a Cuenca el título de ciudad.

Edad Moderna

En el siglo XVI se vive un gran auge económico, gracias sobre todo al comercio textil de paños y alfombras, su población durante ese período se ve incrementada notablemente.

Esta circunstancia duró hasta el siglo XVIII, cuando entró en una grave crisis económica debido a la Guerra de Sucesión y más adelante por la Guerra de Independencia.

Graves epidemias y sequías agravaron aún más la situación.

Archivo Histórico Provincial de Cuenca, ubicado en la antigua sede del Tribunal de la Inquisición
Archivo Histórico Provincial de Cuenca, ubicado en la antigua sede del Tribunal de la Inquisición

Guerras Carlistas y Guerra Civil

Con el inicio de la Primera Guerra Carlista en 1833, la ciudad se convirtió en capital de la recién creada provincia de Cuenca.

La tercera de las Guerras Carlistas y más tarde la Guerra Civil causaron nuevamente estragos en la ciudad, siendo saqueada e incendiada en varias ocasiones.

Precisamente de la Guerra Civil se conservan una serie de túneles utilizados como refugios antiaéreos, hoy incluidos dentro del proyecto Cuenca Subterránea.

Actualidad

En la segunda mitad del siglo XX se comenzó a potenciar el crecimiento turístico de Cuenca.

Gracias a las Casas Colgadas y la Catedral de Santa María y San Julián, la ciudad fue declarada Paisaje Pintoresco en 1963 y Patrimonio de la Humanidad en 1996.

Declaraciones que se llevaron a cabo en conjunto con el maravilloso entorno natural de las hoces de los ríos Júcar y Huécar, entre las que se alza el casco histórico.

Casas Colgadas de Cuenca sobre la hoz del río Huécar
Casas Colgadas de Cuenca sobre la hoz del río Huécar

Para conocer más sobre la historia de Cuenca puedes apuntarte a una visita guiada, también tienes la opción de descubrir el legado romano con una excursión a Segóbriga y las minas de Lapis Specularis.

¿Te ha gustado esta guía? Compártela para seguir creciendo!!

Síguenos en

Aún no tienes hotel

Booking.com

Tu vuelo al mejor precio!

Reserva tu coche de alquiler!